El Gran Premio de Estados Unidos, en el aire

A pesar de que la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) y Bernie Ecclestone (el "dueño" de la F1) aseguran que la prueba estadounidense se llevará a cabo, las dificultades logísticas a las que van a tener que hacer frente los equipos de Fórmula Uno provocan que la celebración de esta carrera, que debería disputarse el próximo día 30, aún esté por decidirse.
-
El Gran Premio de Estados Unidos, en el aire
El Gran Premio de Estados Unidos, en el aire

El transporte hasta el Circuito de Indianápolis (Estados Unidos) del equipo y del personal que componen las diferentes escuderías ocasionará tales problemas logísticos que los directores de equipo se están planteando no acudir a la penúltima carrera de la temporada.

<

p> Las nuevas normas estadounidenses sobre lo que se puede transportar en avión, impuestas como consecuencia de los atentados ocurridos hace una semana, son muy estrictas y afectan a las escuderías deportivas, ya que los coches y cada una de las piezas de su equipamiento tendrán que ser pasados por rayos x. El problema es que en Europa sólo hay dos escáneres lo suficientemente grandes como para que un monoplaza pase por ellos.

<

p> En opinión de Craig Pollock, director de BAR-Honda, "será muy difícil, pues, aparentemente, tendremos que pasar a través de los rayos x cada pieza de equipamiento, lo que equivale al coche entero. Estos elementos sólo pueden pasar a través de escáneres de gran tamaño y en Europa sólo existen dos máquinas con estas características, una en el aeropuerto de Amsterdam y otra en el de Luxemburgo. Tendremos que preparar todo el equipaje un día antes de lo previsto, pero creo que podemos hacerlo. Es importante celebrar esta carrera".

<

p> Esto deja a todos los equipos con muy poco tiempo para realizar todos los preparativos. Los monoplazas aún no han llegado a Gran Bretaña (donde tienen su sede la mayoría de las escuderías) desde Italia, donde el fin de semana pasado se celebró la antepenúltima carrera de la temporada, y deberían estar en Amsterdam el jueves, con el fin de asegurarse el tiempo suficiente para su transporte.

<

p> Además, ninguna de las escuderías tiene garantizado un vuelo directo a Indianápolis, por lo que es posible que la mayoría del personal llegue a Estados Unidos a través de la frontera canadiense. Esto significaría pasar dos controles de seguridad muy estrictos para entrar en ambos países y un largo viaje por carretera hasta el trazado donde se celebrará la prueba.

<

p> También se cree que, probablemente, el transporte de combustible estará prohibido, por lo que los diferentes equipos tendrán que proveerse en Estados Unidos de enormes cantidades de una gasolina apropiada para los delicados motores de los monoplazas.

<

p> Por si esto fuera poco, varios de los empleados de los equipos tendrán que entrar al país norteamericano mediante la obtención previa de un permiso de trabajo y no es probable que todos los que lo necesitan puedan conseguirlo a tiempo.

<

p> Los rumores dentro de la Fórmula Uno aseguran que la carrera será cancelada, puesto que estas dificultades se ven como insuperables. Algunas voces han comenzado a señalar Jerez como el trazado que sustituirá a Indianápolis, ya que este circuito cuenta con licencia para celebrar competiciones de Fórmula Uno y la publicidad de tabaco está permitida. La prueba se celebraría quince días después del Gran Premio de Japón.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...