Contacto: Audi A4 2.0 130 CV

El A4 llega para ser la berlina de una nueva clase dirigente, la de la era Internet. Es un coche de concepción clásica pero muy bien adaptado a los nuevos tiempos, sobre todo en el diseño y las motorizaciones. En realidad, como se encargan de recordar los responsables de la marca, es la revisión completa de un coche, no un simple restyling.
-
Contacto: Audi A4 2.0 130 CV
Contacto: Audi A4 2.0 130 CV

Audi ha retocado bastante la gama de motores que ofrece para este modelo. En general, es una familia de máquinas bastante bien equilibrada: no hay mucha distancia entre unas y otras. Aunque en un futuro próximo habrá nuevas configuraciones, de momento son cinco.

Dentro de los propulsores de gasolina, la escala empieza con el 1.8 Turbo de cuatro cilindros y 20 válvulas. Este motor rinde 150 CV y ya era conocido en el mercado.

Después van los dos nuevos gasolina: el 2.0 de cinco cilindros en V y el más que brillante 3.0 V6, que es una evolución del antiguo 2.8 V6. En el caso del 2.0, estamos ante un motor de 130 CV a 5.700 rpm, con cuatro cilindros y cinco válvulas por cada uno de ellos. Acelera de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos partiendo de parado. Su velocidad punta se sitúa en 212 km/h y el consumo ponderado está sobre los 7,9 litros.

La estrella del grupo es, lógicamente, el poderoso tres litros de motor en V de 6 cilindros y 30 válvulas. Sus 220 CV permiten llegar a los 245 km/h de velocidad punta con un consumo medio de 9,5 litros cada 100 kilómetros. Es un propulsor muy sofisticado, con bloque elaborado en aluminio y nuevos pistones más ligeros. Ninguno de los tres sorprende por su "patada", sin embargo, permiten estirar mucho las marchas y proporcionan un margen de utilización bastante alto. Se recuperan con una soltura excelente y, en zonas reviradas, se desenvuelven sin problemas, permitiendo incluso más de una alegría a los conductores audaces.

El espectro Diesel queda cubierto con dos motorizaciones, el ya conocido 2.5 TDI V6, que se montaba en los A8 y A6, y el novedoso 1.9 TDI inyector-bomba que Volkswagen monta en el nuevo Passat.

Este 1.9 es una máquina que ofrece 130 caballos y permite alcanzar los 207 km/h con una aceleración de 0 a 100 de 9,9 segundos. Su comportamiento es excelente. Recupera con una velocidad sorprendente y en las marchas centrales, tercera y cuarta, se estira de forma inacabable empezando a empujar desde muy abajo del cuentarevoluciones.

El 2.5 V6 rinde 180 CV y llega a los 225 km/h. Lleva un cambio manual de seis velocidades y llega a los 100 km/h en 8,6 segundos tras arrancar de parado. Con estas prestaciones, llama la atención un consumo discreto: 7,8 litros de media. Es una máquina que empuja con un aplomo impresionante, entregando la potencia de forma muy progresiva.

Los responsables de Audi esperan que pronto estén disponibles los motores de inyección directa de gasolina, además de nuevas versiones del TDI de 1.9.

Los modelos de tracción delantera, permiten la opción de montar el cambio Multitronic. Esta posibilidad no se admite en el 2.5 TDI V6, pues monta de serie la conocida tracción total Quattro. Este sistema, las cuatro ruedas motrices, se ofrece para todos los A4, excepto el 2.0 de gasolina y el 1.9 TDI.

Audi ha retocado bastante la gama de motores que ofrece para este modelo. En general, es una familia de máquinas bastante bien equilibrada: no hay mucha distancia entre unas y otras. Aunque en un futuro próximo habrá nuevas configuraciones, de momento son cinco.

Dentro de los propulsores de gasolina, la escala empieza con el 1.8 Turbo de cuatro cilindros y 20 válvulas. Este motor rinde 150 CV y ya era conocido en el mercado.

Después van los dos nuevos gasolina: el 2.0 de cinco cilindros en V y el más que brillante 3.0 V6, que es una evolución del antiguo 2.8 V6. En el caso del 2.0, estamos ante un motor de 130 CV a 5.700 rpm, con cuatro cilindros y cinco válvulas por cada uno de ellos. Acelera de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos partiendo de parado. Su velocidad punta se sitúa en 212 km/h y el consumo ponderado está sobre los 7,9 litros.

La estrella del grupo es, lógicamente, el poderoso tres litros de motor en V de 6 cilindros y 30 válvulas. Sus 220 CV permiten llegar a los 245 km/h de velocidad punta con un consumo medio de 9,5 litros cada 100 kilómetros. Es un propulsor muy sofisticado, con bloque elaborado en aluminio y nuevos pistones más ligeros. Ninguno de los tres sorprende por su "patada", sin embargo, permiten estirar mucho las marchas y proporcionan un margen de utilización bastante alto. Se recuperan con una soltura excelente y, en zonas reviradas, se desenvuelven sin problemas, permitiendo incluso más de una alegría a los conductores audaces.

El espectro Diesel queda cubierto con dos motorizaciones, el ya conocido 2.5 TDI V6, que se montaba en los A8 y A6, y el novedoso 1.9 TDI inyector-bomba que Volkswagen monta en el nuevo Passat.

Este 1.9 es una máquina que ofrece 130 caballos y permite alcanzar los 207 km/h con una aceleración de 0 a 100 de 9,9 segundos. Su comportamiento es excelente. Recupera con una velocidad sorprendente y en las marchas centrales, tercera y cuarta, se estira de forma inacabable empezando a empujar desde muy abajo del cuentarevoluciones.

El 2.5 V6 rinde 180 CV y llega a los 225 km/h. Lleva un cambio manual de seis velocidades y llega a los 100 km/h en 8,6 segundos tras arrancar de parado. Con estas prestaciones, llama la atención un consumo discreto: 7,8 litros de media. Es una máquina que empuja con un aplomo impresionante, entregando la potencia de forma muy progresiva.

Los responsables de Audi esperan que pronto estén disponibles los motores de inyección directa de gasolina, además de nuevas versiones del TDI de 1.9.

Los modelos de tracción delantera, permiten la opción de montar el cambio Multitronic. Esta posibilidad no se admite en el 2.5 TDI V6, pues monta de serie la conocida tracción total Quattro. Este sistema, las cuatro ruedas motrices, se ofrece para todos los A4, excepto el 2.0 de gasolina y el 1.9 TDI.

Audi ha retocado bastante la gama de motores que ofrece para este modelo. En general, es una familia de máquinas bastante bien equilibrada: no hay mucha distancia entre unas y otras. Aunque en un futuro próximo habrá nuevas configuraciones, de momento son cinco.

Dentro de los propulsores de gasolina, la escala empieza con el 1.8 Turbo de cuatro cilindros y 20 válvulas. Este motor rinde 150 CV y ya era conocido en el mercado.

Después van los dos nuevos gasolina: el 2.0 de cinco cilindros en V y el más que brillante 3.0 V6, que es una evolución del antiguo 2.8 V6. En el caso del 2.0, estamos ante un motor de 130 CV a 5.700 rpm, con cuatro cilindros y cinco válvulas por cada uno de ellos. Acelera de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos partiendo de parado. Su velocidad punta se sitúa en 212 km/h y el consumo ponderado está sobre los 7,9 litros.

La estrella del grupo es, lógicamente, el poderoso tres litros de motor en V de 6 cilindros y 30 válvulas. Sus 220 CV permiten llegar a los 245 km/h de velocidad punta con un consumo medio de 9,5 litros cada 100 kilómetros. Es un propulsor muy sofisticado, con bloque elaborado en aluminio y nuevos pistones más ligeros. Ninguno de los tres sorprende por su "patada", sin embargo, permiten estirar mucho las marchas y proporcionan un margen de utilización bastante alto. Se recuperan con una soltura excelente y, en zonas reviradas, se desenvuelven sin problemas, permitiendo incluso más de una alegría a los conductores audaces.

El espectro Diesel queda cubierto con dos motorizaciones, el ya conocido 2.5 TDI V6, que se montaba en los A8 y A6, y el novedoso 1.9 TDI inyector-bomba que Volkswagen monta en el nuevo Passat.

Este 1.9 es una máquina que ofrece 130 caballos y permite alcanzar los 207 km/h con una aceleración de 0 a 100 de 9,9 segundos. Su comportamiento es excelente. Recupera con una velocidad sorprendente y en las marchas centrales, tercera y cuarta, se estira de forma inacabable empezando a empujar desde muy abajo del cuentarevoluciones.

El 2.5 V6 rinde 180 CV y llega a los 225 km/h. Lleva un cambio manual de seis velocidades y llega a los 100 km/h en 8,6 segundos tras arrancar de parado. Con estas prestaciones, llama la atención un consumo discreto: 7,8 litros de media. Es una máquina que empuja con un aplomo impresionante, entregando la potencia de forma muy progresiva.

Los responsables de Audi esperan que pronto estén disponibles los motores de inyección directa de gasolina, además de nuevas versiones del TDI de 1.9.

Los modelos de tracción delantera, permiten la opción de montar el cambio Multitronic. Esta posibilidad no se admite en el 2.5 TDI V6, pues monta de serie la conocida tracción total Quattro. Este sistema, las cuatro ruedas motrices, se ofrece para todos los A4, excepto el 2.0 de gasolina y el 1.9 TDI.

Audi ha retocado bastante la gama de motores que ofrece para este modelo. En general, es una familia de máquinas bastante bien equilibrada: no hay mucha distancia entre unas y otras. Aunque en un futuro próximo habrá nuevas configuraciones, de momento son cinco.

Dentro de los propulsores de gasolina, la escala empieza con el 1.8 Turbo de cuatro cilindros y 20 válvulas. Este motor rinde 150 CV y ya era conocido en el mercado.

Después van los dos nuevos gasolina: el 2.0 de cinco cilindros en V y el más que brillante 3.0 V6, que es una evolución del antiguo 2.8 V6. En el caso del 2.0, estamos ante un motor de 130 CV a 5.700 rpm, con cuatro cilindros y cinco válvulas por cada uno de ellos. Acelera de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos partiendo de parado. Su velocidad punta se sitúa en 212 km/h y el consumo ponderado está sobre los 7,9 litros.

La estrella del grupo es, lógicamente, el poderoso tres litros de motor en V de 6 cilindros y 30 válvulas. Sus 220 CV permiten llegar a los 245 km/h de velocidad punta con un consumo medio de 9,5 litros cada 100 kilómetros. Es un propulsor muy sofisticado, con bloque elaborado en aluminio y nuevos pistones más ligeros. Ninguno de los tres sorprende por su "patada", sin embargo, permiten estirar mucho las marchas y proporcionan un margen de utilización bastante alto. Se recuperan con una soltura excelente y, en zonas reviradas, se desenvuelven sin problemas, permitiendo incluso más de una alegría a los conductores audaces.

El espectro Diesel queda cubierto con dos motorizaciones, el ya conocido 2.5 TDI V6, que se montaba en los A8 y A6, y el novedoso 1.9 TDI inyector-bomba que Volkswagen monta en el nuevo Passat.

Este 1.9 es una máquina que ofrece 130 caballos y permite alcanzar los 207 km/h con una aceleración de 0 a 100 de 9,9 segundos. Su comportamiento es excelente. Recupera con una velocidad sorprendente y en las marchas centrales, tercera y cuarta, se estira de forma inacabable empezando a empujar desde muy abajo del cuentarevoluciones.

El 2.5 V6 rinde 180 CV y llega a los 225 km/h. Lleva un cambio manual de seis velocidades y llega a los 100 km/h en 8,6 segundos tras arrancar de parado. Con estas prestaciones, llama la atención un consumo discreto: 7,8 litros de media. Es una máquina que empuja con un aplomo impresionante, entregando la potencia de forma muy progresiva.

Los responsables de Audi esperan que pronto estén disponibles los motores de inyección directa de gasolina, además de nuevas versiones del TDI de 1.9.

Los modelos de tracción delantera, permiten la opción de montar el cambio Multitronic. Esta posibilidad no se admite en el 2.5 TDI V6, pues monta de serie la conocida tracción total Quattro. Este sistema, las cuatro ruedas motrices, se ofrece para todos los A4, excepto el 2.0 de gasolina y el 1.9 TDI.

Audi ha retocado bastante la gama de motores que ofrece para este modelo. En general, es una familia de máquinas bastante bien equilibrada: no hay mucha distancia entre unas y otras. Aunque en un futuro próximo habrá nuevas configuraciones, de momento son cinco.

Dentro de los propulsores de gasolina, la escala empieza con el 1.8 Turbo de cuatro cilindros y 20 válvulas. Este motor rinde 150 CV y ya era conocido en el mercado.

Después van los dos nuevos gasolina: el 2.0 de cinco cilindros en V y el más que brillante 3.0 V6, que es una evolución del antiguo 2.8 V6. En el caso del 2.0, estamos ante un motor de 130 CV a 5.700 rpm, con cuatro cilindros y cinco válvulas por cada uno de ellos. Acelera de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos partiendo de parado. Su velocidad punta se sitúa en 212 km/h y el consumo ponderado está sobre los 7,9 litros.

La estrella del grupo es, lógicamente, el poderoso tres litros de motor en V de 6 cilindros y 30 válvulas. Sus 220 CV permiten llegar a los 245 km/h de velocidad punta con un consumo medio de 9,5 litros cada 100 kilómetros. Es un propulsor muy sofisticado, con bloque elaborado en aluminio y nuevos pistones más ligeros. Ninguno de los tres sorprende por su "patada", sin embargo, permiten estirar mucho las marchas y proporcionan un margen de utilización bastante alto. Se recuperan con una soltura excelente y, en zonas reviradas, se desenvuelven sin problemas, permitiendo incluso más de una alegría a los conductores audaces.

El espectro Diesel queda cubierto con dos motorizaciones, el ya conocido 2.5 TDI V6, que se montaba en los A8 y A6, y el novedoso 1.9 TDI inyector-bomba que Volkswagen monta en el nuevo Passat.

Este 1.9 es una máquina que ofrece 130 caballos y permite alcanzar los 207 km/h con una aceleración de 0 a 100 de 9,9 segundos. Su comportamiento es excelente. Recupera con una velocidad sorprendente y en las marchas centrales, tercera y cuarta, se estira de forma inacabable empezando a empujar desde muy abajo del cuentarevoluciones.

El 2.5 V6 rinde 180 CV y llega a los 225 km/h. Lleva un cambio manual de seis velocidades y llega a los 100 km/h en 8,6 segundos tras arrancar de parado. Con estas prestaciones, llama la atención un consumo discreto: 7,8 litros de media. Es una máquina que empuja con un aplomo impresionante, entregando la potencia de forma muy progresiva.

Los responsables de Audi esperan que pronto estén disponibles los motores de inyección directa de gasolina, además de nuevas versiones del TDI de 1.9.

Los modelos de tracción delantera, permiten la opción de montar el cambio Multitronic. Esta posibilidad no se admite en el 2.5 TDI V6, pues monta de serie la conocida tracción total Quattro. Este sistema, las cuatro ruedas motrices, se ofrece para todos los A4, excepto el 2.0 de gasolina y el 1.9 TDI.

Audi ha retocado bastante la gama de motores que ofrece para este modelo. En general, es una familia de máquinas bastante bien equilibrada: no hay mucha distancia entre unas y otras. Aunque en un futuro próximo habrá nuevas configuraciones, de momento son cinco.

Dentro de los propulsores de gasolina, la escala empieza con el 1.8 Turbo de cuatro cilindros y 20 válvulas. Este motor rinde 150 CV y ya era conocido en el mercado.

Después van los dos nuevos gasolina: el 2.0 de cinco cilindros en V y el más que brillante 3.0 V6, que es una evolución del antiguo 2.8 V6. En el caso del 2.0, estamos ante un motor de 130 CV a 5.700 rpm, con cuatro cilindros y cinco válvulas por cada uno de ellos. Acelera de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos partiendo de parado. Su velocidad punta se sitúa en 212 km/h y el consumo ponderado está sobre los 7,9 litros.

La estrella del grupo es, lógicamente, el poderoso tres litros de motor en V de 6 cilindros y 30 válvulas. Sus 220 CV permiten llegar a los 245 km/h de velocidad punta con un consumo medio de 9,5 litros cada 100 kilómetros. Es un propulsor muy sofisticado, con bloque elaborado en aluminio y nuevos pistones más ligeros. Ninguno de los tres sorprende por su "patada", sin embargo, permiten estirar mucho las marchas y proporcionan un margen de utilización bastante alto. Se recuperan con una soltura excelente y, en zonas reviradas, se desenvuelven sin problemas, permitiendo incluso más de una alegría a los conductores audaces.

El espectro Diesel queda cubierto con dos motorizaciones, el ya conocido 2.5 TDI V6, que se montaba en los A8 y A6, y el novedoso 1.9 TDI inyector-bomba que Volkswagen monta en el nuevo Passat.

Este 1.9 es una máquina que ofrece 130 caballos y permite alcanzar los 207 km/h con una aceleración de 0 a 100 de 9,9 segundos. Su comportamiento es excelente. Recupera con una velocidad sorprendente y en las marchas centrales, tercera y cuarta, se estira de forma inacabable empezando a empujar desde muy abajo del cuentarevoluciones.

El 2.5 V6 rinde 180 CV y llega a los 225 km/h. Lleva un cambio manual de seis velocidades y llega a los 100 km/h en 8,6 segundos tras arrancar de parado. Con estas prestaciones, llama la atención un consumo discreto: 7,8 litros de media. Es una máquina que empuja con un aplomo impresionante, entregando la potencia de forma muy progresiva.

Los responsables de Audi esperan que pronto estén disponibles los motores de inyección directa de gasolina, además de nuevas versiones del TDI de 1.9.

Los modelos de tracción delantera, permiten la opción de montar el cambio Multitronic. Esta posibilidad no se admite en el 2.5 TDI V6, pues monta de serie la conocida tracción total Quattro. Este sistema, las cuatro ruedas motrices, se ofrece para todos los A4, excepto el 2.0 de gasolina y el 1.9 TDI.

Audi ha retocado bastante la gama de motores que ofrece para este modelo. En general, es una familia de máquinas bastante bien equilibrada: no hay mucha distancia entre unas y otras. Aunque en un futuro próximo habrá nuevas configuraciones, de momento son cinco.

Dentro de los propulsores de gasolina, la escala empieza con el 1.8 Turbo de cuatro cilindros y 20 válvulas. Este motor rinde 150 CV y ya era conocido en el mercado.

Después van los dos nuevos gasolina: el 2.0 de cinco cilindros en V y el más que brillante 3.0 V6, que es una evolución del antiguo 2.8 V6. En el caso del 2.0, estamos ante un motor de 130 CV a 5.700 rpm, con cuatro cilindros y cinco válvulas por cada uno de ellos. Acelera de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos partiendo de parado. Su velocidad punta se sitúa en 212 km/h y el consumo ponderado está sobre los 7,9 litros.

La estrella del grupo es, lógicamente, el poderoso tres litros de motor en V de 6 cilindros y 30 válvulas. Sus 220 CV permiten llegar a los 245 km/h de velocidad punta con un consumo medio de 9,5 litros cada 100 kilómetros. Es un propulsor muy sofisticado, con bloque elaborado en aluminio y nuevos pistones más ligeros. Ninguno de los tres sorprende por su "patada", sin embargo, permiten estirar mucho las marchas y proporcionan un margen de utilización bastante alto. Se recuperan con una soltura excelente y, en zonas reviradas, se desenvuelven sin problemas, permitiendo incluso más de una alegría a los conductores audaces.

El espectro Diesel queda cubierto con dos motorizaciones, el ya conocido 2.5 TDI V6, que se montaba en los A8 y A6, y el novedoso 1.9 TDI inyector-bomba que Volkswagen monta en el nuevo Passat.

Este 1.9 es una máquina que ofrece 130 caballos y permite alcanzar los 207 km/h con una aceleración de 0 a 100 de 9,9 segundos. Su comportamiento es excelente. Recupera con una velocidad sorprendente y en las marchas centrales, tercera y cuarta, se estira de forma inacabable empezando a empujar desde muy abajo del cuentarevoluciones.

El 2.5 V6 rinde 180 CV y llega a los 225 km/h. Lleva un cambio manual de seis velocidades y llega a los 100 km/h en 8,6 segundos tras arrancar de parado. Con estas prestaciones, llama la atención un consumo discreto: 7,8 litros de media. Es una máquina que empuja con un aplomo impresionante, entregando la potencia de forma muy progresiva.

Los responsables de Audi esperan que pronto estén disponibles los motores de inyección directa de gasolina, además de nuevas versiones del TDI de 1.9.

Los modelos de tracción delantera, permiten la opción de montar el cambio Multitronic. Esta posibilidad no se admite en el 2.5 TDI V6, pues monta de serie la conocida tracción total Quattro. Este sistema, las cuatro ruedas motrices, se ofrece para todos los A4, excepto el 2.0 de gasolina y el 1.9 TDI.

Audi ha retocado bastante la gama de motores que ofrece para este modelo. En general, es una familia de máquinas bastante bien equilibrada: no hay mucha distancia entre unas y otras. Aunque en un futuro próximo habrá nuevas configuraciones, de momento son cinco.

Dentro de los propulsores de gasolina, la escala empieza con el 1.8 Turbo de cuatro cilindros y 20 válvulas. Este motor rinde 150 CV y ya era conocido en el mercado.

Después van los dos nuevos gasolina: el 2.0 de cinco cilindros en V y el más que brillante 3.0 V6, que es una evolución del antiguo 2.8 V6. En el caso del 2.0, estamos ante un motor de 130 CV a 5.700 rpm, con cuatro cilindros y cinco válvulas por cada uno de ellos. Acelera de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos partiendo de parado. Su velocidad punta se sitúa en 212 km/h y el consumo ponderado está sobre los 7,9 litros.

La estrella del grupo es, lógicamente, el poderoso tres litros de motor en V de 6 cilindros y 30 válvulas. Sus 220 CV permiten llegar a los 245 km/h de velocidad punta con un consumo medio de 9,5 litros cada 100 kilómetros. Es un propulsor muy sofisticado, con bloque elaborado en aluminio y nuevos pistones más ligeros. Ninguno de los tres sorprende por su "patada", sin embargo, permiten estirar mucho las marchas y proporcionan un margen de utilización bastante alto. Se recuperan con una soltura excelente y, en zonas reviradas, se desenvuelven sin problemas, permitiendo incluso más de una alegría a los conductores audaces.

El espectro Diesel queda cubierto con dos motorizaciones, el ya conocido 2.5 TDI V6, que se montaba en los A8 y A6, y el novedoso 1.9 TDI inyector-bomba que Volkswagen monta en el nuevo Passat.

Este 1.9 es una máquina que ofrece 130 caballos y permite alcanzar los 207 km/h con una aceleración de 0 a 100 de 9,9 segundos. Su comportamiento es excelente. Recupera con una velocidad sorprendente y en las marchas centrales, tercera y cuarta, se estira de forma inacabable empezando a empujar desde muy abajo del cuentarevoluciones.

El 2.5 V6 rinde 180 CV y llega a los 225 km/h. Lleva un cambio manual de seis velocidades y llega a los 100 km/h en 8,6 segundos tras arrancar de parado. Con estas prestaciones, llama la atención un consumo discreto: 7,8 litros de media. Es una máquina que empuja con un aplomo impresionante, entregando la potencia de forma muy progresiva.

Los responsables de Audi esperan que pronto estén disponibles los motores de inyección directa de gasolina, además de nuevas versiones del TDI de 1.9.

Los modelos de tracción delantera, permiten la opción de montar el cambio Multitronic. Esta posibilidad no se admite en el 2.5 TDI V6, pues monta de serie la conocida tracción total Quattro. Este sistema, las cuatro ruedas motrices, se ofrece para todos los A4, excepto el 2.0 de gasolina y el 1.9 TDI.

Galería relacionada

Audi A4 2.0 130 CV

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...