Rally de Nueva Zelanda, la hora de la verdad

Ya no hay cartas boca abajo. El Mundial de Rallies afronta su recta final en las antípodas, en Nueva Zelanda. Allí, cinco hombres empezarán a disputar el campeonato sabiendo que sólo quedan ya cinco pruebas para que éste acabe. El tiempo se esfuma y Makinen parece consolidarse como principal favorito. Carlos Sainz, mientras tanto, no da por perdidas sus opciones.
-
Rally de Nueva Zelanda, la hora de la verdad
Rally de Nueva Zelanda, la hora de la verdad

Makinen, McRae, Carlos Sainz, Harri Rovanpera y Richard Burns. Todos estos hombres, pero sobre todo los dos primeros, tienen claras opciones para ganar el Mundial de Rallies. La lucha es ya abierta y encarnizada. No valen paños calientes y es necesario ganar en Nueva Zelanda</font color="#0000CC">.

<

p> Quien más nota esta presión es Sainz, que no ha ganado ninguna carrera en todo el año y sabe que se le escapan las posibilidades. Su sexta plaza en Finlandia sirvió para espantar el fantasma de la retirada, que le perseguía en forma de fallo mecánico desde hacía ya tres carreras. El Focus parece que vuelve a ser fiable y Sainz, junto con Auriol y McRae, tiene la misión de luchar por el liderato en el apartado de marcas.

<

p>

Esta dedicación de Ford al campeonato de constructores puede ser un lastre para Carlos Sainz. Teniendo en cuenta que McRae va por delante de él en la general de pilotos, no sería raro que hubiera órdenes de equipo para el español: no atacar a McRae y defender los puntos para la tabla de fabricantes.

<

p> Eso cambiaría mucho si Sainz lograse rápidamente ventaja en la general, pero su estado de forma es una duda incluso para él. Asegura que la clave está en seguir sumando podios (lleva cinco este año), pero sabe que, sin una victoria, se vería demasiado apartado de la lucha principal.

<

p> El madrileño aún no sabe qué pasará con él en 2003, cuando acabe el nuevo contrato que va a firmar con Ford.

<

p> Makinen, el renacido
Además de su lucha intestina con McRae, que empieza a tener algo de batalla a través del tiempo, Sainz tiene enfrente a un enemigo que ha vuelto del ostracismo; es Tomy Makinen, el finlandés de Mitsubishi que va en busca de su quinto título mundial.

<

p> Después de empezar bien el año, Makinen atravesó una etapa de auténtica oscuridad, con cuatro rallies muy mediocres. Después resucitó para ganar el Safary al viejo estilo; aunque se retiró en Finlandia por un accidente, todo el mundo sabe que ha vuelto con ganas de explicar por qué es uno de los más grandes.

<

p> El piloto finlandés explica que se siente en plenitud y que el coche ha evolucionado mucho su esquema de suspensión trasero, con lo que será un enemigo aún más temible.

<

p> En las pistas neozelandesas habrá que prestar mucha atención a otro hombre que no ha tenido su año, pero que no está descartado. Se trata de Richard Burns, el piloto de Subaru. En el "shakedown" de ayer fue este equipo el que mejor trabajo realizó, con un Richard Burns pletórico y ansioso por demostrar que no ha perdido el pulso de la temporada pasada. En Nueva Zelanda ganó por primera vez una carrera del Mundial y asegura que le encanta esta prueba.

Otro que dará guerra es Marcus Gronholm, que logró el mejor tiempo del "shakedown". El de Peugeot ganó a lo grande en Finlandia, pero llevaba todo el año sin subir a lo más alto. Eso, para el vigente campeón del mundo, era muy poco y ponía en duda la fortaleza de su triunfo. Algunos empezaban a pensar que había sido algo casual.

<

p> Un rally complicado y táctico
El de Nueva Zelanda es uno de esos rallies que engañan. Las pistas de tierra son anchas y lisas, sin problemas para suspensiones y neumáticos. Sin embargo, están terriblemente sucias de gravilla y arena. Además, el rally ha sido retrasado y ahora es primavera en aquella región, con lo que no sería extraña la lluvia y, con ella, la presencia de barro. Lo bueno que tiene el fango es que iguala a todos

<

p> Si no llueve, la suciedad hará que los pilotos se replanteen seriamente el orden de salida. Como se sabe, el primero en salir siempre es el líder de la general del rally. Sin embargo, arrancar por delante supone ir limpiando la pista, con lo que se favorece el avance de los que llegan después.

<

p> Carlos Sainz piensa que se podría variar el sistema de salidas para que no hubiera ventajas. "Si no llueve, el orden de salida puede ser fundamental", dice el español. "Tras los diez primeros coches no se notará tanto, pero hasta ese puesto, cada vez se va más rápido. Si llueve puede ser terrible. Esto se debería haber regulado hace ya tiempo", sentencia.

<

p> Teniendo en cuenta esto, no será extraño ver a pilotos circular más despacio de lo normal para asegurarse un buen puesto en la línea de salida.

<

p> En total, el rally constará de tres etapas con 24 tramos cronometrados, lo que hace un total de 1.690,39 kilómetros de los que 382,46 se disputan al sprint. El final, con seis tramos seguidos sin asistencia, promete ser un auténtico espectáculo.

<

p>

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...