El fundador de Hyundai pierde el control de su compañía

La disgregación de Hyundai, indispensable para la supervivencia de la compañía, ha vuelto a pasarle factura a su fundador. Chung Ju Yung tuvo que dimitir y ahora debe reducir sus acciones al 3 por ciento, con ello pierde el control de la compañía y sigue los pasos de su gran competidor, el fundador de Daewoo.
Autopista -
El fundador de Hyundai pierde el control de su compañía

Chung Ju Yung, fundador de Hyundai, deberá vender la mayor parte de sus acciones y perderá, por lo tanto, su control sobre la compañía. Esta medida es indispensable para que el Gobierno coreano llegue a aceptar la escisión de Hyundai Motor.
Esta disgregación pone fuera de peligro a Hyundai de cualquier situación financiera anómala creada por otras divisiones del conglomerado industrial. El Gobierno tiene en mente la situación que se produjo en Daewoo, donde los beneficios del fabricante de automóviles se destinaron a sanear el déficit de otras divisiones y los llevó a todos a la quiebra.
Chung Ju Yung tuvo que abandonar la gestión del grupo debido a las presiones del Korea Exchange Bank, principal acreedor del grupo que llegó a poner 55.000 millones de pesetas sobre la mesa condicionados a la salida del fundador. Ahora deberá reducir su presencia accionarial al 3 por ciento y perderá con ello el control de la compañía.
Nada más conocerse la disgregación de Hyundai las acciones de la compañía aumentaron su valor en un 7,2 por ciento, las ganancias acumuladas en lo que llevamos de año ya ascienden al 17 por ciento. Con estas cifras se recupera más de la mitad del valor que la compañía perdió el pasado año, un 31 por ciento
Los buenos datos bursátiles están en correspondencia con el importante aumento de ventas durante el primer semestre del año, 731.848 unidades vendidas durante el primer semestre del año, lo que supone un aumento del 210 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.
El fundador del consorcio pierde las riendas de su imperio a los 84 años y ha seguido la misma trayectoria que su eterno rival, Kim Woo Chong, el fundador de Daewoo. Ambos mantuvieron una dura rivalidad hasta 1997 y tuvieron que dejar sus respectivos imperios debido a las presiones de sus acreedores. La crisis asiática y los planes de choque del Fondo Monetario Internacional dejaron al descubierto una política empresarial basada en créditos blandos concedidos por los bancos a instancias políticas.
Las deudas descubiertas significaban, en la práctica, la quiebra técnica de la compañía y supusieron un duro golpe a las expectativas de crecimiento de la industria coreana.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...