Las industrias auxiliares lusas y españolas, de la mano

El día 17 ha tenido lugar el "Forum Ibérico de la Industria de la Automoción", un encuentro entre representantes del sector de los dos países de la Península Ibérica, con el fin de buscar un camino común de colaboración entre las empresas de España y Portugal.
-
Las industrias auxiliares lusas y españolas, de la mano

Durante la jornada del martes, se ha insistido, sobre todo, en la necesidad de cooperación entre las empresas de la industria auxiliar del automóvil de los dos países como respuesta a la tendencia a la globalización que está viviendo la economía mundial. Al foro han asistido representantes de algunas de las prinicipales compañías del sector de España y de Portugal para poner en común su visión del momento actual y sus perspectivas de futuro. Si en algo han coincidido todos ellos, es, como ha afirmado Manuel López, representante del Ministerio de Ciencia y Tecnología español, en que "la cooperación es una senda que los países industrializados deben seguir".
A este encuentro, organizado por el ICEP (Investimentos, Comercio e Turismo de Portugal) y respaldado por la editorial Tecnipublicaciones, ha asistido el ministro portugués de Economía, Mario Cristina de Sousa, que ha afirmado la importancia de una vinculación entre las empresas del sector de los dos países ibéricos. En su exposición, Mario Cristina de Sousa, ha dejado clara su postura de apoyo al establecimiento de lazos entre ambas industrias. De hecho, el ministro ha concretado la necesidad de compartir riesgos, información y costes para abordar juntos el mercado de América Latina.
El resto de los conferenciantes, todos ellos estrechamente ligados al sector de la industria de componentes del automóvil, ha hecho hincapié en la evolución del mercado. La tendencia a la globalización de las empresas automovilísticas ha obligado a sus proveedores a cambiar su forma de trabajar. Tal y como se ha afirmado en varias de las ponencias, el conocimiento, el I+D y la cualificación del personal marcan el grado de competitividad de las empresas actuales.
Según Catarina Selada, directora de estudios y proyectos de Inteli de Portugal, se puede afirmar que se dan dos tendencias en el sector. Por un lado, están los mercados emergentes, en los que se está produciendo un aumento en la productividad: Europa Central y del Este, África, América del Sur, Asia, Oriente Medio¿; por otro, tenemos las zonas en las que las tendencias son a mantenerse o, incluso, a bajar (Europa Occidental, Japón y Estados Unidos). La otra línea que marca la evolución del mercado es la de las fusiones empresariales, que nos ha dejado, en la actualidad, con sólo 13 grandes fabricantes de automóviles en el panorama, frente a los 32 que había en 1982 o los 51 que producían en 1964. Esta evolución apunta a que, en 2005, habrá sólo media docena de fabricantes. Por supuesto, todo esto afecta, y mucho, a los proveedores de estas compañías, que están reaccionando con una política de fusiones, un mayor impulso al I+D y asumiendo una dimensión más internacional.

<

p> Recursos humanos
Otro valor a tener en cuenta por las empresas de industria auxiliar ibéricas son los recursos humanos. Hasta ahora, el bajo coste laboral de España y Portugal suponía una ventaja que atraía a empresas extranjeras y que abarataba costes. Sin embargo, con la llegada al mercado de los llamados países emergentes, cuyos salarios son más bajos, se hace necesario reforzar otros aspectos, como son la cualificación, la especialización y la flexibilidad, para conseguir inclinar la balanza hacia la Península. En la actualidad, la cualificación es un punto a reforzar en España y Portugal. Si hablamos de porcentajes de licenciados, la Península Ibérica se sitúa al mismo nivel que el resto de Europa. El problema está en los niveles de estudios secundarios. Mientras que en países como la República Checa hay en torno a un 70 por ciento de trabajadores con estudios entre secundarios y universitarios, en España y Portugal nos quedamos entre un 12 y un 15 por ciento. En un nivel de estudios por debajo de secundario, España cuenta con un 70 por ciento de empleados, Portugal, con el 83 por ciento y la República Checa, con el 20 por ciento.

<

p> I+D
Otro aspecto en el que se ha insistido durante la jornada es en que la inversión en investigación y desarrollo es fundamental y puede ser el factor fundamental para poder competir. Según Rafael Serrano, manager de planificación y control del Centro Técnico de Seat, el I+D es garantía de futuro, ya que la innovación constante se ha hecho imprescindible para dar una respuesta óptima a una sociedad cada vez más exigente y a un mercado más competitivo. Serrano ha resumido la evolución de las empresas en pocas palabras: se busca ofrecer al cliente más y mejor por el mismo precio.

<

p> Competencia y comunicación
También se han destacado otros valores propios de la Península Ibérica para conseguir estar a la altura de la competencia de lo que exigen las empresas fabricantes. Así, no se puede olvidar el ingenio y la creatividad que caracterizan a españoles y portugueses y la calidad de vida de que se disfruta en ambos países, según Félix Pérez, presidente de Peguform Ibérica, empresa especializada en la elaboración de plásticos para automóviles.
El desarrollo de los medios de intercomunicación entre las empresas ha sido objeto de varios comentarios realizados por algunos de los conferenciantes, conscientes del ahorro de costes y la reducción de tiempos de entregas que supone la aplicación de una red informática que interrelacione a las empresas del sector. Es el caso de ENX, European Network Exchange, un proyecto piloto que pretende funcionar como una red privada para asegurar la seguridad en la transmisión de datos, siempre utilizando las tecnologías de Internet. Se trata de la respuesta a un programa que ya funciona en Estados Unidos.

<

p> Situación periférica
Un problema común de ambos países, y contra el que tienen que luchar, es su situación periférica, que los aleja de algunos de los centros de decisión, encarece los costes de transporte y aumenta los tiempos de entrega. Esta desventaja podría ser solucionada consiguiendo a traer esos centros de decisión a la Península Ibérica, ofreciendo más por menos o ampliando nuestros mercados hacia zonas como el Norte de África o América Latina. La jornada ha terminado con la intención de que este encuentro no sea el último, sino el primero de una serie de citas entre empresarios lusos y españoles que los lleven a aprovechar las sinergias comunes, promover alianzas y entrar a la dura competición del mercado juntos.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...