Schumacher no hace huelga

Nurburgring, en Alemania, es el circuito que acoge la próxima carrera de la Fórmula 1, el Gran Premio de Europa. Michael Schumacher, líder del Mundial y máximo favorito para la victoria, ha empezado golpeando primero y dejando claro que no hace huelga en su hambre de gloria. Amenazan con quitarle su polémico triunfo de Austria y él amenaza con no dar opción a nadie en Alemania.
Autopista -
Schumacher no hace huelga
Schumacher no hace huelga

Nacido a menos de 100 kilómetros de Nurburgring</font color="#0000CC"> , Schumacher sabe que lo tiene todo a favor: un circuito que es como su casa, la afición volcada, el mejor coche de la parrilla y una ambición desmedida.

<

p> Con tan poderosas armas, el alemán no está dispuesto a dejarse comer terreno. Para colmo, se esperan lluvias sobre el circuito, con lo que las ruedas Bridgestone, mucho más eficaces que las Michelin sobre agua, confieren todavía más ventaja a Schumacher y Ferrari.

<

p> El campeón del mundo llega a esta carrera envuelto todavía en la polémica que se levantó en el Gran Premio de Austria, celebrado hace ya más de un mes. En aquella ocasión, siguiendo órdenes de equipo, Rubens Barrichello renunció a una merecida victoria y se la cedió a Schumacher. La maniobra de Ferrari, perfectamente legal, provocó una ola de indignación y protestas en el mundo del automovilismo. La Federación Internacional de Automovilismo, muy molesta por el incidente, ha buscado las cosquillas a la escudería italiana y el próximo día 24 someterá aquel episodio al análisis de su máximo órgano, el Consejo Mundial. Al parecer, Schumacher podría verse despojado de aquel triunfo, pero no por las órdenes del equipo, sino por no haber ocupado su lugar en el podio y habérselo cedido a un desconsolado Barrichello, que lloraba "como una Magdalena".

<

p> Para muchos observadores, esta triquiñuela de la FIA recuerda a aquella que realizó el Gobierno estadounidense para capturar al mafioso Al Capone: como no pudieron probar su implicación en nada grave, le detuvieron por evasión de impuestos. Con Schumacher pasa lo mismo. Su maniobra sólo es reprobable moralmente, con lo que le atacan por tecnicismos

<

p> Con tantos frentes abiertos, Ferrari se enfrenta a una carrera que domina desde hace dos años, con dos victorias seguidas de Schumacher. Este año, sus dos pilotos son los claros favoritos, sobre todo después de haber marcado los mejores cronos en la primera sesión de entrenos libres (Barrichello, primero, Schumacher, segundo).

<

p> Muchos cambios en la pista
En esta carrera, Nurburgring cumple 75 año. Sus 5,139 kilómetros son sólo un recuerdo de aquellos 23 kilómetros que medía el mítico "Nordschleife", un circuito en el que se construyó una leyenda de carreras bellísimas en los tiempos "nobles" de la Fórmula 1.

<

p> Ahora, la pista alemana es más corta, más segura y menos hermosa, pero mantiene una alta dosis de espectacularidad y exigencia. Este año, la organización estrena un nuevo trazado que añade 612 metros a la pista y suprime la terrible "S" que había justo al final de la recta de largada. En su lugar, habrá un giro a derechas y, después, enfilarán dos rectas muy cortas enlazadas por dos curvas de izquierda. Tras la última, los pilotos vuelven al trazado habitual.

<

p> El gran problema de esta carrera es siempre la lluvia. Enclavado en un macizo boscoso, Nurburgring vuelve locos a los ingenieros de neumáticos, pues nunca saben a ciencia cierta si va a llover o no. De hecho, es habitual que llueva en una zona del circuito y no lo haga en otra, con lo que la elección de los compuestos será fundamental. A priori, Bridgestone parte con ventaja.

<

p> La amenaza de Montoya
Espoleado por sus promisorias actuaciones en las últimas carreras, Juan Pablo Montoya vuelve a ser el único piloto capaz de ensombrecer el dominio de Schumacher. Sin embargo, en la primera ronda de entrenamientos no ha podido brillar a gran altura, seguramente impedido por el bajo rendimiento de sus neumáticos, y ha terminado décimo.
Pese a todo, las apuestas están con él: es el dueño del último récord del circuito.

<

p> Su compañero de equipo, Ralf Schumacher, ha sido decimocuarto en esta primera toma de contacto. El hermano del favorito se mostraba ayer muy confiado ante la carrera y aseguraba que tenía posibilidades de lograr otra victoria.

<

p> Sin embargo, calzados con Michelin, los dos hombres de Williams lo tienen realmente complicado para acercarse a los Ferrari. Y, si difícil es para ellos, mucho más para McLaren, que también lleva Michelin y, encima, su coche no rinde como se esperaba. David Coulthard ha hecho el sexto tiempo en los entrenamientos, mientras que Raikkonen ha caído hasta la decimosexta posición. (Ambos pilotos han sido los encargados de descubrir un monumento erigido en Nurburgring a la memoria de Juan Manuel Fangio, el mítico piloto argentino de Mecedes, cinco veces campeón del mundo).

<

p> Con este hándicap de los neumáticos, los equipos que llevan Michelin, habrá que prestar atención a las escuderías de Bridgestone. Sauber ha empezado amenazando en los entrenos, con Heidfeld en tercer lugar. Animados por motores Ferrari del año pasado, los coches suizos están en condiciones de luchar con los McLaren sin problemas.

<

p> De la Rosa quiere acabar
También con neumáticos Michelin, el equipo Jaguar llega a Nurburgring algo más esperanzado que en anteriores citas. Sabe que su coche no está en condiciones de pelear, pero tratan de mejorar poco a poco. En Canadá estrenaron un motor Costworth algo más potente; ahora, un nuevo paquete aerodinámico, que, en teoría, debería hacer más estable y manejable el coche.

<

p> Sin embargo, Pedro de la Rosa no se engaña. Sabe que a su R3 todavía le falta mucha carga aerodinámica como para ser competitivo en una pista tan exigente como ésta. Reconoce que su objetivo fundamental es acabar la carrera y mejorar algo en el rendimiento del coche. Puesto a soñar, pide que llueva para que el agua le abra camino en la clasificación. De la Rosa es un gran piloto y ya ha dado soberanas lecciones de pilotaje bajo la lluvia.

<

p> Pedro llega a Nurburgring con el ánimo algo tocado. Al margen de la mala marcha del equipo, ahora tiene que tragarse el sapo de ver a Mark Webber probando un Jaguar, algo que ya hizo Fernando Alonso hace unas semanas con magnífico resultado. El catalán insiste en decir que no le importan estas pruebas, que no quiere comparar tiempos porque hacen trabajos distintos y, sobre todo, recuerda que tiene contrato en vigor hasta 2003.

<

p> Con estos alicientes, la carrera presenta grandes posibilidades para el entretenimiento. En Autopista Online te lo contaremos todo.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...