Fenadismer quiere multas a la italiana para las petroleras españolas

Mientras las ocho petroleras multadas en Italia con 55.000 millones de pesetas por pactar sus precios recurren la sanción, en España, Fenadismer ha pedido que se tome una medida similar y acusa de nuevo a las grandes operadoras de amañar sus tarifas
-
Fenadismer quiere multas a la italiana para las petroleras españolas
Fenadismer quiere multas a la italiana para las petroleras españolas

Fenadismer, que agrupa a la mayor parte de los autónomos del transporte, exige a la Administración que imponga a las petroleras españolas una multa equivalente al diez por ciento de su facturación anual. Consideran los transportistas que, al igual que sucede en Italia, en España se han establecido acuerdos para que no haya competencia en lo precios.
Esta vieja denuncia de Fenadismer, apoyada por muchas otras entidades, parece que toma cuerpo en los últimos días. Sobre todo desde que la comisaria europea de Transportes, Loyola de Palacio, parece haberla tomado con las petroleras españolas. De Palacio cree que España debe estudiar con detenimiento el problema de los precios de los carburantes, porque, a su juicio, "es incomprensible que en todas las gasolineras españolas tengamos el mismo precio al céntimo". La comisaria entiende que en España se dan las tarifas más bajas de Europa, pero eso no justifica la igualdad reinante entre las diferentes empresas. En la actualidad, el Tribunal de Defensa de la Competencia tiene sobre la mesa 11 expedientes que acusan a las empresas de vulnerar el libre mercado.
Aun así, lo cierto es que durante el mes de mayo los precios siguieron subiendo de forma imparable. La gasolina sin plomo, por ejemplo, se revalorizó en un 5,6 por ciento, lo que supuso una subida de 7,5 pesetas por litro.
Y mientras en Italia las petroleras presentan un recurso contra las multas que les han sido impuestas, en Francia va camino de suceder lo mismo. El Gobierno galo ha puesto en marcha dos investigaciones para controlar el mercado de los hidrocarburos. Controlará principalmente dos factores: los precios y la distribución. En primer lugar, mirará con lupa el comportamiento de las petroleras para averiguar si han llegado a algún tipo de pacto sobre las tarifas. En segundo lugar, las autoridades escudriñarán cada litro de combustible que sale de las refinerías francesas. De esta acción se encargarán los agentes de aduanas.
Laurent Fabius, ministro francés de Economía y Finanzas, cree que es necesaria la entrada de nuevos operadores en el mercado. En los próximos meses, Elf debe vender 70 de sus gasolineras para que se autorice su fusión con TotalFina. Con esas estaciones en venta, Fabius espera que se agilice la competencia. El ministro reconoce que el aumento del precio del barril de petróleo y la apreciación del dólar pueden explicar una parte de la crisis actual, pero no considera aceptable que la repercusión sobre los precios sea más rápida y fuerte al alza que a la baja.
Al hilo de esto, las tarifas del petróleo siguen estancados en una estrecha faja que oscila en torno a los 30 dólares en el caso del Brent y el Texas, dos de los crudos más vendidos. La Organización de Países Exportadores de Petróleo, Opep, sigue sin dar señales de tener las ideas claras. De momento, sus arcas engordan a ojos vista, mientras el clamor contra su política de precios se encrespa cada día. Ayer domingo, el nigeriano Rilwano Lukman, secretario general de la Organización, señaló que no pondrán en marcha ningún plan de bajada de tarifas al menos hasta el próximo 21 de junio, día en que la Opep celebra su reunión habitual en Viena.
Con los ojos puestos en ese día, los operadores internacionales tratan de frenar los costes. Si la Opep no decide aumentar su producción, aunque sea nominalmente, se dispararán los precios. Y eso que, según la Agencia Internacional de la Energía, en estos momentos hay más oferta que demanda. Si este cálculo es exacto, habrá que pensar que las grandes compañías están acaparando crudo para hacer frente a un verano complicado. Sea como sea, los precios no bajan.
Por otra parte, ayer se inauguró en Calgary, Canadá, la XVI Conferencia Mundial del Petróleo. En ella, los responsables de energía de 92 países discuten el futuro de los combustibles, protegidos por decenas policías y varias alambradas. A su alrededor, miles de ecologistas protestan continuamente contra las agresivas políticas energéticas de Occidente.
De esta reunión deberán salir acuerdos sobre reducción de elementos contaminantes en los carburantes y, sobre todo, sobre investigación en nuevas fuentes de energía limpia.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...