El fútbol se pasa al automovilismo

La Premiere 1 Grand Prix es una nueva competición de monoplazas que intenta poner en marcha Colin Sullivan, un buen amigo de Bernie Ecclestone. La idea es que los grandes clubes de fútbol europeos monten escuderías para competir. El histórico Benfica de Portugal ya tiene coche.
-
El fútbol se pasa al automovilismo

"En la primera fila de la parrilla, Real Madrid y Barcelona; en la segunda, Manchester y Benfica; en la tercera..." Esto, que hoy parece una broma, puede dejar de serlo en 2002. La Premiere 1 Grand Prix, una competición de monoplazas para escuderías patrocinadas por los clubes de fútbol, empieza a tomar forma.

<

p> La idea es sencilla: desviar a las cuatro ruedas la enorme pasión que suscita el fútbol en el Viejo Continente. Si los aficionados llenan los estadios para ver a Zidane, Saviola y compañía, ¿por qué no iban a ir los circuitos a ver a pilotos de élite defendiendo los colores del club de sus amores?

<

p> Tan peregrina idea va cuajando y el Benfica, uno de los grandes clubes de Europa y una leyenda en Portugal, acaba de mostrar cómo será su coche si finalmente hay semáforo en verde para esta competición.

<

p> El monoplaza del Benfica, pintado con los colores rojo y blanco del club lisboeta, se presentó hace un par de días ante la afición del equipo. Se trata de un chasis Dallara con un motor Judd de 700 CV diseñado a principios de los 90 y revisado para contar con cambio automático y otras innovaciones. Estos coches dejaron la Fórmula 1 en el año 1991, pero todavía pueden ser muy competitivos. En principio, se les autoriza a correr con neumáticos lisos y las carreras, a dos mangas, no tendrán parada en boxes. Como todos los coches serán idénticos, la igualdad estará garantizada.

<

p> Gran negocio
De la mano de Ecclestone, el gran magnate de la Fórmula 1, Sullivan quiere que su Premier 1 Gran Prix sea una especie de segunda división de la Fórmula 1. Calcula que arrastrará a 1.000 millones de espectadores sólo en su primer año.

<

p> Para engatusar a los clubes de fútbol, máquinas de hacer dinero, los organizadores han previsto un mecanismo de competición en el que las escuderías cobran en lugar de pagar. Durante la primera temporada, cada equipo participante se llevará 200 millones de pesetas por ceder su imagen a la empresa que orquesta el espectáculo. Es decir, por tener un coche pintado con sus colores.

<

p> Más adelante, si se consolidan las carreras, se podrán ganar hasta 1.000 millones de pesetas en premios, además de "merchandising" y derechos de televisión.
En principio, la parrilla deberá contar con 24 equipos, uno por cada club que juegue la Liga de Campeones. No debería haber más de tres escuderías por país y los pilotos serán algunas de las perlas de las canteras automovilísticas europeas. Se les elegirá en el circuito de Cheste, en Valencia, y serán asignados a los coches en función de las preferencias de los equipos.

<

p> Diseñado a 10 carreras, el campeonato deberá comenzar el próximo 7 de julio de 2002 en el trazado de Estoril. Después, en octubre, llegará a España, al Circuit de Catalunya.

<

p> Entre los clubes españoles no parece haber gran interés. El más adelantado es el Valencia, que, según algunas fuentes, ultima su proyecto.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...