El campeonato de Maxiturismos empieza a caminar

Los Maxiturismos, una nueva competición todavía esbozada, ha empezado a dar unos tenues, pero firmes pasos. Esta mañana, en el madrileño circuito del Jarama, se ha presentado el primer prototipo de lo que un día pueden ser los Maxiturismos.
-
El campeonato de Maxiturismos empieza a caminar
El campeonato de Maxiturismos empieza a caminar

Esta idea ha partido de RPM, la compañía que organiza el Open Nissan. Básicamente consiste en poner en marcha una competición monotipo de marcas. Es decir, la organización proporciona un chasis común que luego cada marca motoriza y carroza dentro de unas directrices de igualdad.
Los coches se diseñarán y montarán en los talleres del prestigioso constructor italiano Enzo Coloni, creador también de los monoplazas de la Fórmula Nissan. Según Coloni, estos coches son cinco segundos más rápidos que los del campeonato británico de superturismos en cualquier trazado.
Con estas condiciones, el primer prototipo ha visto la luz en una fría mañana y sobre el asfalto del Jarama. A primera vista, es un coche muy atractivo. Luce una carrocería provisional con los rasgos de un Alfa Romeo. Debajo de ella hay un poderoso motor de 6V y 3.000 centímetros cúbicos capaz de ofrecer 380 CV. Ésas serán las características aproximadas con las que deberán jugar las marcas. La velocidad punta: sobre los 300 kilómetros por hora. En la pista, lo cierto es que se comporta de forma realmente llamativa: rápido, potente y espectacular.
En la presentación tomaron parte los pilotos Antonio García y Luis Villamil, que llevaron a cabo el bautismo del coche en la pista. Después de unas pocas vueltas, ambos coincidieron: el coche es brillante y muy divertido, tanto para los pilotos como para el público .
Es un monoplaza de suelo plano, lo que le acerca mucho a las barquetas y los fórmulas. "Las sensaciones son muy similares a las que siento en mi coche de la Fórmula Nissan", ha declarado Antonio García a Autopista Online.
De momento, Jaime Alguersuari, presidente de RPM, sigue luchando para involucrar a las marcas en su idea. Aparentemente no han obtenido una respuesta muy entusiasta, pero, según sus palabras, "si las marcas quisieran, estaríamos en las pistas para la primavera de 2001".
El precio de cada coche ronda los 33 millones de pesetas y el presupuesto calculado por la organización para un equipo de dos monoplazas se sitúa en los 150 millones por temporada. A esto, las marcas tendrían que sumar lo que considerasen preciso para optimizar sus escuderías.
En el proyecto de RPM se considera la posibilidad de empezar con siete u ocho compañías, lo que se traduce en 14 ó 16 coches. En principio disputarían siete carreras, cuyo mecanismo se parecería al de la Fórmula Nissan: dos mangas, una más larga que otra.
Si el sistema cuaja, el campeonato crecerá, aunque, de momento, las marcas parecen reticentes.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...