La OICA alerta sobre la falta de coordinación entre los reglamentos técnicos nacionales

La Organización Internacional de Constructores de Automóviles ha pedido a los países que no introduzcan en su legislación normas sobre reglamentos técnicos u homologaciones sin consultar previamente a los responsables de Naciones Unidas.
-
La OICA alerta sobre la falta de coordinación entre los reglamentos técnicos nacionales

La Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA) se reunió el pasado 24 de mayo en Viena. El objetivo, analizar la incidencia que el fenómeno de la globalización está teniendo en el sector de la automoción. En la cita, que reunió a más de 30 asociaciones de fabricantes de automóviles de todo el mundo, el presidente de la OICA, Emilio di Camillo, expresó su preocupación por la falta de coordinación existente entre los distintos reglamentos técnicos que desarrolla cada país. Precisamente, para evitar esto se creó el llamado Acuerdo 98 de Naciones Unidas, que tiene como finalidad servir de marco al desarrollo de los reglamentos técnicos de aplicación mundial. Sin embargo, sucede que la aplicación de estos reglamentos se dejan en manos de los distintos países firmantes, con la consiguiente falta de unificación que se está experimentando en este sentido en el sector.
Según un comunicado emitido por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), es imprescindible que los países firmantes se abstengan de introducir nuevas normas de ámbito local sin consultar previamente al Grupo de Trabajo de Ginebra WP20 (ahora Foro Mundial para la Armonización de la Reglamentación de Vehículos), el órgano encargado de administrar el citado Acuerdo 98. Di Camillo sentenció que la escasa normalización de los reglamentos podría suponer la muerte del proceso de armonización de normativas sobre vehículos.
Éste es un ejemplo de los inconvenientes que supone el proceso de globalización que, por otro lado, tantos beneficios y buenas perspectivas están generando en el sector automovilístico. Y, cómo no, el gran perdedor en este asunto es el consumidor, que todavía paga el enorme coste de la falta de coordinación.
La ANFAC recalca la necesidad de acompañar, al proceso de globalización del vehículo en sí, la unificación de las especificaciones de los combustibles para equipararse a las exigencias tecnológicas; es decir, fabricar automóviles y combustibles compatibles entre sí en el ámbito del mercado internacional. De esta manera, no habrá que adaptar las especificaciones de fabricación de los vehículos a cada país. Concretamente, la industria automovilística ha recomendado utilizar combustibles sin azufre, tanto gasolina como Diesel, medida que debe aplicarse globalmente lo antes posible con el objeto de incorporar nuevas tecnologías en los automóviles que ayuden en el mantenimiento del medioambiente.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...