La CE deberá pronunciarse sobre la legalidad de las rebajas fiscales sobre los carburantes

La Comisión Europea (CE) ha decidido tomar cartas en el asunto del petróleo y, en su reunión de este miércoles, ha recordado a los países miembros que necesitan de su aprobación para cualquier tipo de rebaja fiscal. Además, ha apostado por una mayor liberalización del mercado para lograr unos precios más bajos.
-
La CE deberá pronunciarse sobre la legalidad de las rebajas fiscales sobre los carburantes

La Comisión ha advertido a los Gobiernos que estén estudiando una rebaja de los impuestos sobre los carburantes, en clara referencia a Francia, que le corresponde a Bruselas pronunciarse sobre la legalidad de la medida.
En un informe de la comisaria de Energía, Loyola de Palacio, se plantean ¿serias objeciones¿ a la rebaja fiscal como fórmula para paliar la creciente subida de los combustibles. De todas maneras, será la Comisión la que ¿habrá de pronunciares sobre las eventuales exoneraciones o reducciones de las accisas (impuestos especiales)¿. No se descarta en el informe una bajada provisional de la carga fiscal para determinadas profesiones en determinados estados miembros, pero como en el caso anterior la Comisión tendrá la última palabra.
En el ámbito de la UE se debe pagar un impuesto mínimo de 245 euros (casi 41.000 pesetas) por cada 1.000 litros de todo tipo de aceites minerales. Aquel estado miembro que quiera derogar este principio, deberá notificar sus intenciones a la Comisión para que ésta estudie si la medida puede provocar distorsiones en la competencia dentro del Mercado Común. Si la Comisión da su visto bueno a la medida, ésta debe elevarse al Consejo de Ministros, que debe aprobarla por unanimidad.
Loyola de Palacio, sin embargo, está más a favor de que los Quince tomen decisiones encaminadas a liberalizar el mercado de los carburantes. La clave, para De Palacio, es introducir más competencia en el sector ¿para empujar a la baja los precios¿.
Para apoyar sus argumentos, ha señalado que mientras en algunos países, como Portugal, se pagan 469 euros (unas 78.000 pesetas) antes de impuestos por cada 1.000 litros de gasolina super sin plomo, en otros, como Alemania, se pagan únicamente 319 (unas 53.000 pesetas). Así, según la comisaria, en España habría margen para el descenso de los precios, ya que se pagan 347 euros (casi 58.000 pesetas) antes de impuestos por cada 1.000 litros de gasolina super.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...