Los concesionarios piden que se cambie la fiscalidad del automóvil

El XII Congreso Nacional de Distribución del Automóvil vivió ayer su jornada más intensa con la intervención de Juan Arévalo, presidente saliente de Faconauto, la patronal de los concesionarios, quien arremetió una vez más contra la fiscalidad que soporta el sector del automóvil. Arévalo pidió una rebaja sustancial en esta carga impositiva y la retirada del impuesto de matriculación.
Autopista -
Los concesionarios piden que se cambie la fiscalidad del automóvil

Arévalo ha pedido al Gobierno que revise y reestructure la fiscalidad del sector, tanto a escala local como nacional. En esta petición se incluyen dos rubros principales: los impuestos de circulación y los de matriculación, cuya retirada es una exigencia tradicional por parte de todo el mundo del automóvil. También pide Arévalo que se reduzcan las tasas que gravan los combustibles, pues, indirectamente, afectan a la venta de vehículos.

Otra de las reclamaciones que Arévalo deja al retirarse del cargo que ha ocupado durante seis años afecta a la renovación del parque móvil. Arévalo requiere del Gobierno más impulso en los planes de achatarramiento y sustitución de vehículos.

En este sentido, tanto Arévalo como Jesús Ruiz Beato, responsable de Anfac, la patronal de los fabricantes, alabaron la idea del Ejecutivo de eliminar el requisito de nueve meses de titularidad de un vehículo para poder acogerse a los planes de renovación. Desde Anfac y Faconauto se saluda positivamente esta mejora introducida en la última Ley de Acompañamiento de Presupuestos del Estado.

Los concesionarios aprovecharon su congreso para hacer balance de su situación económica y denunciaron que en 2002 los precios de los coches han bajado un 2,6 por ciento y las ventas acabarán bajando un 7,3 por ciento. Esta bajada de precios es fruto de la soterrada lucha comercial entre marcas por retener cuota de mercado. En esta guerra se van reduciendo los precios y, por ende, estrangulando los márgenes de beneficio de concesionarios y fabricantes, que, en ambos casos, se sitúan por debajo del dos por ciento.

Para 2003 se prevé un repunte de los precios del 0,5 por ciento, y, al tiempo, una caída de ventas que del 3,2 por ciento.

La reivindicación de Arévalo ya es histórica y periódicamente sale a la luz. El automóvil español recibe una carga fiscal por encima de la media europea y, a juicio de los vendedores, esta condición lastra negativamente las ventas.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...