Mercedes Benz

Los amantes de la tecnología y el lujo alemanes tienen que pasarse inexcusablemente por la exposición de Mercedes Benz. Allí, junto al monovolumen Vaneo , se pueden ver dos espectaculares versiones del roadster SL , los SL 500 y SL 55 AMG .
-
Mercedes Benz


El primero, la versión más light, ofrece la sorprendente cifra de 306 CV gracias a un motor de cinco litros. Su par máximo de 406 Nm permite que el coche vaya de 0 a 100 km/h en sólo 6,3 segundos. Su aspecto exterior es tan impactante como sus cifras, dominado por la presencia de un exquisito techo rígido replegable en 16 segundos.

Mercedes sigue en su esfuerzo de introducirse en todos los segmentos del mercado. Ese es el caso del nuevo Vaneo, un monovolumen que ha de rivalizar con los Picasso y Scénic. A principios de 2002 estará a la venta en toda Europa.
La última aventura en “tierra virgen” para Mercedes fue la del Clase A, y es precisamente este modelo el que sirve de base para el Vaneo. Este modelo, que ya se está fabricando en la planta alemana de Ludwigsfelde, es el desembarco de la prestigiosa marca germana en un segmento hasta ahora desconocido para ella.

Pero la intención de Mercedes no es simplemente competir en igualdad de condiciones con los reyes de este tramo (Citroën Picasso, Renault Scénic y Opel Zafira). La táctica de la marca de la estrella se basa en la preponderancia del lujo y del prestigio. Con una inversión cercana a los 500 euros (83.193 millones de pesetas), la marca prevé vender 50.000 unidades en el Viejo Continente y entre 1.500 y 2.500 unidades en el mercado nacional a un precio que no superará los 3,5 millones de pesetas.

4,2 metros de Mercedes
Centrándonos en el vehículo, la marca ha hecho una apuesta decidida por el espacio interior. Según fuentes internas de la propia Mercedes, “lo que realmente importa es un interior útil más que un pretencioso exterior”. Con una longitud de 4,2 metros y una altura de 1,83, debe convertirse en uno de los más grandes de su segmento. Esto se avala con cifras de carga de entre 715 y 3.000 litros. Números inauditos entre sus rivales. El Vaneo cuenta con dos puertas laterales corredizas que permiten una mejor entrada al habitáculo y la posibilidad de montar una tercera fila de asientos que, según Mercedes, está destinada especialmente para niños entre 12 y 36 kilogramos de peso.

Las motorizaciones disponibles son tres de gasolina y dos Diesel En cuanto a las primeras, existen dos propulsores de 1,6 litros que rinden 82 y 102 CV y uno de 1,9 litros de 125. En cuanto a los Diesel, monta dos 1.7 CDI de 75 y 91 CV.
De serie se incluye ESP, airbags de conductor, acompañante y laterales o cinturones con tres puntos de apoyo. Con tres niveles de acabado (Trend, Family y Ambiente), entre las opciones se cuenta con el sistema de asistencia al parking Parktronic, control de crucero, reproductor de CD, sistema de navegación, teléfono manos libres, etc.

Su hermano el SL 55 AMG lleva la marca deportiva de Mercedes, AMG. Sus números son ya algo fuera de serie: 476 CV y 700 Nm de par máximo a sólo 2.650 rpm. Va equipado con una caja automática de cinco relaciones que, asociada al motor, logra que el coche haga el 0-100 en sólo 4,7 segundos. Junto a estos coches tan sensacionales, se pueden ver dos espectaculares versiones del sistema de detección previa de accidentes desarrollado por Mercedes. Se trata de un dispositivo que, dotado de varios sensores, es capaz de detectar la inminencia de un accidente y poner en marcha los elementos de seguridad.

476 CV de potencia, 700 Nm de par a 2.650 rpm, poco más de cuatro segundos en el 0 a 100 km/h, una velocidad punta de 250 km/h autolimitada.... Los números de este SL 55 AMG son, simplemente, temibles. Su motor Kompressor, con turbocompresor, es una auténtica joya de la mecánica. Sus ocho cilindros y el compresor están bajo el control de una unidad informática que ajusta su funcionamiento a las condiciones de marcha. El ordenador controla también las funciones de inyección de combustible, siendo ésta la primera vez en la historia que Mercedes confía este apartado a una computadora. La centralita se encarga de ajustar el consumo al mínimo.

DaimlerChrysler ha presentado hoy en Hamburgo a bombo y platillo su nuevo SL 500, un roadster descapotable de 306 CV y freno hidroléctrico que inaugura la quinta generación de la clase de deportivos de la firma Mercedes, englobada dentro del consorcio germanoestadounidense.
El grupo automovilístico DaimlerChrysler ha presentado en Hamburgo su nuevo roadster biplaza: el Mercedes SL 500. Se trata de la quinta generación de descapotables que la firma de Sttutgart lanza desde que, en 1954, apareció el 300 SL. El nuevo roadster mantiene la línea estética de sus compañeros de clase, uniendo a su espectacular diseño la más avanzada tecnología. En esta ocasión, la característica más destacada es la inclusión de serie de un sistema de frenado hidroeléctrico, el primero de este tipo que se equipa en un automóvil de producción masiva.

Conocido con el nombre de Sensotronic Brake Control (SBC), según el fabricante, esta solución tecnológica reduce al mínimo el balanceo de la carrocería cuando se frena o se tuerce, y trabaja en conjunción con el ESP (sistema de estabilidad gestionado electrónicamente) y ABC.

Frenos mágicos
El SBC funciona a través de un cable que transmite electrónicamente a las ruedas las ordenes de frenado del conductor, en lugar del tradicional modo hidráulico o mecánico. De esta manera, la respuesta, asegura Mercedes, es más rápida y precisa que la proporcionada por los frenos convencionales.

Además, lleva instalado un conjunto de sensores que reconocen la señal provocada por el movimiento del pie al levantarse del acelerador y trasladarse, rápidamente, al pedal del freno, e inmediatamente lo transmite a los discos. Este sistema se revela muy útil en frenadas de emergencia y puede reducir la distancia de detención, comentan sus responsables, hasta en un tres por ciento.
Por último, la distribución variable de las fuerzas de frenado supone una mayor seguridad a la hora de tomar curvas o realizar giros.

Motor de 5 litros y 306 CV
Otro de los apartados reseñables del nuevo roadster SL 500 es la exitosa integración de la capota en el diseño del coche. Puede ser plegado o desplegado en tan sólo 16 segundos con el simple accionado de un botón.

De momento, el nuevo deportivo de la familia Mercedes será comercializado en motor de cinco litros, 306 CV de vapor, ocho cilindros y un par máximo de 460 Nm. El propulsor, uno de los más potentes del mercado (acelera de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos), cumple con las exigencias de la Unión Europea en materia de emisiones contaminantes y consume una media de 12,7 litros a los 100 kilómetros. Próximamente, aparecerán dos versiones de seis y doce cilindros.

DaimlerChrysler organizó una espectacular presentación mundial de la nueva generación, de la que pretende fabricar 7.500 unidades hasta fin de año. Jürgen Hubbert, miembro de la presidencia del consorcio germanoestadounidense declaró que los planes de producción para 2002 pasán por la fabricación de 30.000 vehículos. Un 50 por ciento será comercializado en Europa, un 40 por ciento en los Estados Unidos y el 10 por ciento restante, en los otros mercados mundiales.

El SL 500 saldrá a la venta el próximo otoño a un precio inicial de 94.300 euros (15.690.199 pesetas).

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...