GM quiere desprenderse de su imagen de 'mala calidad'

Las campañas de incentivos lanzadas por General Motors tras los ataques terroristas del 11 de septiembre no han sido suficientes para cambiar la percepción de los consumidores sobre la marca: éstos siguen pensando que la calidad de los vehículos de la compañía está lejos de la que ofrecen sus rivales.
Autopista -
GM quiere desprenderse de su imagen de 'mala calidad'

Paul Ballew, uno de los investigadores de mercado para General Motors, ha asegurado que la compañía tendrá que realizar una “agresiva campaña de marketing” para superar el rechazo de los consumidores estadounidenses.

En opinión de Ballew, los vehículos que la marca construía hace casi dos décadas –considerados de mala calidad- representan una herencia de la que aún no ha sido posible desprenderse, a pesar de que la eficacia y las cualidades de sus coches han mejorado en los últimos años. “Estamos pagando por nuestros pecados en el pasado”, ha asegurado el analista.

El fabricante norteamericano lanzó una serie de medidas para estimular las ventas de automóviles tras los ataques terroristas del 11 de septiembre del año pasado, pues la confianza de los consumidores y la economía estadounidense (que ya estaban debilitadas) aumentaron su fragilidad. Sin embargo, el gesto de GM no incrementó la tranquilidad de los conductores, que -según estudios recientes- aún siguen preocupados por la fiabilidad de los coches de la marca y por su calidad a largo plazo.

A pesar de esta percepción negativa, GM está ganando puntos entre sus nuevos clientes: la marca se ha situado en la tercera posición (por detrás de Toyota y Honda) en el último estudio sobre calidad inicial en los vehículos, llevado a cabo por J.D. Power y Asociados. Este informe se basa en las quejas realizadas sobre los modelos de 2002 durante los primeros tres meses de propiedad de un coche.

En GM, sin embargo, saben que no deben confiarse, pues –como han apuntado varios expertos-, la reputación y la imagen de una compañía no cambian de un día para otro, por lo que la percepción negativa del público no se modificará sólo con su campaña de incentivos y el gancho de su buena “calidad inicial”. La verdadera “prueba de fuego” para GM será la demostración de la eficacia y fiabilidad de sus automóviles a largo plazo. Como han afirmado los analistas, "esta es la clase de actuación que pone comentarios positivos en boca de los consumidores”.

Mientras tanto, General Motors se ha volcado en sus nuevas campañas de marketing, que harán hincapié en la idea de la calidad. Además, el fabricante ha anunciado que podría abandonar su política de financiación con un interés del cero por ciento, que ha ayudado a impulsar las ventas de vehículos en Estados Unidos durante los últimos 14 meses.

“La industria se está moviendo hacia una nueva fase”, ha asegurado Paul Ballew, “y aún mantendremos algunos incentivos, aunque buscaremos alternativas menos visibles”. Asimismo, Ballew ha estimado un aumento de la cuota de mercado del constructor del 0,2 por ciento en 2002.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...