Volkswagen presenta el nuevo Sharan orientado a familias jóvenes

Parejas que oscilen entre los 30 y los 40 años con hijos. Pensando en ellos ha creado Volkswagen esta revisión de su modelo Sharan, uno de los monovolúmenes que más triunfan en Europa.
-
Volkswagen presenta el nuevo Sharan orientado a familias jóvenes
Volkswagen presenta el nuevo Sharan orientado a familias jóvenes

Poco queda de aquel coche que la marca alemana lanzó hace cinco años. Sólo son reconocibles las puertas y algunos detalles del interior. El resto, según dicen los responsables de la marca, ha sido completamente retocado. Por fuera llama la atención que el coche parece haber crecido en longitud, aunque sólo lo ha hecho en 14 milímetros. Unos parachoques más grandes transmiten esa sensación de mayor tamaño. También destaca su estética, un tanto átona, "atemporal", dicen en Volkswagen. Los faros recuerdan a los de otros modelos de la casa, como el Golf o el Bora (un extra son los focos de xenon). En el radiador, lo que más sobresale es la nueva rejilla, pintada en el mismo color que la carrocería.
En la trasera, también hay novedades. Las luces de posición se han situado en posición vertical en los extremos y se han unido con una franja reflectora en la que se han integrado las luces de marcha atrás y los antiniebla.
El interior ha sufrido casi más modificaciones que el exterior. El salpicadero se ha fabricado con materiales oscuros y los instrumentos se han cobijado bajo una visera circular, como sucede en el Polo o el Passat. Además, el salpicadero ha crecido en superficie, lo que proporciona una sensación de gran amplitud A los recovecos que ya tenía el coche se han añadido otros nuevos, con lo que se dispone de varios huecos donde escamotear esos objetos que siempre van dando tumbos por el habitáculo. Sobre la consola principal se ha situado un gran porta-todo que se oculta con un botón.
Dicha consola agrupa los mandos de la calefacción y el aire acondicionado, que puede ser automático o manual. Junto a ellos están los controles del sistema de navegación, que es un equipamiento opcional. Los asientos se han modificado para que encajen perfectamente en la configuración de este habitáculo. En la parte delantera, las banquetas son giratorias y ofrecen un apoyo lateral. La parte de atrás se puede configurar a voluntad con tres, cuatro o cinco asientos. En cuanto al maletero, más que holgado, depende de la disposición de las butacas, pero en la versión más típica, con tres plazas traseras, se consigue una capacidad de carga de 852 litros hasta la base de las ventanillas. Por supuesto, puede llevar más.
Con esa posibilidad de transportar mucha carga, hacen falta buenos motores para empujar. El Sharan sale al mercado con cinco motores diferentes: dos turbodiésel de inyección directa y tres de gasolina. Las potencias van desde los 90 CV a los 204, siendo el menos potente el 1.9 TDI y el más potente el 2.8 V6 de gasolina.
La gran novedad de estas mecánicas es la caja de cambios de seis velocidades. Según Volkswagen, éste es el primer modelo el segmento de monovolúmenes que incorpora la sexta marcha. Todas las motorizaciones del Sharan llevan este cambio, y todas, excepto el 1.9 TDI, pueden equipar un cambio automático de tipo Tiptronic. Como es sabido, este cambio permite compatibilizar una caja de relaciones completamente automática con una secuencial. En este caso, el corte de inyección supone que la marcha avanza por sí sola, de forma que no se fuerce el motor por error del conductor. Según Volkswagen, la posibilidad de engranar una velocidad más permite regular mejor el régimen de giro del motor y dosificar la potencia. También favorece la reducción del consumo.
Otra novedad en este modelo es la tracción integral 4Motion. Antes, la versión tracción total del Sharan sólo se montaba con el motor VR6 en combinación con un cambio automático de cuatro marchas. Con la tecnología 4Motion se puede encargar la tracción integral no sólo con el 2.8 V6, sino también con el 1.9 TDI de 115 CV. El embrague cambia y se incorpora un modelo Haldex, como el utilizado en el Golf y el Bora. Este embrague consigue transmitir potencia a la s ruedas traseras de forma más gradual, sin escalonamientos.
Para garantizar la seguridad de sus ocupantes, el Sharan va equipado con varios airbag y con frenos de disco y ABS de serie, que se complementan con una innovación muy interesante: el ESP, el sistema de control de estabilidad. Este mecanismo se encarga de controlar la trayectoria del coche. Si el ordenador detecta un cambio anormal en la dirección del vehículo, actúa sobre las ruedas del lado hacia el que tiende el desplazamiento anómalo. Las bloquea y así corrige la trayectoria.
Con todos estos mimbres, Volkswagen saca al mercado una evolución muy interesante que a buen seguro dará bastante guerra en el escalón de los monovolúmenes.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...