Francia, bloqueada por los camioneros

El transporte por carretera francés regresa a las trincheras. Los camioneros galos reclaman un aumento de sueldo y las patronales no logran acuerdos satisfactorios con los sindicatos, así que los camiones vuelven a ser utilizados como barricadas. Desde la noche del domingo al lunes, miles de vehículos pesados bloquean las principales rutas del país y, una vez más, impiden el paso de los convoyes españoles que atraviesan Francia.
-
Francia, bloqueada por los camioneros

Desde la madrugada de hoy lunes, los camioneros franceses impiden el paso totalmente por 3 carreteras principales y han montado 17 barreras “filtrantes”, pensadas para que puedan circular los turismos y, en teoría, los camiones no franceses. Según los principales sindicatos del país, el objetivo de la protesta es, simplemente, paralizar el tráfico de mercancías y ciertas zonas industriales, pero no bloquear los llamados “objetivos estratégicos”, entre los que se encuentran las refinerías y las plataformas de abastecimiento de supermercados e hipermercados.

Sin embargo, a la hora de la verdad, los huelguistas han superado estas limitaciones. Uno de los tres bloqueos totales de carretera afectan a la Autopista A7, que está cortada por completo en ambos sentidos. Otro de estos tapones impide el acceso al mercado de Lomme, de interés nacional.

Las barreras “filtrantes” se encuentran en Seine-Maritim (noroeste); en el puerto de Havre; en Indre-et-Loire (centro del país); en Chateaurenault; en la Baja Normandía y en la Alta Sajonia, cerca de Luxemburgo.

El Gobierno conservador francés, encabezado por Jean-Pierre Raffarin, ha mostrado su cara más dura ante las medidas de presión de sus transportistas. El primer ministro asegura que se hará todo lo posible por levantar los bloqueos y amenaza con retirar el carné de conducir a los camioneros que tomen parte en las barricadas.

De hecho, la Gendarmería francesa ha desplegado ya más de 23 escuadrones, lo que suma más de 1.600 policías. Su labor ha sido eficaz en algunos puntos, como la frontera de la Jonquera, que comunica con España a la altura de Girona. Allí, una operación combinada de gendarmes y guardias civiles mantiene, por ahora, el paso expedito.

Según la Confederación Española del Transporte de Mercancías, CETM, unos 15.000 camiones españoles podrían verse afectados por estos bloqueos. A estos profesionales se sumarían los portugueses y marroquíes que cruzan España camino de los mercados y fábricas del resto de Europa.

Para un camionero, perder un día en uno de estos bloqueos supone unas pérdidas de entre 450 y 480 euros. Eso por no hablar de los millones que pueden perderse en alimentos perecederos y otras mercancías.

Por el momento, la situación no tiene visos de solucionarse. Algunos sindicatos minoritarios han llegado a un acuerdo parcial con la patronal para aumentar los salarios un 14 por ciento en tres años. Sin embargo, la gran mayoría de los profesionales del volante no ha encontrado eco para sus propuestas, sistemáticamente rechazadas por las empresas. Las negociaciones se rompieron durante la pasada madrugada y todo queda a expensas de que el Gobierno interceda para que se reanuden las conversaciones.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...