Los transportistas suben sus tarifas

Ya hay acuerdo. Transportistas y cargadores han decidido finalmente aprobar una subida del 5 por ciento en el precio de sus tarifas, con el objetivo de paliar los efectos negativos que el alza del gasóleo está acarreando al sector. Los consumidores ya temen que este incremento repercuta en el precio del producto final.
-
Los transportistas suben sus tarifas
Los transportistas suben sus tarifas

Al final, todos contentos. El malestar de los transportistas por el fuerte encarecimiento del petróleo y, consecuentemente, del gasóleo de automoción se ha resuelto del único modo posible: acordando un aumento de tarifas. Así lo aseguró ayer el presidente del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), Ovidio de la Roza, tras una reunión celebrada en el Ministerio de Fomento junto a las asociaciones de empresas cargadoras AECOC, Aeutransmer y Transprime.

El compromiso alcanzado cifra ahora en un 5 por ciento el aumento del precio que deberán pagar los clientes por el traslado de mercancías, tal y como ya se había acordado en octubre del año 2000. En esa fecha, Fomento, Transportistas y cargadores decidieron establecer una cláusula, a través de la cual todas las partes se comprometían a variar las tarifas cada vez que el precio del gasóleo en surtidor, IVA incluido, variase en un 5 por ciento. Y ese momento ya ha llegado: durante el último año, el precio medio del litro de combustible ha pasado de costar 68,5 céntimos de euro a cerca de 75; es decir, un 9,5 por ciento más.

Aunque la subida pactada ayer no es de aplicación obligatoria, las principales organizaciones de cargadores han asegurado que instarán a sus asociados a que la acepten. Así, todos los transportistas que no hayan incrementado sus precios en 2003, ni en lo que llevamos de año, deberán ahora aplicar íntegramente la subida. En cambio, quienes hayan aplicado un porcentaje inferior en el aumento de sus precios tendrán que completarlo hasta alcanzar el 5 por ciento acordado para evitar la competencia desleal.

Los transportistas aseguran que el incremento de tarifas es una medida más que necesaria. Para ellos, el precio del combustible representa más del 30 por ciento del conjunto de los costes de explotación.

La principal preocupación recaerá ahora en las asociaciones de usuarios. Éstas temen ya que el aumento de tarifas en el traslado de mercancías acaben trasladándose al precio del producto o, lo que es lo mismo, al consumidor final. De hecho, la buena voluntad de las empresas cargadoras por asumir una subida del 5 por ciento ya levanta sospechas.

Por su parte, la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, también aseguró ayer que su departamento estará “alerta” ante cualquier nuevo cambio en el precio del petróleo, por si “la situación coyuntural se convierte en estructural”. Si así fuera, Espinosa garantizó que tomará medidas que “ayudarán al sector a salir adelante”.

Respecto a la posibilidad de poner en marcha el reclamado gasóleo profesional, la ministra se mostró cauta, ya que “no podemos anticipar nada hasta que las medidas, que se están estudiando, sean consensuadas con la UE, el Ministerio de Economía y el propio sector agrario”.

Espinosa aseguró que todas estas medidas se contemplarán únicamente “cuando se confirme la situación de continua subida del precio gasóleo”. No es lo más probable. Ayer mismo, el precio del crudo retrocedió hasta los 34,80 dólares y ya acumula una caída del 10 por ciento en una semana. Es más, según el Ministerio de Economía y Hacienda, las gasolinas y el gasóleo de automoción han descendido en los últimos siete días cerca de un céntimo de euro por litro.

Si quieres conocer el precio actual de los carburantes por ciudades y distritos, pincha en el enlace que te ofrecemos al lado.

Por otra parte, mientras los transportistas negocian aumentos de tarifas para paliar los efectos del incremento de la cotización del crudo, los fabricantes automovilísticos multiplican sus proyectos de motores híbridos o pilas de hidrógeno. Ford, por ejemplo, trabaja actualmente en un todo terreno híbrido para lanzar en Estados Unidos, mientras su filial Mazda anuncia un nuevo modelo de hidrógeno para dentro de tres años. Opel, por su parte, acaba de presentan el Hydrogen3, que ya ha recorrido en pruebas más de 10.000 kilómetros en Europa. DaimlerChrsyler, en cambio, ha decidido apostar por los autobuses ecológicos y dispone ya de 30 modelos que circulan por las principales ciudades del planeta, como Madrid o Barcelona.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...