Seat apuesta por la línea del Altea

Aunque, de momento, llega en forma de prototipo, este Toledo fija las características de la tercera generación del modelo, que estará en los concesionarios a finales de este año. En principio, mantiene la arquitectura de tres volúmenes de la berlina, combinada con su gran maletero (uno de los aspectos más apreciados por sus usuarios, según Seat). Sin embargo, los rasgos de un monovolumen se han “colado” en la nueva imagen del vehículo, que gana versatilidad, funcionalidad y un amplio espacio interior.
-
Seat apuesta por la línea del Altea
Seat apuesta por la línea del Altea

Las líneas maestras del concept-car Salsa inauguraron un estilo que Seat ha elegido para identificar a sus nuevas creaciones. Ha comenzado a aplicarlo en el Altea,y el Toledo Prototipo no podía ser menos: cuenta con una característica línea lateral que acentúa su dinamismo, partiendo desde el paso de rueda delantero y descendiendo hasta el centro del eje posterior. Este diseño queda realzado por los dos colores empleados en la carrocería del modelo, gris y cobre, que reflejan la visión que los diseñadores tienen de la ciudad que da nombre al coche.

En el frontal, una calandra de perfil cromado, que acoge los faros bixenón, complementa la imagen deportiva de una rejilla de nido de abeja, enmarcada por un parachoques sin molduras. Uno de los detalles más llamativos es la aparente ausencia de limpiaparabrisas, escondidos en los pilares laterales del automóvil. En la zona posterior, destaca el gran portón del maletero, con la habitual “S”, logotipo de la marca, que actúa como mando de apertura. A pesar de sus dimensiones –relativamente contenidas, con 4,49 metros de largo, 1,77 m de ancho y 1,58 de alto-, su habitabilidad es bastante correcta. Los pasajeros disfrutarán, además, de una gran luminosidad, gracias al techo panorámico, realizado en cristal laminado oscurecido de 7 milímetros de grosor.

Seat asegura que el habitáculo ha sido realizado de forma artesanal, poniendo un especial cuidado en los materiales empleados. Pieles naturales, curtidas y coloreadas, tapizan –mediante electrosoldadura- todos los asientos del Toledo Prototipo, además del la parte inferior del volante, el pomo de la palanca de cambios y algunos detalles del salpicadero.

Éste presenta una gran consola central, ligeramente ladeada hacia el conductor, en la que se encuentran el equipo de sonido, el sistema de climatización y el de navegación. Gracias a los mandos multifunción, situados en el volante, el conductor podrá manejar cómodamente cualquier dispositivo.

Las referencias al dinamismo del modelo se ven acentuadas por unos asientos delanteros de corte deportivo, que en su parte posterior incorporan una bandeja y una bolsa portaobjetos. Las banquetas traseras pueden abatirse o desplazarse hacia delante mediante unas guías, aumentando así la respetable capacidad del maletero, con un volumen de 500 litros.

El maletero está dotado de una estructura de doble fondo con una tapa rígida. Ésta puede colocarse en cualquiera de las dos alturas que propone, albergando ordenadamente el equipaje. El espacio del doble fondo cuenta con un panel móvil para crear diversos compartimentos y evitar así que los objetos se desplacen al circular. La bandeja trasera, abatible, también tiene un doble fondo.

Los pasajeros de las plazas traseras contarán con un sistema de entretenimiento muy completo: dos pantallas de 7 pulgadas, integradas en los reposacabezas delanteros, permitirán ver un canal de televisión, una película en DVD o conectar una videocámara. De hecho, cada ocupante puede elegir una opción diferente, ya que el Toledo Prototipo posee una conexión de auriculares independiente. La fuente puede seleccionarse mediante un mando a distancia o gracias a los controles situados en el túnel central.

Por supuesto, Seat no ha olvidado que es la marca “deportiva” del grupo Audi, por lo que ha dotado al Toledo Prototipo de un motor FSI con inyección directa de gasolina, 2.000 cmsup>3, cuatro cilindros en línea y 150 CV. La mecánica transmite su fuerza a las ruedas delanteras mediante una caja de cambios de seis velocidades. Las prestaciones del coche están en consonancia con su apariencia dinámica: acelera de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos (no olvidemos que pesa casi 1.400 kilos), ofrece una velocidad máxima de 206 km/h y consume 8,2 litros/100 km. La suspensión es independiente en ambos ejes y, por supuesto, el nuevo prototipo incorpora el Chasis Ágil, que combina una amortiguación de tarado especial con un programa electrónico que regula la asistencia de la dirección en función de la velocidad del vehículo. Gracias a este dispositivo, la trazada es más precisa –afirma Seat- y se gana en confianza al inscribirse en una curva. El ESP garantiza, además, el control de la situación si el conductor comete ligeros errores.

Galería relacionada

Nuevo Toledo Prototipo

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...