Tras el vertido de Petrobrás, las lluvias podrían empeorar el estado del Iguazú

Tras el desastre del río Iguazú, organizaciones ecologistas, el Estado brasileño, y la propia compañía causante del vertido de petróleo trabajan para evitar que no se tengan que lamentar consecuencias mayores.
-
Tras el vertido de Petrobrás, las lluvias podrían empeorar el estado del Iguazú
Tras el vertido de Petrobrás, las lluvias podrían empeorar el estado del Iguazú

En sólo seis meses, la empresa estatal de hidrocarburos de Brasil, Petrobrás, ha derramado más de cinco millones de litros de petróleo en medios naturales. La última tragedia ecológica se produjo el pasado domingo 16 de julio, cuando la avería del dispositivo que detecta un aumento de presión del oleoducto, produjo un vertido de cuatro millones de litros de crudo en el río Barigüi, que viene a desembocar en otro río, el Iguazú. La corriente negra amenaza con alcanzar las cataratas del mismo nombre, a 600 kilómetros del lugar del suceso, en la frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay.
Petrobrás es la mayor compañía petrolera del hemisferio sur y, a pesar de que en 1999 facturó 4,2 billones de pesetas, no parece tomar en cuenta algo tan vital como la preservación del medio ambiente. Tampoco parece importarle mucho la multa de 5.000 millones de pesetas que el Estado impondrá a la petrolera por este último suceso. Petrobrás tendrá además que enfrentarse a toda una avalancha de procesos judiciales anunciados por el Gobierno de Paraná, los alcaldes de las ciudades ribereñas del Iguazú y numerosas ONGs.
Mientras, más de 2.000 personas trabajan a destajo para frenar la corriente negra que se encuentra detenida desde el jueves a 43 kilómetros del lugar del accidente. Según Petrobrás, ya se han recogido más de 1.200.000 litros, menos de un tercio del vertido total. Un grupo de organizaciones ecologistas entregó el pasado viernes a Petrobrás y organismos oficiales un informe tras la visita realizada al lugar. Según éste, recuperar la zona podría tardar hasta diez años.
La llegada ayer de las lluvias empeoraron la situación en el Iguazú. Parte del millón y medio de litros de petróleo que permanece retenido a la salida de la refinería fue arrastrado por las aguas. La lluvia está dificultando asimismo los trabajos de limpieza y contención, pues los accesos al río se convierten en un lodazal.
En los últimos años, Petrobrás ha reducido su plantilla en un 50 por ciento, bajo la excusa de un exhaustivo plan de modernización que no han dado resultados, a juzgar por la alta siniestralidad ambiental y humana, con 60 trabajadores muertos en los últimos años.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...