Fluence: el coupé grande de Renault

Renault acaba de presentar su idea de lo que puede ser en un futuro su coupé de cuatro plazas. Se llama Fluence y tiene en su diseño y en su poderoso motor, un 3,5 V6 de 280 CV, sus mejores aliados.
-
Fluence: el coupé grande de Renault
Fluence: el coupé grande de Renault

“Estilo, generosidad, elegancia y fluidez”. Esas son las características principales que posee el prototipo Fluence, que acaba de presentar Renault en el concurso de elegancia del automóvil Louis Vuitton Classic.

Este coupé de grandes prestaciones mide 4,60 metros y está preparado para albergar con comodidad a cuatro personas y cuenta con un maletero de 396 litros.

En la estética de este Fluence predominan las formas voluptuosas con las aristas, sobre todo en los faros. Éstos cuentan con un diseño casi rectangular, bordeados por unos intermitentes muy delgados, en la parte delantera y son muy estrechos y rectilíneos en la parte trasera.

Destaca la ausencia de rejilla de la calandra, lo que provoca que el rombo de la marca reciba una mayor importancia en el frontal. La fiereza queda asegurada con la inclusión de unas llantas sobredimensionadas de 22 pulgadas con neumáticos con sistema antipinchazos PAX de 245 de anchura.

También es significativo el funcionamiento del sistema de apertura del maletero. El portón trasero, al abrirlo, se desliza por encima del techo gracias a un brazo articulado situado en el centro, con lo que ninguna estructura obstaculiza el acceso al mismo.

La mecánica es acorde con lo que se espera de este modelo. Estamos ante un 3,5 litros con 6 cilindros en V, 24 válvulas y 280 CV, que ofrece un par de 37,2 mkg. Pocos detalles más se han proporcionado acerca de sus prestaciones, excepto que alcanza los 100 km/h desde parado en 6,5 segundos y que equipa una caja de cambios automática de seis velocidades, con levas en el volante. Sí se ha confirmado que el motor está colocado en posición delantera transversal y que cuenta con propulsión delantera. Este propulsor es el mismo que posee en la actualidad el Nissan Z.

La gran superficie acristalada influye de manera importante en el interior del Fluence, dotándolo de una gran luminosidad. Esa luz se combina con el “rojo Magoux” que predomina en asientos y salpicadero.

Los primeros son de cuero y permiten un reglaje “a medida” de las sujeciones laterales, que se abren cuando nos adentramos en el habitáculo, y de los reposabrazos. Mientras, el tablero de a bordo, posee un diseño al estilo de los aviones y los indicadores ofrecen una visualización digital y analógica a la vez, sobre fondo negro y “rojo Magoux”.

Mediante un joystick se dirigen las principales funciones del vehículo, que se muestran al conductor a través de una pantalla escamoteable situada sobre el tablero de instrumentos.

Los ocupantes de las plazas traseras tienen a su disposición lámparas de lectura específicas que son extraíbles y orientables al gusto del viajero.

Galería relacionada

Renault Fluence

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...