Los microbuses ecológicos llegan a Madrid en mayo

Fernando Martínez Vidal, concejal de Circulación y Transportes de Madrid, anunció ayer jueves la puesta en funcionamiento de las nuevas líneas de microbuses eléctricos que recorrerán el centro de la capital.
-
Los microbuses ecológicos llegan a Madrid en mayo

Estos pequeños autobuses llegarán a las callejuelas del distrito centro en el próximo mes de mayo. Su objetivo es paliar en lo posible las congestiones del tráfico en esa zona de la capital. Esta medida que ultima el Ayuntamiento se integra en el llamado Pacto por la Movilidad, que el municipio promueve junto con las diversas fuerzas políticas y sociales. Fernando Martínez lo explicó durante su intervención en el II Congreso Internacional de Tráfico Urbano que organiza esta semana la Policía Municipal de Madrid. La oposición se ha apresurado a manifestar su desconfianza ante "una colección de recetas", como ha descrito el concejal socialista Francisco Morales.
Este pacto tiene varias líneas maestras. En principio, la idea es que todos los ciudadanos tienen derecho a elegir el modo en que se desplazan por la ciudad. Desde esa base, se tratará de hacer del peatón el protagonista del tráfico. El Ayuntamiento quiere que los viandantes dispongan de más zonas peatonales y aceras más anchas. También se eliminarán pasos pedestres subterráneos.
Restaurar el protagonismo de los peatones supone reducir la presencia de los coches, o al menos agilizarla para que no se apropie del espacio. Para conseguir este propósito, el concejal popular propone fomentar aún más la utilización del transporte público, además de mejorarlo y aumentarlo. Dentro de este apartado se estudiará la implantación de una tarifa única para los taxis que van a Barajas desde el centro. También se impulsará la construcción de carriles bus-taxi. El servicio de la grúa se modificará: se centralizará y se modernizará para hacerlo más eficaz. Las unidades se dotarán de emisores GPS para que un órgano de control sepa siempre dónde están y pueda enviarlas rápidamente donde sea necesario.
"La circulación debe ser más rápida", asegura Martínez. Para lograrlo, el Pacto por la Movilidad tomará medidas entre las que destaca la reordenación de plazas y glorietas, el derribo de los pasos elevados de Cuatro Caminos y Santa María de la Cabeza y las habituales "operaciones asfalto" de cada verano. También se baraja la posibilidad de instalar en el Paseo de la Castellana un sistema de pantallas que informe del estado del tráfico en la zona centro. Con estos monitores, el conductor sabrá si puede ir sin problemas hacia la Puerta del Sol o si debe buscar rutas alternativas.
También se favorecerán medios de transporte alternativos, sobre todo la moto. Para incentivar su uso, el Ayuntamiento se propone permitir que circulen por el carril bus. Además, estudia cómo reducir los impuestos que pagan estos vehículos. Las bicicletas también serán apoyadas, pero menos, pues, según el concejal Martínez, no son el medio de transporte más apropiado para una ciudad como Madrid.
Uno de los apartados más polémicos del plan es el que habla del aparcamiento. Por un lado, se quiere mejorar el funcionamiento de la ORA, el sistema de estacionamiento limitado. La municipalidad quiere instalar de una vez los siempre postergados parquímetros. Otra solución es trasformar todas las calles secundarias en aparcamiento de batería, de forma que se ganen plazas y se eliminen las temidas dobles filas. A modo de disuasión, se instalarán grandes aparcamientos vigilados en las zonas de acceso a la ciudad y cerca de las estaciones de tren. Llama la atención una iniciativa que aún se estudia: conceder a los residentes la propiedad de las plazas de aparcamiento (70.000) que el Ayuntamiento les ha cedido en régimen de alquiler.
Punto y a parte merecen los problemas que ocasionan las operaciones de carga y descarga. El concejal de Circulación y Transportes insistió en que se garantizará la disposición de las reservas de carga y descarga de los comerciantes a través de zonas vigiladas permanentemente. Así, se erradicará la doble fila para estas actividades. También se redefinirán los horarios y los tiempos de permanencia en las áreas reservadas.
Como es necesario ordenar todos estos puntos a través de la disciplina ciudadana, se acudirá a la disuasión como mejor arma preventiva. Se dotará a la Policía Municipal de más personal destinado a las patrullas callejeras. Se creará una unidad especial para vigilar el carril bus y un cuerpo de inspección de los taxis.
Todas estas medidas se complementarán con campañas de formación e información sobre seguridad vial, así como centros de control de ésta última disciplina. El concejal Martínez considera que este plan deberá servir para que el Madrid del futuro tenga un tráfico mejor y más tranquilo, donde los más de 1.600.000 coches que recorren la ciudad no se encuentren con los problemas actuales.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...