Nissan y Renault unifican su distribución europea

Aunque el servicio de atención al cliente y los talleres oficiales mantendrán la imagen de marca que les corresponda, todo lo que está tras ellos cambiará: habrá una sola estructura logística
-
Nissan y Renault unifican su distribución europea

La base de esta profunda reorganización serán los "pivots", macrodistribuidores que cubrirán amplias zonas en cada uno de los siete países europeos donde se implantará la nueva estructura. Estos "pivotes", de los que habrá 150 en España, gestionarán todo lo que las compañías denominan "back-office", es decir, aquellas operaciones que no tienen que ver con el cliente. En este apartado entra la distribución de recambios, la gestión de usados, las campas de almacenamiento de stocks, la informática, etc.
Aún así, pese a la fusión, los clientes seguirán percibiendo las compañías de modo independiente. La imagen de cada marca permanecerá y se ofrecerá servicio diferenciado para los clientes de cada una. En Alemania, Suiza y los Países Bajos todas las operaciones menores se pondrán bajo un director de marca que pertenecerá a Nissan. En España, Francia, Italia y Gran Bretaña, cada firma conservará su propia dirección comercial, aunque los servicios comunes estarán al cargo de Renault.
La intención de Nissan y Renault es lograr que sus agentes y distribuidores se organicen en función de este plan director. Así, si son los extremos de la red los que generan la propia tela de araña, el coste para la central será cero. Con una idea tan simple, el ahorro para los próximos cinco años se calcula en 166.000 millones de pesetas. Eso sí, caerán 500 puestos de trabajo. Al final, cuando ambas líneas comerciales sean una sola, Nissan-Renault debería controlar aproximadamente el 18 por ciento del mercado europeo de la automoción.
Este proyecto se presentará en julio y entrará en funcionamiento inmediatamente. Los responsables de las compañías esperan que se encuentre a pleno rendimiento para el año 2005. En esa fecha, al menos el 90 por ciento de los distribuidores de la multinacional bicéfala en Europa serán "pivotes" comunes para las dos marcas.
En España se intensificará la producción, sobre todo la de Nissan. La planta de la Zona Franca de Barcelona está al límite de su capacidad por primera vez en siete años. Para ello, ha tenido que llevarse allí la producción del Almera Tino. La planta de motores de Cuatrovientos, en Madrid, también trabaja al máximo, lo mismo que la de camiones de Ávila. Se comenta en el sector que, si finalmente Nissan abandona el Reino Unido, la producción del Micra podría recalar en Barcelona.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...