ANFAC presenta su "decálogo" de futuro para la automoción

La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones, Anfac, ha elevado a los diferentes partidos políticos un documento titulado "La Industria de la Automoción española en el 2000". En sus páginas se recogen las 10 peticiones y propuestas de Anfac a los legisladores para que la automoción española esté a la altura de sus competidoras europeas.
-
ANFAC presenta su "decálogo" de futuro para la automoción
ANFAC presenta su "decálogo" de futuro para la automoción

Para empezar, Juan Antonio Moral, presidente de Anfac, señala que existen dos diferencias básicas entre la industria española y la europea. Una es positiva: los menores costes salariales. Otra, negativa: los mayores gastos en logística de distribución y adquisición de componentes. Moral hizo estas declaraciones en el transcurso de una rueda de prensa que sirvió para que Anfac diese a conocer el informe sobre la automoción española que ha presentado a los partidos políticos. Además de la apreciación de entrada, Moral recordó que el mundo del automóvil supone en España un cinco por ciento del Producto Interior Bruto.
Hechas estas salvedades, el responsable de Anfac pasó a detallar cuáles son las diez reivindicaciones que los fabricantes quieren presentar a la clase política. La primera de ellas pide que todas las legislaciones futuras que afecten al sector tengan en cuenta la necesidad que éste tiene de garantizar la movilidad absoluta de personas y mercancías. En otra de sus peticiones, Anfac apunta que un 80 por ciento de las personas que viajan en nuestro país, además de un 90 por ciento de las mercancías que se mueven utilizan las carreteras, con lo que reclama la mejora constante de las infraestructuras de transporte por carretera, y su complementación con la red de ferrocarriles y puertos. Unido al punto anterior va el que solicita una mejora de la logística para el sector. En este apartado, Moral insistió en la necesidad de abrir más pasos fronterizos con Francia, principal ruta de las exportaciones españolas.
En el controvertido asunto de la fiscalidad de los combustibles, Anfac considera beneficioso que se mantenga por debajo de la media europea. Su presidente apunta la necesidad de favorecer la venta de gasóleo manteniendo su menor coste frente a la gasolina. En el campo fiscal, Anfac considera prioritario que se equiparen los impuestos sobre la compra de vehículos a los aplicados en otros países, mucho más bajos. También insiste en reclamar la abolición del impuesto de matriculación. Además, los constructores no quieren que se transfieran a las comunidades autónomas este tipo de tasas impositivas, a fin de que se pueda lograr una armonización global entre España y Europa.
En cuanto a la ecología, un campo de batalla prioritario para el mercado, el futuro pasa por la reducción de emisiones contaminantes. El documento de Anfac hace hincapié a la hora de pedir mejoras que apremien a todos los implicados en los acuerdos de reducción de gases contaminantes. Moral recalcó la petición de que no se establezcan prórrogas a estas actuaciones. Dentro del contenido ecológico, este informe pide la reglamentación definitiva del sector de la chatarra y el reciclado de vehículos. Anfac tiene claro que la industria habrá de asumir los costes de recuperación de piezas y achatarrado de coches, pero reclama una legislación que orden este subsector. Antonio Moral sugiere que una mejora en este sentido, añadida a la fabricación de mejores motores y combustibles más limpios permitirá a las grandes ciudades desechar sus planes de restricción del tráfico. Dentro de esta estrategia de renovación del parque móvil, los representantes de los fabricantes dan una importancia fundamental al Plan Prever. Moral solicita una subvención de 120.000 pesetas para aquellos que se acojan a este programa, y no 80.000 como hasta ahora. Otras innovaciones para este plan propuestas son la reducción del tiempo para hacer válida la opción de cobrar ese dinero y, muy importante, permitir que se pueda usar el Prever para comprar coches usados con catalizador.
Además de presentar este documento dirigido a los legisladores, el acto de Anfac sirvió para que sus responsables hiciesen un repaso al año 1999, que Moral calificó de excepcional. En grandes líneas, la venta de coches creció un 18 por ciento, pese a que bajó ligeramente la producción. En este apartado, España se consolida como el tercer fabricante de Europa y el quinto del mundo. En la exportación, las cifras mejoraron un 3,17 por ciento, pero todavía están lejos de los datos que esperan los fabricantes. Antonio Moral resaltó que en 1999 por primera vez las ventas de automóviles Diesel superaron a las de los de gasolina.
Para el 2000, Anfac vaticina un moderado aumento de las ventas, en torno al cinco por ciento, con un millón cuatrocientos mil coches vendidos, mientras que la producción y las partidas al exterior se mantendrán estancadas. De todas formas, Moral cree que el mercado no ha tocado techo. Para Anfac aún hay lugar al crecimiento, porque la tasa de motorización española aún es baja, con 390 coches por cada 1.000 personas, frente a países como Francia, donde es de 543. A corto plazo, Moral prevé un bajón en las ventas alrededor de las elecciones, puesto que las prioridades de los ciudadanos se centran en otros asuntos.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...