Hockenheim, velocidad en estado puro

Decir Hockenheim en la Fórmula 1 es hablar de velocidad. Concebido originalmente como pista de pruebas para las flechas plateadas de Mercedes, es todavía hoy el circuito más rápido de la competición y el segundo más largo. El domingo tendrá un papel decisivo en la suerte de este Mundial.
-
Hockenheim, velocidad en estado puro
Hockenheim, velocidad en estado puro

En las rectas de Hockenheim sale el lado más genuino de la categoría reina del automovilismo: la velocidad. El pie va a fondo y el que más corre llega antes. No hay más. Las mecánicas sufren un desgaste brutal pues van casi siempre al máximo y es frecuente llegar a los 350 km/h. Los frenos tienen que superar frenadas colosales y la aerodinámica se pule a niveles límite. A tanta velocidad los coches podrían despegar y es necesario mucho apoyo aerodinámico, pero también mucha tracción mecánica para salir bien de las curvas y apoyarse mejor.
Es un circuito viejo y que posiblemente salga del Mundial pronto, pero aún deparará emociones. Al menos entre los cuatro o cinco coches que logren resistir el ritmo de cabeza. Los demás, pelearán por no perder muchas vueltas. La pista no invita a la conducción elegante, pues se pisan mucho los pianos de las curvas. Exige mucha concentración para ir tan rápido en las rectas y nervios de acero en la zona del Estadio, una sucesión de formidables curvas que se encuentran en un extremo del circuito.
Esta vez no influirán en exceso los repostajes, pues casi todas las escuderías apostarán por una estrategia de una sola parada. Lo que sí será determinante será la elección de los neumáticos. Si está seco, supuesto más probable, las marcas tendrán que elegir muy bien. Algunas, como Jaguar, apostarán por los duros. Otras buscarán compuestos más blandos. Bridgestone aún no ha dicho qué recomienda, pero seguro que ofrecerá sobre todo medios y blandos. Pero si llueve, Hockenheim será una trampa. A tanta velocidad y con tan poco visibilidad como tiene ese trazado entre árboles, los pilotos pasarán más de un apuro.

Schumacher quiere venganza
A priori, y después de su mala racha, el favorito es Michael Schumacher. No puede permitirse más fallos, pues podrían costarle el liderato del Mundial. El alemán corre ante su público y no se le da nada mal este Gran Premio. Su equipo, Ferrari, ha estado trabajando muy duro estos días en Mugello y Fiorano. Allí probaron mejoras en el motor y, sobre todo, en la aerodinámica de sus monoplazas.
La escuadra italiana quiere recuperar su gran forma de la primera parte de la temporada, pero McLaren se lo va a poner difícil. El Mercedes es el coche más fiable y está en racha. Tras avasallar en Austria quieren ganar otra vez en el circuito cuna de Mercedes. Además, llegan espoleados por la sanción que les impuso la FIA por un error técnico en Austria. Merced a esta sanción, McLaren ha perdido la primera posición en el campeonato de marcas y buscará resarcirse.
El coche plateado cuenta con una gran aerodinámica, con lo que dará mucha guerra a los Ferrari. Además, Coulthard tiene el récord de la pista, lo que demuestra que la conoce bien. Si gana, será el nuevo líder del Mundial.
Por detrás de los cuatro coches punteros habrá que prestar atención a los Williams. En los noventa han sido los mejores en Hockenheim, con victorias en 1991, 1992, 1993 y 1996. Además, Ralf Schumacher se aprovechará de correr en su país para repetir el cuarto puesto que logró el año pasado.
Otro equipo que ha cambiado su aerodinámica es BAR. Con un nuevo sistema tratará de estar más adelante de lo que acostumbra este año. Además, se han calmado sus nervios después de renovar por tres años el contrato de Villeneuve.
Más debe mejorar Jordan, que se ha hundido hasta el sexto puesto de la tabla de constructores. Para Hockenheim, los coches amarillos estrenarán un nuevo chasis, el EJ10B. No lo usaron en Austria porque no estaba a punto, pero ahora parece que sí. Esta mejora debería darle un resultado más adecuado a su potencial. En teoría, es uno de los mejores equipos de la categoría.
Claro que sobre el papel también estaría entre los primeros Arrows, pero su escasa fiabilidad se lo impide. De la Rosa es decimocuarto en el Mundial y debería estar mucho más arriba, pero 15 abandonos en 10 carreras hacen de esta escudería la menos fiable de la Fórmula 1.
De la Rosa se muestra confiado de cara a la carrera del domingo. "Es un circuito rápido y creo que el coche se adaptará bien, porque corre mucho y tiene buenos frenos", dice el español.
Su compatriota Marc Gené no es tan optimista. En este trazado, y sobre seco, el Minardi es muy inferior a los demás. Es fiable, pero muy lento, con lo que será ampliamente doblado. Si lloviera tendría una esperanza, pero aun así muy remota.
En el resto de equipos no hay grandes novedades. Si acaso la más destacada el anuncio de Johnny Herbert. El simpático piloto de Jaguar deja la Fórmula 1 y se marcha al CART.
Por otra parte, en los mentideros de boxes se comenta estos días que Bernie Ecclestone y la compañía de televisión EM.TV, propietarios de la competición, darán entrada a una tercera parte en el negocio. Lo harán para esquivar la persecución de la Unión Europea, que les acusa de monopolizar las imágenes de la Fórmula 1.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...