San Marino devuelve la emoción de la F1 a Europa

Qué largo se ha hecho el mes y medio que va de Mundial de Fórmula 1... Parecía que la competición nunca llegaría a Europa, pero claro, al final llega. San Marino recibe este fin de semana el primer Gran Premio en suelo europeo. Será también la primera carrera con los dos Ferrari de 2002 en liza. Sin embargo, no será un paseo para los coches rojos. Los crecidos Williams pegan muy fuerte, sobre todo Ralf Schumacher, que ya ha avisado a su hermano mayor de que está dispuesto a ganarle.
-
San Marino devuelve la emoción de la F1 a Europa
San Marino devuelve la emoción de la F1 a Europa

Para muchos pilotos, el campeonato empieza aquí. Las escuderías ha estado en Australia, Malasia y Brasil, pero es en el viejo y difícil trazado de Imola</font color="#0000CC"> donde tendrán que empezar a dar su verdadera cara. En Europa, ante el público más entregado, con los principales patrocinadores exigiendo el máximo rendimiento, nadie se puede permitir excusas.

<

p> Imola, en la diminuta república de San Marino, una isla en el corazón de Italia, es uno de esos trazados que marcan a los pilotos. Estrecho, revirado y muy técnico, exige a los hombres gran concentración y a las máquinas, una solidez técnica a prueba de bombas. Con tan poco asfalto para ocupar, los coches van mucho tiempo por los bordillos, los famosos "kerbs" de Imola. Buena suspensión y mucha precisión al volante son los factores fundamentales para lanzar ataques sobre tan irregular superficie.

<

p> Los amantes del espectáculo tienen su punto de observación en la curva Rivazza, a la que se llega a 300 km/h tras una cuesta abajo a tumba abierta. Se corre, como en Brasil, contra las agujas del reloj, con lo que el sufrimiento físico se incrementa notablemente. Son 4.933 metros de pista y, como es sabido, la velocidad media se redujo con la chicane introducida en 1995, tras el accidente que acabó con la vida de Ayrton Senna.

<

p> En lo puramente técnico, es un trazado para motores y frenos, sin tanta importancia en el apartado aerodinámico. El tiempo esperado no es especialmente caluroso, incluso no se descarta que llueva. Con el asfalto frío, la ventaja inicial es para los neumáticos Bridgestone, que monta Ferrari, por ejemplo. Los Michelin que equipan sus principales rivales tardan más en reaccionar sobre un terreno frío. Para asegurarse el éxito, Bridgestone ofrece a sus marcas asociadas un nuevo compuesto especialmente pensado para aumentar la capacidad de tracción, algo básico en este circuito.

<

p> El F2002 de Barrichello
Ferrari corre en casa; aunque es "otro país", San Marino y, sobre todo, Imola son su segundo hogar. Una multitud fervorosa se dará cita durante los próximos tres días para ver a sus ídolos y adorar sus colores.

<

p> La casa de Maranello les regala un espectáculo que todavía no se ha visto: los dos coches de 2002 en carrera y a la vez. Hasta ahora, sólo se ha visto a Schumacher a los mandos del nuevo coche. Fue en Brasil, donde el alemán ganó después de que Barrichello, con el coche antiguo, se quedase fuera de una carrera que lideraba con autoridad.

<

p> Ahora, el brasileño también tiene coche de estreno y va por ahí como niño con zapatos nuevos. Explica a todo el que quiera oírle que es un monoplaza tan difícil de conducir como el anterior, pero con un rendimiento mucho más alto. Gráficamente, Barrichello resume diciendo que "por el mismo esfuerzo, el coche corre mucho más".

<

p> Para explicar mejor las novedades del coche, Rubens habla de lo mucho que se ha intensificado la relación con Bridgestone. Ambas compañías han colaborado estrechamente para mejorar el entendimiento entre mecánica y neumáticos. Sólo una cosa preocupa a Barrichello: la lluvia. Reconoce que no ha conducido el nuevo F2002 sobre mojado, aunque la experiencia de Schumacher, que sí lo ha hecho, le indica que no habrá grandes diferencias con respecto al antiguo monoplaza. Sea como sea, Barrichello sabe que no puede fallar. Los rumores que colocan a Juan Pablo Montoya en su asiento ganan fuerza y al brasileño se le acaba el contrato este mismo año. Si no mejora sus resultados, podría abandonar Ferrari.

<

p> Por su parte, Michael Schumacher no tiene miedo a nada. Con gran confianza en sí mismo y en su montura, el campeón espera impasible a que llegue "su" carrera. Ha ganado aquí en dos ocasiones y estaba en carrera justo cuando en la curva de Tamburello moría Ayrton Senna, el hombre que dejó vacante el trono que ahora ocupa el alemán. Aquel año, 1994, fue testigo de la primera corona mundial para Schumacher, y empezó a fraguarla aquí, en Imola, ante la tragedia de Senna.

<

p> Pese a su seguridad, Schumacher sabe que se la juega con rivales que tampoco le temen a nada. Su propio hermano, Ralf, y su compañero de equipo, Montoya, están dispuestos a todo por desbancar al de Ferrari.

<

p> Williams se rebela
El año pasado, sobre el asfalto de Imola, Williams proclamó al mundo su definitiva resurrección. Arropado por BMW y confiando en Michelin, la legendaria escudería salió del ostracismo y ganó su primera carrera en muchísimo tiempo. Fue también la primera victoria de Ralf Schumacher.

<

p> Aquella alegre violación del orden establecido dejaba claro lo que venía. La Fórmula 1 tenía por fin un nuevo contrapoder, un heredero para McLaren, una escudería ya entonces a las puertas del declive.

<

p> Ha pasado un año y Williams es ya una alternativa seria a Ferrari. Aseguran que tienen el mejor motor de la competición y sus dos pilotos, con el enorme apoyo de Marc Gené, se muestran competitivos, valerosos y alocadamente decididos.

<

p> Ralf Schumacher se ha cansado de que le digan que deja ganar a su hermano. Sin levantar demasiado la voz, ha dicho que "admira a Michael", pero que ya no va a ser más la "Cenicienta". Su amenaza es seria: si puede, ganará.

<

p> De Montoya no hay que decir mucho. Se ha encomendado a "su héroe Ayrton Senna" y, aferrado a su memoria, se ha juramentado para ganar. En Brasil no lo consiguió por un problema de inmadurez, se precipitó y rompió parte de su coche. Después, derrochando talento y valor, protagonizó una remontada de casi 20 coches que le devolvió al podio, un podio que, tras marcar la "pole", tenía su nombre. Es piloto de sangre caliente el colombiano, y esto le marca y le lastra. A medida que serene su pilotaje, se fraguará un auténtico campeón. Según los rumores, Ferrari le reserva un volante: su destino está marcado.

<

p> Los nuevos gladiadores
Tras las primeras tres carreras del año, y a falta de una previsible reacción en Imola, se puede hablar de un importante cambio en la zona media del pelotón.

<

p> Los hombres de McLaren, pese al prometedor desempeño de Raikkonen, no parecen capaces de reverdecer los laureles del equipo. Problemas mecánicos bastante graves y una alarmante falta de fiabilidad retrasan el despertar de la escudería y la desilusión acampa en sus "motorhomes".

<

p> Con McLaren caen otros dos equipos, muertos de un éxito que prometieron y no lograron. Son Jordan y Bar, con problemas financieros, técnicos y de jerarquía. Se han pasado varios años nadando y no han llegado a ninguna orilla. Llevan motores oficiales Honda y no logran el rendimiento que de ellos se espera. Cambian de pilotos, de directivos, de patrocinio... Nada. Los éxitos no llegan, los ánimos se agotan y los puntos se escapan. Sus pilotos intentarán cambiar las tornas en Europa, pero, de momento, todo está muy oscuro en sus horizontes.

<

p> Los beneficiados de estos declives son los nuevos gladiadores, Renault y Toyota, que se han unido a Sauber en la lucha por ser los mejores después de los "muy mejores".

<

p> En Renault ya han logrado puntos y tienen a un fuerte Button en tercer lugar de la tabla. El motor rinde y el coche funciona muy bien, mejor de lo que se esperaba a estas alturas. Si aprovechan los huecos que dejan los que van cuesta abajo, pueden hacer una magnífico Mundial y luchar por el podio en 2003.

<

p> En Toyota, más sorpresas todavía. Novatos y con poco experiencia pero muchos recursos, los japoneses tienen ya los dos puntos que ha logrado sumar Salo. A este paso se van a convertir en el equipo revelación y también darán que hablar en temporadas sucesivas. A más de un directivo de Honda le van a dar los siete males, si Toyota coloca sus coches por delante de los Bar o los Jordan.

<

p> A confirmar la recuperación
En esta ocasión, la gran incógnita se llama Jaguar. Tras un desastroso comienzo de año, los coches verdes mejoraron mucho en Brasil. En Imola tendrán que confirmar esta recuperación, aunque las exigencias mecánicas de esta pista no se adaptan a las condiciones de los monoplazas de Jaguar.

<

p> Pedro de la Rosa, el mejor del equipo hasta el momento, explica que no es un circuito en el que su coche se encuentre cómodo, pero asegura que está dispuesto para atacar por los bordillos. "Todavía no hemos conseguido alcanzar el máximo potencial del coche, con lo que nuestra habilidad para conseguir unos buenos reglajes será determinante en esta carrera, ablandamos el coche para pasar mejor por los arcenes", comenta.

<

p> El año pasado, Pedro de la Rosa no corrió porque todavía era probador de Jaguar. En 2000 se salió cuando el Arrows que pilotaba rompió la suspensión trasera. Ahora, quiere sacarse la espina y acabar la carrera. Si puede ser en los puntos, mucho mejor.

<

p> La emoción está servida. Europa degustará la primera carrera del año que se corre en su territorio y en un horario "normal". Parece que TVE tiene casi cerrada la negociación para poder emitir la prueba pero, de cualquier forma, Autopista Online te lo contará todo.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...