La UE examinará la alianza Renault-Volvo

A la espera de que la UE de luz ver de a la operación, la unión entre Renault V.I. y Volvo supone el nacimiento de la segunda compañía fabricante de camiones más importante del mundo.
-
La UE examinará la alianza Renault-Volvo

La Unión Europea está a la espera de la notificación oficial de la alianza entre Volvo y Renault para ponerse manos a la obra en el examen sobre esta unión con el fin de dar o no luz verde a dicha operación. La portavoz de la Comisión de la Competencia ha declarado que conocen muy bien el sector automovilístico europeo, en general, y el sueco, en particular, tras los estudios que han llevado acabo en los últimos meses con vistas a la finalmente denegada fusión entre Volvo y Scania. La Unión Europea tiene que estudiar la cuota de mercado aproximada que significará la alianza en el territorio de esta institución y que, según fuentes de Volvo y Renault, sería de un 25 por ciento. Este organismo europeo tiene la potestad de prohibir esta fusión, sobre la que tendrá que pronunciarse en otoño para que se lleve a cabo antes de finales de este año.
La alianza supone que Volvo adquiere la totalidad de la división de camiones de Renault, por la que pagará con 66 millones de acciones equivalentes al 15 por ciento de los títulos totales de Volvo. No obstante, Renault ha avisado de que superará el porcentaje de acciones si un tercer grupo entra en juego e intenta dominar parte del grupo sueco. Con este acuerdo se crea la mayor compañía que fabrica camiones en Europa y la segunda mundial. La cuota de mercado en Europa Occidental del nuevo grupo se situará en un 28 por ciento y en Estados Unidos llegará a un 24 por ciento. Por países, Francia será el primer mercado, con un 49 por ciento de penetración, por detrás, Suecia y Portugal, con un 47 y un 42 por ciento, respectivamente. España será el décimo país, con una cuota de penetración del 29 por ciento.
La agencia de calificaciones Standar & Poors ha confirmado que las calificaciones de Renault, Volvo y sus filiales son correctas con vista a la alianza, con lo que este trámite queda, de esta manera, superado.
En cuanto al tema Samsung, el director adjunto de Renault, Georges Douin ha declarado que no existe acuerdo definitivo y que su posición no le permite revelar más detalles. Se abre de esta manera la incógnita sobre la alianza que ayer, día 25 de abril, parecía hacerse oficial.
Por otra parte, ayer se presentaron en Madrid los resultados económicos de Renault V.I. España, cuyos beneficios se han incrementado un 41,9 por ciento respecto a 1998. La facturación se situó en 101.341 millones de pesetas, un 7 por ciento más que en 1998. Los datos, según informó Manuel Guasch, presidente de Renault Vehículos Industriales España, indican que se matricularon 5.384 camiones en este país, un 1,7 por ciento menos que en el año precedente, pero que supuso una cuota de mercado del 17,7 por ciento. La planta que Renault V.I. tiene en Villaverde (Madrid) ensambló 5.753 unidades, de las cuales, un 78 por ciento se dedicó a la exportación. Guasch explicó, además, la reducción de plantilla, que ha afectado a 84 personas, y ha anunciado que esta disminución de efectivos continuará, a causa de la modernización informática que está llevando a cabo la compañía. Durante este año, por último, se anunciaron unas inversiones de 500 millones de pesetas para equipamientos industriales y para la creación del nuevo centro de comercialización de vehículos usados que se ubicará en Madrid, que se llevará un 50 por ciento de estas inversiones.
Guasch opinó sobre la alianza de su grupo con la empresa de vehículos pesados sueca Volvo, admitiendo que, de momento, el acuerdo no afectará a Renault V.I. España y que este acuerdo garantiza la competitividad del grupo francoamericano, refiriéndose a Renault V.I./Mack, en el marco mundial. En cuanto a la filial española de Irisbus, que está participada por Renault e Iveco, no se cederá, de momento a Volvo. Al margen de este acuerdo queda también Nissan Diesel, cuya participación por parte de Renault se remonta a tan sólo un año.

Asi mismo, el grupo francés ha anunciado la creación de una nueva filial en Japón. Dicha filial estaría operativa a partir del 1 de mayo y tendrá las funciones de importar los vehículos y distribuirlos, en principio, en la misma red de concesionarios de su socio nipón Nissan. Los objetivos de Renault en esta operación se centran en incrementar las ventas de 3.000 unidades actuales a 15.000 unidades dentro de cuatro años. Los modelos que se lanzarán en el país oriental serán Twingo, Lutecia, Mégane, Scénic y Laguna. Para afianzar esta relación y ahorrar costes, la política común de Renault y Nissan contempla compartir los proveedores en todo el mundo. El ahorro estimado sería de 549.000 millones de pesetas.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...