Schumacher reinstaura su orden

Poco ha durado la rebelión de Juan Pablo Montoya. Michael Schumacher ha vuelto a exhibir sus espolones de acero para devolver a la Fórmula 1 el orden establecido. El Gran Premio de Canadá ha asistido a una magnífica demostración estratégica del líder del Mundial que, tras esta carrera, es más líder que nunca.
Autopista -
Schumacher reinstaura su orden
Schumacher reinstaura su orden

Schumacher no tiene nada que temer. Su gobierno sobre la Fórmula 1 goza de una salud tan resistente como su capacidad de victoria y su olfato para planificar las carreras. Y eso que al principio de la prueba, la oposición liderada por Montoya estuvo a punto de organizar una rebelión seria. El colombiano se impuso magistralmente al alemán en la lucha por la primera curva. En el desconcierto, Michael se dejó incluso adelantar por Barrichello: la revuelta ardía de nuevo en casa. O, al menos, así lo parecía, porque, imparable, Rubens se lanzaba a por Montoya y, ligero de combustible, lograba adelantarle.

<

p> Daba la impresión de que el brasileño de Ferrari lograría imponer su ritmo a los demás, pero uno accidente le obligó a levantar el pie. Villeneuve, maldito en el gran premio de su país, volvía a quedarse tirado en el camino. Su parón obligó a salir al coche de seguridad a la altura de la vuelta 14, momento que aprovechó Montoya para ir a repostar. Cuando regresó, había caído a la quinta posición, lejos ya del envalentonado Barrichello.

<

p> Sin achicarse, Montoya volvió al ataque. La lucha entre Raikkonen y Ralf Schumacher por la tercer plaza se resolvió con un adelantamiento feroz por parte del colombiano que, a golpe de talento, retornaba al tercer lugar de la carrera. Sin embargo, parecía muy difícil que pudiera incomodar a un Barrichello que, cegado de velocidad, marcaba vuelta rápida tras vuelta rápida.

<

p> Los decisivos repostajes
A partir de este momento de carrera, Michael Schumacher edificó su victoria final. En la vuelta 25, Rubens Barrichello entró a repostar, evidenciando una estrategia a dos paradas. Su compañero de equipo sólo pensaba hacer una y en ese instante Michael supo que ganaría la carrera.

<

p> Desde la entrada del brasileño a boxes, el líder de la carrera fue ya Schumacher. Sólo cambió esa situación cuando, en el giro 37, decidió que tocaba llenar su depósito. Cuando volvió a la pista, tuvo que ir un rato detrás de Montoya, con lo que los entusiastas partidarios del colombiano volvieron a sonreír. Sin embargo, Juan Pablo cometió el mismo error que Barrichello: dos paradas. Más le valía no haber vuelto a parar, sobre todo viendo el desastre que sus mecánicos organizaban durante el "pit stop" de su compañero Ralf: perdió tanto tiempo que se hundió hasta la séptima plaza de la general.
Pero Montoya paró. Lo hizo en la vuelta 50 y, cuando regresó al asfalto, ya tenía por delante a Schumacher y a Barrichello. Como el brasileño también apostaba por la doble parada, Montoya volvió a ser segundo en la vuelta 53.

<

p> El valiente colombiano lanzó su postrer ataque. Con las gradas emocionadas, el de Williams empezó a recortar segundos a Michael Schumacher. Sin embargo, al final, un fallo en el motor abortó cualquier posibilidad. Con el coche exhausto y humeante, el único hombre capaz de batir al alemán abandonaba la pista entre aplausos.

<

p> Sin nadie en condiciones de atosigarle, Schumacher hizo lo que más le gusta: exhibirse. Llegó a meta con 1:132 sobre David Coulthard quien, fiel a su táctica de una sola parada, había salido beneficiado de las pifias de Barrichello, Ralf Schumacher, Montoya y Raikkonen. El escocés logró un segundo puesto con el que ni siquiera soñaba.

<

p> Tras él entró Barrichello, que a buen seguro mantendrá una tensa charla con su ingeniero de carrera. El cuarto fue Raikkonen y cerraron los puntos Fisichella y Trulli, que también disputaron un encendido duelo.

<

p> Otra decepción para De la Rosa
Desde el principio de la carrera de Canadá supo De la Rosa que no tenía nada que hacer. Una fea maniobra de McNish le lanzó contra el famoso "Muro de los Campeones" y dejó su Jaguar tocado. Tras pasar por boxes, el español se arrastró a cola de grupo y, al final, tuvo que abandonar con las suspensiones destrozadas.

<

p> Le queda el consuelo de saber que Irvine, su compañero de equipo, tampoco llegó a meta. Quizá más alentador sea el buen resultado de la ronda de clasificación, donde acabó decimosexto y pudo disfrutar de importantes mejoras en su motor.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...