Ferrari llega a Hungría con la moral por las nubes

La exhibición de Barrichello en Alemania ha devuelto la sonrisa a Ferrari y la confusión a McLaren. Michael Schumacher está convencido de que en Hungaroring romperá su mala suerte.
Autopista -
Ferrari llega a Hungría con la moral por las nubes
Ferrari llega a Hungría con la moral por las nubes

El espectáculo de la Fórmula 1 vuelve a rodar, esta vez en el legendario Hungaroring de Hungría. Cada vez queda menos para que acabe el Mundial y la clasificación dista mucho de estar resuelta. Todo lo contrario, el lío en cabeza es considerable y hay cuatro pilotos en un pañuelo de puntos.
Si hace dos semanas parecía que Ferrari estaba gravemente herida, ahora se ha recuperado y su capacidad de competir parece completamente intacta. El artífice de este resurgir es Rubens Barrichello, el humilde piloto brasileño que hace de guardaespaldas para el todopoderoso Schumacher. En Alemania, con el "Kaiser" retirado y los McLaren lanzados a por el podio, Rubinho sacó todo el coraje, la rabia y el talento que lleva dentro para salvar el honor de Ferrari. Su "machada" ha permitido que los italianos conserven la primera posición tanto en la tabla de pilotos como en la de escuderías.
Hungaroring dictará ahora cómo será el siguiente acto de esta colosal representación. Es un circuito lento, el más lento del Mundial, una especie de Montecarlo, aunque sin yates, ni hoteles de lujo. También es el más corto, con sólo 3,973 kilómetros. En total, los coches doblarán 1078 curvas, con más de 2.000 cambios de marcha.
Es un trazado donde hace falta mucho apoyo aerodinámico y es casi imposible adelantar. Estas condiciones hacen favoritos a los Ferrari, que lucharán a muerte por garantizarse la "pole". La estrategia de paradas también será fundamental. Casi todos harán dos y tendrá a su disposición neumáticos blandos y extra blandos, pues se prevé un clima seco.
La fatiga y la concentración son fundamentales, lo mismo que la habilidad al volante, con lo que pilotos de la talla de Schumacher tendrán una gran oportunidad. El alemán se estaba exhibiendo en Mónaco cuando tuvo una avería, con lo que intentará resarcirse de aquello y de su última racha de abandonos. De momento, ya ha dicho que está seguro de que en Hungría se quedará su mala suerte.
Para empezar, el líder de la Fórmula 1 tendrá que hacer frente otra vez a un aluvión de críticas a su peligroso estilo de conducción. Schumacher dice que él "no es rambo". Pero sí lo cree de su compañero Barrichello, a quien ha calificado como "el mejor".
En Mclaren, no saben si tienen al mejor o no, pero están seguros de que tienen al piloto más rápido de todos los tiempos. O, al menos, el coche más veloz. Los 830 CV del Mclaren permitieron que, en las rectas de Alemania, David Coulthard alcanzase los 361 kilómetros por hora, récord absoluto en la historia de la Fórmula 1.
Claro que después de tanto nadar se ahogaron en la orilla, porque Barrichello les robó valientemente la cartera. Con esa espina clavada llega la escudería inglesa a Hungría, donde tratará de jugar la baza de los neumáticos. Sus monoplazas los desgastan muy poco, con lo que pueden apurar más.
Tanto Coulthard como Hakkinen se muestran muy confiados en sus posibilidades, sobre todo el finlandés, que reconoce que le encanta Hungaroring.
Por detrás de las dos escuderías de cabeza aparece casi siempre Williams. Button y Ralf Schumacher son dos de los pilotos que siempre están arriba. El inglés empieza a sonar como sustituto de Verstappen en Arrows, pero aún no hay nada confirmado. En Hungría "estrena" otra vez circuito. Hasta ahora, siempre que ha pisado una pista por primera vez ha sorprendido a todo el mundo.
Benetton también debería estar en los primeros puestos. Lo hicieron muy bien en Alemania y en los entrenamientos de los últimos días en Valencia. Sin embargo, en estas pruebas se lesionó en una pierna Wurz, aunque podrá estar sin problemas en Hungría.
Bar, siempre en la lucha y nunca en cabeza, estrenará componentes en el chasis para optimizar los sistemas de refrigeración. Con ellos esperan volver a los puntos.
Lo mismo desea Pedro Martínez De la Rosa. El sexto puesto de Alemania y el gran fin de semana que completó le avalan como uno de los grandes. Si el coche aguanta como en el último Gran Premio, es muy posible que el Arrows vuelva a brillar. Sin embargo, le falta bastante apoyo aerodinámico para competir a buen nivel en un circuito como éste.
Por último, Gené sigue peleando por progresar con tan pocas armas como le ofrece Minardi. El año pasado en Hungría acabó decimoséptimo y ahora quiere mejorar. El equipo está envuelto en rumores sobre su futuro. Parece que se confirma la compra de la escudería por la cadena de televisión sudamericana PSN, patrocinadora de Mazzacane. De ser así, podrían aspirar a un buen motor. Consecuencia de esta compra es la retirada de la puja de Telefónica.
La última noticia del equipo italiano es la salida del mismo de su director deportivo, César Fiorio, que se une al abandono del director técnico Gustav Brunner, quien se marcha a Jordan. Malos tiempos para Minardi.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...