Schumacher, a por su último reto

A-1 Ring es el complicado circuito de Spielberg. Aquí es donde se disputa el Gran Premio de Austria de Fórmula 1. Ésta es también la única pista del Mundial donde no ha ganado Michael Schumacher, el estratosférico piloto que gobierna esta competición.
Autopista -
Schumacher, a por su último reto
Schumacher, a por su último reto

El alemán llega a Austria con la solvencia que le da su ristra de records y su implacable dominio en lo que va de temporada. Después de pasearse en Barcelona, en la que fue su 57 victoria, Schumacher se enfrenta al 25 Gran Premio de Austria </font color="#0000CC"> con mucha calma. Sabe, y así lo reconoce, que tiene todo a su favor: "El Ferrari 2002 es tan bueno que en Austria deberíamos tener de nuevo todas las posibilidades de ganar".

<

p> Sin embargo, también sabe Michael que A1-Ring es el único trazado donde no ha ganado nunca. Acabó sexto en 1997 y tercero en 1998. No compitió en 1999, se salió tras un choque con Zonta en 2000 y, el año pasado, sólo pudo ser segundo, gracias a que Barrichello, obligado, le dejó pasar en la última vuelta.

<

p> Michael Schumacher no se preocupa por esta aparente "maldición". Explica que oye muchos comentarios sobre su estadística austríaca, pero asegura que "las estadísticas no me importan demasiado y, por eso, me gusta romperlas". A buen seguro que este año, su particular reto con Austria estará más cerca de verse superado.

<

p> Un circuito cambiante
Levantado en 1997 sobre lo que fue Zeltweg, A1 Ring no tiene nada que ver con el viejo Osterreichring, el trazado que antaño albergase los grandes premios de Austria. Ahora se corre en una pista moderna y con buenas instalaciones que, en total, mide 4.326 kilómetros. El asfalto está en buen estado, pero los pilotos y los jefes de equipo no se aclaran para definir sus condiciones. Sólo coinciden en que es un circuito muy cambiante. En los primeros días de entrenos se muestra muy resbaladizo y, luego, poco a poco, se muestra con más agarre. Esta característica hace que los neumáticos sufran muy poco, con lo que se emplearán compuestos duros y, casi con seguridad, todo el mundo correrá a una sola entrada en boxes. En terreno frío, los Bridgestone (Ferrari, por ejemplo) funcionan bastante mejor que los Michelin, aunque la marca francesa garantiza que, en esta ocasión, la distancia se reducirá.

<

p> La exigencia de A1 Ring viene por parte de los motores. Trabajan al máximo durante un 60 por ciento de cada vuelta, con lo que necesitan estar a su mejor nivel. Además, al estar A1 Ring a bastante altura, se echa en falta oxígeno en la combustión, por lo que es preciso retocar las admisiones de aire. Afortunadamente, no suele hacer calor, con lo que el rendimiento no se resiente tanto.

<

p> La aerodinámica se ve descargada, pues hay curvas muy lentas que requieren poco agarre para salir bien de ellas. En cambio, los frenos sufren terriblemente en las poderosas frenadas que se producen a más de 300 km/h. Adelantar es difícil, pero no imposible, con lo que la carrera promete diversión.

<

p> La fe de Montoya
Con Schumacher, Barrichello y sus Ferrari en plan conquistador inclemente, las esperanzas del espectáculo se centran en el equipo Williams y, sobre todo, en Juan Pablo Montoya.

<

p> El colombiano ha dado muestras de poder en varias ocasiones y su talento y arrojo están fuera de discusión. Sin embargo, en las dos últimas carreras se le ha visto un tanto descafeinado y más bien conservador.

<

p> Tanto él como su compañero Ralf Schumacher se han juramentado para batir a Michael y, aunque saben que el título mundial se les escapa, no renuncian a ganar carreras. "A1-Ring es un circuito interesante porque es rápido", dice Montoya, "me gusta, tengo que decirlo. (...) La carrera será dura, más que en Barcelona, pero estoy confiado".

<

p> También en McLaren llegan esperanzados. David Coulthard, su jefe de filas, es el poseedor del récord de la pista y ha cuajado aquí grandes actuaciones, como su victoria del año pasado. Sin embargo, este año el escocés llega cuarto en el Mundial, descolgado de la pelea por el título y con un coche que no es ni sombra de lo que fue. En la escudería apelan a la magia que les ha acompañado en este trazado otras veces, pero en las apuestas cotizan muy a la baja.

<

p> En cambio, en Renault pasa todo lo contrario: cada vez se les tiene más en cuenta. Espoleado por la sombra de Fernando Alonso, Jenson Button parece transformado y no sería raro verlo otra vez en el podio. El inglés corre como nunca y, en sus manos, el revolucionario Renault se hace mayor de edad. Entre él y los hombres de Ferrari y Williams se animará la prueba.

<

p> Falta hará que alguien la anime, porque, en lo que va de año, no se puede decir que la Fórmula 1 haya levantado pasiones. El dominio de Michael Schumacher ha borrado cualquier esperanza de ver grandes duelos por la victoria, así que el campeonato anda un poco desangelado.

<

p> Las dificultades económicas por las que pasan muchos equipos también contribuyen a que falte algo de ambiente en los boxes. De hecho, Bernie Ecclestone, mandamás de la categoría, ha pedido una reflexión colectiva para ahorrar dinero y hacer las carreras más competitivas y divertidas.

<

p> Para que nadie se desespere, los expertos recomiendan prestar atención a aspectos secundarios en las pruebas: records, lucha por la "pole", espectaculares repostajes y, sobre todo, las batallas por los puntos, donde suelen verse los mejores duelos del año, con hombres como Heidfeld, Raikkonen, Button o Coulthard enzarzados en escaramuzas electrizantes.

<

p> La guerra de De la Rosa
Lejos del ruido y el brillo de los primeros puestos, el español Pedro de la Rosa afronta una carrera muy complicada para sus aspiraciones. Lleva tres carreras con sendos abandonos y llega a Austria con muchas dudas.

<

p> Sabe que el coche no está ni mucho menos a punto, pese a los entrenos de esta semana en Valencia. "Es un trazado más rápido de lo que parece, pese a que tiene dos curvas muy lentas, bastante largas, por lo que solemos quitar bastante carga aerodinámica", explica el catalán, "no va a ser un circuito favorable al equipo Jaguar, porque se necesita una óptima eficiencia aerodinámica y ése es uno de nuestros puntos débiles". "Ahora, lo que quiero es cruzar la meta", remacha.

<

p> Lo cierto es que Jaguar tiene un papelón en esta carrera. Niki Lauda, su director, es un ídolo de masas en Austria, con lo que le gustaría hacer un buen papel, algo muy difícil.

<

p> Otro aliciente de la carrera será ver al equipo Minardi. Después de retirarse en Barcelona por problemas en los alerones traseros, el equipo de Stoddart viaja con dudas a Austria.

<

p> Con todo, una vez más la Fórmula 1 nos ofrece un fin de semana lleno de espectáculo. Como siempre, te lo contamos todo en Autopista Online.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...