Spa-Francorchamps, la fiesta de la Fórmula 1

La Fórmula 1 está de fiesta. Pese a la triste desaparición de Ken Tyrrell, el espectáculo del automovilismo lleva dos semanas festejando la coronación de Michael Schumacher. Como aperitivo a lo que será la gran celebración de Monza dentro de dos semanas, llega la carrera de Spa-Francorchamps, uno de los circuitos más legendarios y bellos de este deporte.
-
Spa-Francorchamps, la fiesta de la Fórmula 1
Spa-Francorchamps, la fiesta de la Fórmula 1

Desde que la Fórmula 1 iba en pañales, Spa-Francorchamps ha ligado su nombre a ella. Escenario de carreras épicas y gestas memorables, este bellísimo trazado suena todavía a latas de gasolina atadas a los monoplazas y cascos de cuero con gafas de aviador.

<

p> Tiene Spa el sabor añejo de la competición pura, cuando sólo era un hombre y una máquina, sin el abrigo de los millones, la publicidad y el márketing.

<

p> En las carreteras de Spa-Francorchamps se corre desde 1921, cuando empezaron a competir aquí las motos. Después, en 1925, llegaron los coches y, desde entonces, no se han ido. El primer Gran Premio de Bélgica</font color="#0000CC"> se corrió aquí en 1950 y se han sucedido 35 más. El de este año hace el número 48.

<

p> Sus míticos 14 kilómetros de toboganes y curvas se vieron recortados a "sólo" 6,97 en 1980. Este recorte no impide que sea todavía la pista más larga y rápida del Mundial y, sobre todo, la más querida. No tiene el peligro espectacular de Mónaco, ni la pasión de Imola o Monza, ni las instalaciones soberbias de Kuala Lumpur o Suzuka, pero su solo nombre sirve para desatar la imaginación de los buenos aficionados.

<

p> Sobre su asfalto, los pilotos encuentran sensaciones muy intensas y, sobre todo, desafíos importantes a sus condiciones. La curva súper rápida de Eau Rouge es uno de los puntos más impresionantes. Pese a que plantea serias dificultades, no es imposible adelantar en Spa. Sin embargo, los equipos deberán cuidar mucho los reglajes, pues la combinación de fuertes subidas y curvas rápidas obliga a un equilibrio aerodinámico exquisito.

<

p> Además, se espera un tiempo cambiante, con chubascos y claros de sol. Esto obligará a un trabajo extra para los responsables de calzar los coches. Si llueve, asistiremos a un espectáculo fantástico. Los coches que monten las Bridgestone tendrán cierta ventaja, pero los Michelin han evolucionado tanto que no se quedarán atrás. Sobre mojado, Schumacher puede regalarnos con su pilotaje sin rivales.

<

p> Fiesta para el campeón
Dentro de dos semanas, Ferrari entrará en triunfo a Monza, el circuito del Gran Premio de Italia. Allí, miles de enfervorecidos tifosi glorificarán a Michael Schumacher, el flamante campeón del mundo. Pero antes, Spa se llenará para festejar la grandeza de un deporte que crece cada día. Michael Schumacher llega con la resaca de dos semanas en las que ha ido de fiesta en fiesta. Tal ha sido su ajetreo que ha sufrido hasta un accidente entrenando en Fiorano.

<

p> Sin embargo, el alemán no se rinde. Asegura que quiere seguir ganando carreras este año y llega a Bélgica con la mente puesta en ganar su 52 gran premio, con lo que se convertirá en el hombre con más carreras ganadas en la historia. Spa es uno de sus circuitos favoritos: aquí debutó y aquí ganó su primer gran premio.

<

p> Su racha rompe-records parece no tener fin. Aun así, algunos confían en el lado bondadoso de Schumacher y esperan que deje ganar alguna carrera a Barrichello, que tanto le ha ayudado este año.

<

p> El brasileño está en disposición de ser segundo en el podio final, en dura pugna con David Coulthard. Para Ferrari sería la confirmación de un año histórico, con lo que no debería extrañarnos que Schumacher dejase pasar a su compañero de equipo.

<

p> McLaren lame sus heridas
Suposiciones aparte, lo cierto es que lo único que queda por dilucidar en este Mundial es quiénes serán segundo y tercero. Coulthard, Barrichello y Ralf Schumacher lucharán duramente por conseguirlo.

<

p> El primero tiene una difícil papeleta. Es el encargado de salvar el honor de una McLaren muy venida a menos. Desean los británicos que pase cuanto antes esta temporada, aunque eso les traiga un problema grave: ¿seguirá Hakkinen?

<

p> El finlandés vive rodeado de rumores y nadie sabe a ciencia cierta qué hará el año que viene. Su representante asegura que se queda en McLaren, pero nadie lo confirma. Parece que a lo largo del fin de semana se puede saber algo nuevo. De esta decisión están pendientes todos los pilotos, pues la retirada de Hakkinen deja un hueco libre y muchos hombres cambiarán de volante.

<

p> Por detrás de McLaren, con los Williams dispuestos a hincarle el diente a nuevos puntos, no podemos dejar de hablar de Jordan, que pisa uno de sus circuitos más queridos.
Aquí han logrado alguno de sus más memorables éxitos, como el doblete de Damon Hill y Ralf Schumacher en 1998, o el segundo puesto de Fisichella en 1997.

<

p> El equipo de Eddie Jordan llega pletórico a Bélgica. Jean Alesi se ha adaptado muy bien y, a lo largo del año, ha demostrado que se merece el motor oficial Honda.

<

p> El resto de escuderías buscará también un papel relevante. Sobre todo Sauber, que se ha convertido en una de las sensaciones del año. El magnífico trabajo de Heidfeld y Raikkonen con los motores Ferrari del año pasado ha dado grandes resultados. Su gran velocidad punta los hace muy competitivos para esta carrera.

<

p> También los Prost tienen una buena ocasión para hacer brillar esos motores Ferrari. Además, el equipo francés estrena innovaciones aerodinámicas, con lo que puede tener alguna opción de clasificarse bien. Sus problemas, en cambio, son de otra índole. Aquejado por la falta de dinero, su participación en el próximo Mundial todavía no es muy segura. Alain Prost trata de encontrar el dinero que le permita pagar otra vez motores Ferrari, pero lo tiene realmente difícil.

<

p> El futuro de los españoles, asegurado
A quien se le alivian un poco las penas es a Minardi. La cenicienta de la competición ha logrado el apoyo de la compañía malaya de apuestas, Magnus Corporation. La llegada del piloto malayo Alex Yoong ha traído este fenomenal soporte a un equipo que necesitaba el dinero con desesperación.

<

p> Así, Spa será la última carrera para Tarso Marques, que dejará su sitio al joven asiático. Yoong, que acaba de obtener su superlicencia, correrá junto a Fernando Alonso, lo único intocable de la escudería.

<

p> El joven asturiano ganó aquí el año pasado, cuando corría en Fórmula 3000. Aquella victoria confirmó lo que todo el mundo sabía: iba para campeón. Este año, con un coche mucho menos capaz, lo tendrá realmente difícil. Si llueve, puede tener una oportunidad.

<

p> En principio, en Minardi confiaban en tener un nuevo motor para este fin de semana, pero no está muy claro que puedan utilizarlo.

<

p> Por su parte, Pedro Martínez de la Rosa afronta una carrera que, por sus complicaciones, puede resultarle muy favorable. Su puesto en Jaguar para el año pasado ha sido confirmado, lo mismo que el de Irvine. La escudería británica vive momentos de agitación tras la salida de Bobby Rahal y la toma de poder por parte de Niky Lauda. Es una buena ocasión para que De la Rosa afiance su posición.

<

p> La carrera será a las dos de la tarde del domingo y Autopista Online lo contará todo.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...