Schumacher sólo tiene a Fangio por delante

En el horizonte de Michael Schumacher únicamente está ya el nombre de Juan Manuel Fangio, mito de la Fórmula 1. A sus 32 años, el alemán logra su cuarto título de campeón del mundo y amenaza cualquier récord.
-
Schumacher sólo tiene a Fangio por delante
Schumacher sólo tiene a Fangio por delante

A estas alturas, nadie se atreve ya a decir que Michael Schumacher no es el mejor piloto del mundo. Cuatro títulos mundiales y 51 grandes premios ganados hacen de él una especie de leyenda en activo. Ha corrido ya 159 carreras, de las que ha ganado un tercio, tras lograr 41 poles. Suma 169 puntos y no encuentra rivales.

<

p> Acaba de igualar de una tacada dos records que obraban en poder Untitled Document

Alain Prost </font color="#3333FF"> , otro de los nombres ilustres de la Fórmula 1. Tiene ya 51 grandes premios y, sobre todo, cuatro mundiales. Por delante sólo queda un nombre para superar: el de Untitled Document

Juan Manuel Fangio </font color="#3333FF"> , el hombre que hizo grande la Fórmula 1 cuando correr era una tarea de titanes y los pilotos eran llamados "sport gentlemen".

<

p> Para superar los cinco campeonatos del mundo que ganó aquel argentino mítico, Schumacher todavía tiene tiempo. Sus rivales se prepararán al máximo para la próxima temporada y nada será fácil, pero en estos momentos parece posible que el de Ferrari se convierta en el humano con más coronas mundiales en la especialidad más dura, sofisticada y fascinante del automovilismo.

<

p> Un año triunfal
Este alemán de humor exaltado tiene la suerte como aliada y un talento fuera de lo común para pilotar. Además, es terriblemente competitivo y duro en la pista. Pocos están tan capacitados como él para triunfar en este deporte.

<

p>

<

p> La temporada 2001 ha sido un camino de rosas para Schumacher. Empezó tan fuerte que no dio tiempo a nadie para seguirle el ritmo. Dejó en la cuneta a McLaren a las primeras de cambio y, cuando Williams tuvo el potencial y el arrojo para seguirle, sumaba tantos puntos que era invulnerable.

<

p> Sus exhibiciones en Malasia, España y Monte Carlo, por poner algún ejemplo, dejaron claro ya que el Mundial sería un paseo militar. El declive de Mika Hakkinen, en el ocaso de su carrera, y la mala suerte de Coulthard con la mecánica de su McLaren propiciaron la racha de seis victorias consecutivas que consolidó el título para Schumacher.

<

p> La brillante irrupción de Williams como equipo ganador, lejos de ser un impedimento para el alemán, ha sido una ventaja. Con más coches

<

p> enzarzados en la lucha por los podios, no tenía que preocuparse más que de ir delante. El peligro de los McLaren quedaba neutralizado por la combatividad de los Williams. El año que viene tendrá que prestarles más atención, pero hasta ahora le han venido bien. Además, en Williams está su hermano Ralf, que ya sabe lo que es ganar grandes premios y se coloca como heredero natural de Michael.

<

p> Marcado por los coches
Nacido en las cercanías de Colonia hace 32 años, Michael Schumacher se subió a un kart cuando tenía sólo cuatro. Rápidamente se vio que aquel niño

<

p>tenía madera. Con 16 años se proclamó campeón del mundo junior de la especialidad y dos años más tarde ya era campeón de Europa absoluto.

<

p> En 1990, cuando tenía 21 años, saltó de los kart al campeonato mundial de Sports Car. Algo antes, en 1989, había empezado a correr en la Fórmula 3 alemana y lo ganó todo. De ahí a la Fórmula 1 sólo había un saltito.

<

p> Su oportunidad llegó en el Gran Premio de Bélgica de 1991. Le ofrecieron ser piloto reserva de Jordan y no se lo pensó. Cuando la competición llegó a Spa, tuvo que sentarse como piloto oficial y no se bajó más. Al año siguiente, en 1992, pasó a Benetton-Ford y ganó su primer gran premio, cómo no, en Spa.

<

p> Encumbrado por la crítica que veía en él al sucesor de Ayrton Senna, Schumacher acabó tercero aquel año. Al siguiente fue cuarto y se desquitó en 1994 con su primer título mundial. Se lo dedicó al gran Senna.

<

p> En 1995 repitió hazaña y ganó 9 de las 17 carreras que disputó. Para entonces ya era el piloto con mayor proyección de la competición. Ferrari no lo dudó. Su prestigio decaía después de 16 años sin lograr una victoria. Necesitaba un líder que devolviera el brillo a sus medallas.

<

p> Schumacher aceptó el reto. Salió de la boyante Benetton, con su tecnología punta, y se fue a Ferrari, una escudería que no prometía nada a corto plazo. Cuando llegó, fue él quien prometió. Se metió al duro público italiano en el bolsillo juramentándose para devolver la gloria a Maranello. Confiaron en él.

<

p> Tras poner boca abajo la estructura de Ferrari, empezó a trabajar. En 1997 y 1998, con un equipo totalmente renovado, acabó segundo luchando por el triunfo hasta la última carrera. Sin embargo, por entonces todavía McLaren era más poderosa que Ferrari y, sobre todo, tenía a Hakkinen en estado de gracia. Estuvo a punto de cumplir su promesa en 1999, pero un accidente en Silverstone se lo impidió. 2000 fue el año de la venganza. Tras más de 20 años de espera, los tifosi italianos volvieron a cantar la victoria en un mundial. La temporada fue muy dura, y la alternancia en el liderato entre Schumacher y Hakkinen arrojó muchas dudas sobre sus posibilidades. Al final, a falta de dos grandes premios, sentenció el campeonato y casi le nombran emperador.

<

p> El año que viene tendrá otra evolución más de su impresionante Ferrari V10, un nuevo motor y más medios. Habrá más rivales, más dinero y más emoción. ¿Podrá con el récord de Fangio?

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...