La distracción del conductor, factor determinante en el 30 por ciento de los accidentes de autobuses escolares

El despiste del conductor, el tiempo y el exceso de velocidad son los principales causantes de los siniestros en que se ven implicados autobuses escolares.
-
La distracción del conductor, factor determinante en el 30 por ciento de los accidentes de autobuses escolares
La distracción del conductor, factor determinante en el 30 por ciento de los accidentes de autobuses escolares

Carlos Muñoz Repiso, director general de Tráfico, ha declarado que en torno al 30 por ciento de los accidentes de transporte escolar se producen por la distracción del conductor, aunque, también ha destacado, se trata de profesionales con gran "sentido común y del deber".
De hecho, son los conductores de este tipo de vehículos los que menos infracciones cometen en cuanto a superar los niveles de alcohol permitidos.
Las siguientes causas de los siniestros en los que están implicados estos autobuses son la velocidad inadecuada, circunstancias meteorológicas y la acción de otros vehículos.
Muñoz Repiso ha adelantado que el proyecto del nuevo decreto que regulará el sector contempla la obligación de que en los autobuses que lleven a niños menores de 12 años vaya un adulto, aparte del conductor. Además, se exigirá la instalación de cinturones de seguridad en las filas de asientos sin un respaldo delante. Por último, se está estudiando la antigüedad de estos vehículos, para evitar flotas muy "viejas".

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...