La Fórmula 1 busca diversión en Hungría

Con el campeonato en su recta final, los equipos de la Fórmula 1 llegan a Hungaroring, el duro y exigente circuito de Hungría para disputar la primera carrera tras las vacaciones de verano. Michael Schumacher, cómodo campeón, asegura que está dispuesto a trabajar para que Ferrari gane el Mundial de Constructores y, sobre todo, para que su compañero Barrichello se proclame subcampeón por delante de Juan Pablo Montoya.
-
La Fórmula 1 busca diversión en Hungría
La Fórmula 1 busca diversión en Hungría

En realidad, esa lucha por el segundo escalón del podio final es lo único que está en juego en este Gran Premio de Hungría</font color="#0000CC">. La lucha entre Barrichello y Montoya por ser el segundo en el Mundial se presenta como plato principal de lo que queda de campaña, una vez que Schumacher despedazara a todos mucho antes de que tuvieran tiempo para reaccionar.
El piloto brasileño de Ferrari tiene mejores medios para lograr el subcampeonato y, además, la ayuda de Schumacher. En la "Scuderia" saben lo difícil que es adelantar en la complicada pista de Hungría, por lo que tratarán por todos los medios de hacerse con la "pole position", fundamental en un circuito estrecho, bacheado, sucio y azotado por un calor infernal (las inundaciones que castigan media Europa no han llegado hasta Hungaroring).

<

p> Los equipos, y Ferrari entre ellos, evalúan la táctica que seguirán durante la carrera. Este es uno de los pocos circuitos (por no decir el único) donde una estrategia de tres paradas podría resultar acertada. Hay que tener en cuenta que es fundamental mantener la posición, por lo que el coche tiene que ir siempre muy ligero y eso significa que irá muy descargado de combustible, por lo que serán necesarios dos o tres repostajes. Además, el asfalto, muy roto y sucio, se come los neumáticos a gran velocidad. Las temperaturas más altas del Mundial y dos grandes curvas de 180 grados se encargan de acentuar esa degradación de las gomas.

<

p> Por la configuración del circuito, los coches saldrán con mucho apoyo aerodinámico, algo que obligará a buscar un equilibrio muy crítico entre composición de los neumáticos y presión del vehículo sobre el suelo. Los ingenieros tienen un reto muy interesante para encontrar los reglajes óptimos.
La importancia de hacer un buen trabajo en boxes es tan alta que Ferrari ha sorprendido a todos con entrenamientos especiales para esta peliaguda tarea. De momento, las cosas parecen salirles tal y como planean, pues en los primeros entrenamientos libres Schumacher y Barrichello se han hecho con los dos mejores tiempos.

<

p> El asalto de los Williams
Juramentados para ganar, los Williams, principales y casi únicos rivales de los Ferrari, llegan a Hungría con ciertas ventajas. Las condiciones del circuito son favorables a sus poderosísimos motores BMW y el calor y la abrasión del asfalto van muy bien con sus neumáticos Michelin. La firma francesa de gomas ya ha dicho que sus escuderías tendrán una amplia gama de productos pensados para soportar un grado de desgaste tremendo.

<

p> Montoya, que últimamente ha ganado varias veces la "pole", es favorito para hacerse también aquí con este privilegiado lugar. Si lo consigue, es capaz de defenderse muy bien de los ataques, con lo que sus opciones de victoria son bastante altas.

<

p> En McLaren, también con Michelin, lucharán por ocupar un puesto en la primera línea. Coulthard, otro aspirante a la segunda plaza, sabe de sobra que sus opciones pasan por asegurarse esa "pole". El escocés conoce bien la dureza extrema de esta pista y se ha mentalizado para unos entrenamientos oficiales muy competidos y exigentes.

<

p> De la Rosa, ilusionado
Por detrás de esa lucha por el segundo puesto en el Mundial hay otras batallas menores pero igualmente intensas. Hay muchos pilotos cuyo futuro deportivo permanece en el aire, por lo que puntuar se convierte en un imperativo. Es el caso de los hombres de Renault, que estrenan motor para esta carrera, una nueva versión del revolucionario propulsor que ha desarrollado la casa francesa.

<

p> Algo más atrás, hay otros pilotos que, igualmente presionados, no tendrán apenas opciones de llegar a los puntos. Con los Arrows fuera de carrera por las dificultades económicas, los hombres de Jaguar tienen su oportunidad para mejorar un poco sus resultados.
Irvine y De la Rosa vuelven al trabajo con la idea de enderezar el rumbo, bastante trastocado después de un año de reveses.
El español afirma que esta carrera es muy importante para el equipo, sobre todo "por los malos resultados que hemos tenido".
"Hungaroring es un circuito muy difícil, con muchas curvas muy cerradas, lo que lo hace bastante complicado", explica De la Rosa. Los dos hombres del equipo inglés saben perfectamente que Ford, propietario de la escudería, ha lanzado un ultimátum exigiendo resultados, con lo que no pueden prolongar su racha de fallos. De momento, en la poco indicativa primera sesión de entrenamiento, el español ha sido decimotercero.

<

p> La ausencia de los Arrows también favorecerá a los Minardi, pues tendrán menos rivales en la parte final del pelotón. El malayo Alex Yoong ha dejado su puesto en el equipo al inglés Davidson, que debutará en la Fórmula 1 en este interesante Gran Premio de Hungría.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...