Delacour se retira, pero Gronholm toma el relevo

La segunda etapa del Rally de Nueva Zelanda tuvo dos partes bien diferenciadas. Una primera en la que mandó con autoridad Richard Burns y la segunda, en la que se produjo el ascenso imparable de Marcus Gronholm. En medio, y como punto de inflexión, la retirada del líder Fracois Delecour
-
Delacour se retira, pero Gronholm toma el relevo
Delacour se retira, pero Gronholm toma el relevo

La etapa se inició bajo la amenaza de la lluvia, que empezó a caer tímidamente durante el primer tramo. Eso, y salir desde atrás, favoreció al Subaru de Richard Burns, que se hizo con la victoria en las cuatro especiales que abrían el día. En dura pugna con él, Gronholm lograba ascender hasta la segunda plaza de la general, lugar que abandonaría tras la retirada de su compañero de equipo Delacour en el segundo tramo. Un problema con la caja de cambios dejó fuera al líder y truncó sus esperanzas en un rally que se le estaba dando muy bien.
Así pues, la batalla quedó establecida entre Burns y Gronholm, con Colin McRae, Solberg y Carlos Sainz al acecho. El español logró situarse segundo de la general en el tercer tramo del día, aprovechando el mucho tiempo que cedía su compañero Solberg.
En los tramos que iban del quinto al sexto, McRae, con neumáticos estrechos de mojado, se recuperó bastante y se metió en la puja entre Gronholm y Burns. El escocés de Ford se hizo con dos especiales, mientras que Gronholm ganaba otra. Después, el finlandés ya no perdonó y ganó sin obstáculos los dos tramos que cerraban la etapa. Se aprovechó de que las últimas especiales eran repetidas y ya estaban limpias, con lo que no se vio perjudicado por la suciedad de las pistas que se encuentran los que salen primeros, como es su caso.
Al final, el de Peugeot ha sabido defender los intereses de su escudería y se ha defendido como un campeón. Es líder con casi 23 segundos sobre McRae y más de 37 sobre Burns. Sainz se mantiene cuarto a un minuto y diez segundos, demasiado lejos ya de lo más alto del podio. El español debería haber estado más adelante, pero al final del día el Focus dio ciertos problemas de estabilidad que le hicieron perder 40 segundos.
La última y definitiva etapa se disputará mañana sobre las rápidas pistas de Nueva Zelanda. Seguro que Burns lanza de nuevo un ataque despiadado. Le beneficia salir el tercero, porque así los dos primeros limpian el camino de piedras. Habrá que ver cómo se defiende Gronholm, que trabajará solo. No es la primera vez que lo hace este año y en las otras no le salió mal. Su ventaja no es muy grande y se encontrará pistas muy sucias.
La nota negativa del día la puso Didier Auriol, que se salió en el penúltimo tramo y se vio obligado a dejar la carrera. Según el francés, era una zona muy rápida en la que marchaba en sexta a fondo cuando se salió y acabó entre los árboles. Con su abandono, Seat se queda sin pilotos en este rally y suma un fracaso más. Desde la firma española se han puesto ya los ojos en el Rally de Finlandia, donde estrenarán una nueva evolución del Córdoba WRC. También han tenido problemas serios en Mitsubishi, sobre todo con los diferenciales. Tanto es así que han optado por retirar el coche de Fredy Loix.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...