El niño atropellado en el Rally de Fuenlabrada continúa en estado crítico

El niño A.L.M., de once años, resultó atropellado por un Seat 124 en la IV edición del Rally de Fuenlabrada, una de las pruebas del Campeonato Regional Madrileño. Es el segundo accidente ocurrido en una competición de estas características en poco más de dos meses, lo que hace que de nuevo se cuestione la seguridad en los rallies y el comportamiento de los espectadores.
-
El niño atropellado en el Rally de Fuenlabrada continúa en estado crítico
El niño atropellado en el Rally de Fuenlabrada continúa en estado crítico

El pequeño sigue ingresado en el hospital Doce de Octubre, donde fue trasladado por un helicóptero del Sercam con traumatismo craneoencefálico muy grave, trauma costal grave y fractura abierta de fémur, según fuentes de la Cruz Roja, del Insalud y del Sercam.

<

p> Otras cinco personas resultaron heridas de diversa consideración, entre ellas J.R.R., con trauma costal, que fue trasladado al Doce de Octubre en una ambulancia de la Cruz Roja.

<

p> El suceso ocurrió sobre las dos de la tarde, cuando uno de los participantes en el IV Rally de Fuenlabrada se salió de la carretera en una zona de curvas enlazadas y arrolló a un grupo de espectadores que se encontraban al borde de la calzada. El vehículo derribó al pequeño, que entró en muerte cerebral en el hospital, donde continúa en estado muy grave.

<

p> Así, un nuevo accidente pone en entredicho la seguridad en torno a las competiciones automovilísticas. El pasado 31 de abril se produjeron dos muertes en el Rally de Jerez de los Caballeros, cuando un Peugeot 205 salió sin control de una curva y se precipitó sobre un grupo de espectadores situados a la salida de una curva. En esta ocasión ha sido un Seat 124, un coche al que sólo se le permite participar en competiciones regionales.

<

p> Se trata de un vehículo que, pese a sus 23 años de antigüedad, obtiene autorizaciones para correr, ya que cumple con todos los requisitos mecánicos y de seguridad exigidos por la federación correspondiente. En esta ocasión, el piloto (de 47 años y con 20 de experiencia en competición automovilística), salió derrapando de una curva y perdió el control, estrellándose contra un grupo de espectadores situados al borde de la carretera, entre dos curvas enlazadas.

<

p> La organización determina qué puntos son peligrosos para los espectadores y pone cintas en ellos, con el fin de impedir la colocación del público en estos lugares. Antes del comienzo de la prueba se distribuyen unos folletos con las indicaciones básicas de seguridad: situarse en sitios elevados, (nunca en las curvas), dejar libres los accesos para las ambulancias y estacionar los vehículos en lugares seguros.

<

p> Además, un vehículo de reconocimiento (el "coche cero") pasa por el tramo antes de la salida de los participantes para ver si hay exceso de público o alguien está mal colocado. Si se da alguno de estos casos, el conductor puede bajar del coche y advertir a los espectadores, o suspender la especial.

<

p> La organización del rally no vio a nadie situado en el lugar del accidente (un sitio considerado peligroso) cuando pasó con el "coche cero" y, como han indicado, se trata de un espectáculo en el que "no podemos impedir que la gente se mueva dentro del tramo" una vez comenzada su celebración o que se produzcan accidentes incluso en los lugares potencialmente "seguros", ya que, una vez se pierde el control de un coche "la inercia es la única que decide dónde va a ir a para el vehículo".

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...