Datos contradictorios en la huelga del taxi de Madrid

Lo más destacado del paro convocado ayer por la Federación Profesional del Taxi ha sido la contradicción existente en los datos facilitados a los medios de comunicación. Mientras que la Federación habla de un seguimiento del 95 por ciento y de un “clima de tranquilidad”, fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid han anunciado la existencia de piquetes violentos y la facilidad para disponer de un taxi.
-
Datos contradictorios en la huelga del taxi de Madrid

La Federación Profesional del Taxi, que no está de acuerdo con la subida del 4,9 por ciento en las tarifas pactada recientemente entre el Ayuntamiento de Madrid y la Asociación Gremial del sector, convocó un paro que se extendió desde las 00:00 h hasta las 15:00 h de ayer. Hasta aquí llegan los datos en los que coinciden la Federación y la Delegación del Gobierno en la capital, pues su visión de la huelga es absolutamente distinta.

Así, Juan Sánchez, presidente de la FPT, ha anunciado que la protesta (en la que se reclamaba un incremento del 9,5 por ciento, debido a que “en Madrid tenemos las tarifas más bajas de Europa y además nos enfrentamos al caos circulatorio y a los altos índices de inseguridad”) tuvo “un respaldo masivo”, que ha cifrado en torno al 95 por ciento, y discurrió “bajo un clima de tranquilidad”.

Muy distinta es la visión del delegado del Gobierno, Francisco Javier Ansuátegui, quien ha declarado que, en su opinión, “ha sido un paro absolutamente ilegal, al margen de toda norma y con la clara intención de hacer daño”. Ansuátegui se ha referido así a la detención de un piquete que había arrojado bolas de rodamientos a los vehículos que no secundaron la protesta y ha asegurado a los responsables que “esta actitud no es aceptable”.

La policía detectó la presencia de piquetes en la Puerta del Sol, que quedó bloqueada desde la medianoche, y en Barajas, donde (a pesar de la presencia policial) se impidió a los taxistas recoger clientes, por lo que éstos tuvieron que soportar largas esperas en las paradas de autobús y de metro.

El presidente de la organización convocante afirmó que, en toda el área unificada del taxi de Madrid –que incluye los municipios de la zona metropolitana y donde hay un total de 15.629 licencias- podría haber “unos 300 profesionales trabajando”. Sin embargo, Eladio Núñez, de la Asociación Gremial del sector, contraria a estos paros y conforme con la subida pactada, afirmó que “la disponibilidad de taxis en la capital ha sido del 80 por ciento”.

Lo cierto es que ayer había taxis, aunque muchos se alejaron del centro y de las estaciones o circularon con la luz de libre apagada para prevenir incidentes. Asimismo, se registraron cargas policiales contra los conductores profesionales que quisieron concentrarse en la Plaza de la Villa, frente al Ayuntamiento. Mientras tanto, el Pleno municipal aprobaba la subida del 4,9 por ciento y Sigfrido Herráez, concejal de Movilidad Urbana, criticaba la convocatoria de “una huelga sin sentido claro, porque no sabemos si piden mayores tarifas, subvenciones, mejora del tráfico, GPS…”.

Por su parte, los portavoces de PSOE e IU, Eugenio Morales y Julio Misiego, denunciaron que aún hay pendientes graves problemas, como la regulación de las paradas o las vacaciones de los taxistas.

El consejo plenario de la Entidad Metropolitana del Transporte en Barcelona aprobó ayer el aumento anual de los precios del servicio del taxi, fijado en un 4,9 por ciento de media. Aunque este incremento no ha traído los problemas que se están registrando en Madrid, sí se han propuesto medidas que han desatado la polémica, como el recargo de 2,95 euros que se cobrará desde las diez de la noche y hasta las seis de la mañana en Nochebuena, Nochevieja y San Juan.

Según el STAC, sindicato mayoritario, esta tarifa es “una reivindicación del sector” que compensa al profesional por tener que trabajar en esas fechas, lo que aumentará el número de taxis disponibles. Sin embargo, otros colectivos, como la Patronal del sector, liderada por Carmen de Tienda, ha advertido que, si un ciudadano pide un taxi por teléfono en esa fecha, tendrá que pagar tres euros, más los 2,95 del recargo, más la carrera. “De entrada, tendrá que abonar 6 euros sin haber recorrido un metro”, ha explicado.

CiU y PP han votado en contra de esta tarifa especial, ya que entienden que “es el usuario el que acaba pagando la falta de organización del sector y del Instituto Metropolitano del Taxi”. Sin embargo, si la comisión de precios de la Generalitat da el visto bueno a esta propuesta, la subida podría aplicarse desde mediados de este mes.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...