Aston MartinVanquish: el coche de James Bond

La marca perteneciente al grupo Ford exhibirá en los Estados Unidos el vehículo que James Bond conducirá en la próxima entrega de la saga del agente 007. El V12 Vanquish recupera el aroma original de los deportivos británicos sin olvidar los nuevos aires que corren en el sector de la automoción.
Autopista -
Aston MartinVanquish: el coche de James Bond


Lleva un motor de seis litros, doce cilindros en V que rinde 450 CV de potencia. Incorpora una caja de cambios basada en la de los monoplazas de la Fórmula 1 y cuenta con un diseño llamativo.

El Vanquish compartirá protagonismo con el vehículo más vendido en la historia de la firma, el DB7 Vantage, del que el pasado año se comercializaron 4.000 ejemplares.

Aston Martin pertenece a Ford desde 1992, pero la marca inglesa no ha abandonado la producción casi artesanal de sus productos. La nueva joya de la corona es el Vanquish, un deportivo capaz de rebasar los 300 km/h, realizado con fibra de carbono y aluminio y completamente adaptado al gusto de sus clientes.

Los más nostálgicos equipararon la venta de Aston Martin a Ford como la pérdida de la India, pero la marca británica sigue conservando el toque de exclusividad que enamoró hasta al mismísimo James Bond. El nuevo Vanquish es la última joya de la corona: un deportivo que alcanza cifras vertiginosas y se construye casi artesanalmente.
Se estima que se fabricarán 300 unidades de este modelo, por lo que la lista de espera ya supera los tres años. Los afortunados, además de disponer de los 45 millones de pesetas que cuesta este modelo, podrán elegir el color, el interior o la configuración del vehículo.
El Vanquish, diseñado por Ian Callum, será ensamblado manualmente, pero, eso sí, bajo la supervisión de un programa informático diseñado por la Universidad de Nottingham y el laboratorio de investigación de Ford.
Con un chasis construido en fibra de carbono y aluminio, pesa 1.800 kilogramos y mide 4,66 metros, exhibe una amplia rejilla frontal - emblema de la casa -, amplios pasos de rueda y un capó redondeado. Su cuidada estética viene aparejada a las últimas innovaciones tecnológicas.
El motor, una evolución del V12 que equipan otros modelos de la casa británica, ronda los 6 litros de cilindrada y, según la marca, ofrece 460 CV con un par motor de 556 Nm. Como carta de presentación exhibe una aceleración de 0 a 100 km/h en tan sólo 4,7 segundos y una velocidad punta superior a los 300 km/h.
Con un cambio de seis marchas, ABS, control de tracción y suspensiones independientes en cada eje, este modelo no tiene nada que envidiar a los de la Fórmula 1.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La conciencia social, el ahorro, las medidas políticas aplicadas y la confianza en un...

Ciudades inteligentes, movilidad sostenible, coches y conductores conectados… ¿Y el c...

Eficiencia antes, durante y después. Un coche ecológico no puede ser denominado así ú...

El Land Rover Discovery Sport se convirtió en el aliado perfecto para nuestra Aventur...

Sí, ambas son tecnologías enfocadas a reducir las emisiones y los consumos, combinan ...

Huye de las preocupaciones secundarias y céntrate en lo más importante en cada instan...