Los Ferrari ofrecen un doblete más a su público

De nada sirvió la exhibición de fuerza que desplegó Montoya en la ronda de clasificación del sábado. Cuando llegó la hora de la verdad, los Ferrari no dejaron opción a nadie. En una carrera de gran belleza, los coches rojos han marcado otro doblete con un sensacional Barrichello en primera posición y Schumacher justo por detrás. Con esta victoria, el brasileño se hace definitivamente con el subcampeonato. El delirio y la fiesta todavía invaden las gradas de Monza.
-
Los Ferrari ofrecen un doblete más a su público
Los Ferrari ofrecen un doblete más a su público

En la mañana de hoy, Juan Pablo Montoya era el claro favorito para hacerse con la victoria en Monza, un triunfo que ya logró hace un año. El colombiano de Williams realizó un absoluto despliegue de poder en los entrenamientos oficiales, ganando la "pole position" y marcando una vuelta rápida a casi 260 km/h de promedio, la velocidad media más alta de la historia de la Fórmula 1.

<

p>Con ese rutilante récord en sus manos, el gran piloto sudamericano formó en la parrilla al lado de Schumacher. Se dio la salida y todo parecía sonreírle. Entre él y su compañero Ralf Schumacher lograban apartar de la pista a Michael Schumacher en la primera curva, pero despés se enzarzaban en una durísima lucha por la cabeza que se saldó cuando Montoya obligó a Ralf a cortar la primera chicane y el alemán, ni corto ni perezoso, tiró por la calle de en medio, atajó, y se puso líder en una maniobra que los jueces pasaron rápidamente a analizar.

<

p>Sin embargo, no dio tiempo a sanciones. En la vuelta número cuatro, el motor del Williams de Ralf Schumacher reventaba y el joven germano se quedaba fuera. El relevo era inmediatamente tomado por Montoya, que volvía a brillar con todas sus opciones de victoria intactas. Sin embargo, los Ferrari, magníficos, no le dieron tregua. Antes de que pudiera asentarse en la primer plaza, Barrichello lanzó un ataque de manual y adelantó sin gran esfuerzo al colombiano. Todavía era la cuarta vuelta. Dos giros más tarde, un error de Montoya permitía a Michael Schumacher acercarse al Williams y, en la primera oportunidad que tuvo, lo adelantó.

<

p>A partir de ahí, la carrera estaba sentenciada. Los Ferrari giraban y giraban en formación de desfile, con el público entregado, cantando la gloria de los emperadores de la Fórmula 1 en su propia casa.

<

p>El orden sólo se alteró cuando Barrichello pasó a repostar y volvió a la pista en segundo lugar, dejando a Schumacher como líder momentáneo. Cuando el campeón del mundo entró a talleres, el orden se restableció, pero con Montoya en segunda posición. Como el colombiano tenía que pasar a su vez por boxes, todo volvió a ser como hasta entonces. Poco después, Montoya pasaba por su particular tragedia y se retiraba con una avería mecánica. El paseo militar estaba completo y Barrichello amarraba el subcampeonato con una victoria bellísima en la que esperó a Schumacher para entrar juntos en meta ante la explosión de alegría de las gradas cuajadas de tifosi.

<

p>Sensacional Irvine
Con tantos abandonos y salidas de pista, hubo un hombre que salió muy beneficiado. Fue Eddie Irvine. Los Jaguar, en el circuito que más les beneficia por su rapidez, habían hecho un magnífico papel en los entrenamientos oficiales, con Irvine sexto y De la Rosa, octavo. En la carrera, su suerte fue muy dispar. Mientras el veterano Irvine lograba aprovecharse de su buen lugar en la parrilla para pegarse a los de cabeza, De la Rosa se hundía bajo el semáforo y caía varias plazas.

<

p>Después, mientras el irlandés subía puesto a puesto aprovechando los abandonos, el español se enzarzaba en una lucha con Felipe Massa que acabó con un encontronazo entre ambos monoplazas y su posterior salida de pista en la vuelta 16. De la Rosa acusó a Massa de haber sido el culpable del accidente que les dejó fuera de carrera.

<

p>Toda la suerte de Jaguar se concentró en el coche de Irvine, que, incapaz de alcanzar a los Ferrari, utilizaba toda su velocidad punta para abrir hueco. Al final, acabó tercero, su mejor posición en muchísimos meses.
Tras él entraron los Renault de Trulli y Button y el BAR de Olivier Panis, que logró aguantar las embestidas de Coulthard, séptimo. El éxito de Irvine supone el principio del fin de los males de Jaguar y, desde luego, un jarro de agua fría para De la Rosa, cuyo futuro en el equipo se complica.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...