Nissan anuncia 848 despidos en Barcelona

Las complicadas negociaciones del convenio colectivo de Nissan Motor Ibérica en Barcelona han dado un viraje amedrentador. El sábado, la dirección de la compañía anunciaba un expediente de regulación de empleo que enviará a la calle a 848 empleados.
-
Nissan anuncia 848 despidos en Barcelona
Nissan anuncia 848 despidos en Barcelona

De materializarse, los despidos supondrán una reducción de plantilla del 21 por ciento, un duro golpe para unos trabajadores que confiaban en tener el futuro resuelto. Y tenían razones para hacerlo, porque, a principios de año, Nissan Motor anunció una fuerte inversión de 400 millones de euros para fabricar en Barcelona un nuevo todo terreno, un pick-up y motores Diesel de 2,5 litros y common rail. Estos productos vendrían a reforzar el plantel de modelos que se construyen en Barcelona, con lo que, en principio, deberían garantizar la supervivencia de las fábricas.

Sin embargo, la renovación del convenio colectivo se ha malquistado y la dirección de la firma no parece dispuesta a consentir que los trabajadores se salgan con la suya.

Nissan Motor Ibérica emplea a 4.000 personas en sus fábricas barcelonesas de Zona Franca y Montcada. Sin embargo, estas plantillas son un 20 por ciento más caras que el resto de las que Renault, propietario de Nissan, tiene en España. Esta diferencia es la culpable de las duras negociaciones que requiere el convenio colectivo de esta empresa.

La Agencia EFE ha difundido el contenido de un documento interno de Nissan en el que se bosqueja el plan de acciones que se tomarán si no se logra el acuerdo. El documento dice que “se producirá la pérdida de fabricación del nuevo vehículo [el pick-up] para Oriente Medio y Asia, que sería hecho en Tailandia”. Esto, según EFE, producirá un “avance al año 2005 del excedente de plantilla de más de 600 personas generado por la pérdida de este vehículo”.

Ante esta filtración, la dirección ha explicado que “la posibilidad de que se marche producción a otras plantas existe, pero si se consiguen los niveles de productividad necesarios el proceso puede ser el inverso. Además, ha confirmado ya una reducción de la producción de la furgoneta Primastar. En principio, se había planeado un volumen de 67.000 unidades al año, pero ahora se harán sólo 40.000, puesto que las otras fábricas que montan este vehículo aumentan su capacidad productiva.
Así las cosas, parece que el fantasma de la deslocalización se cierne otra vez sobre la Zona Franca de Barcelona,

El Comité de Empresa de Nissan Motor Ibérica ya ha anunciado que pondrá en marcha movilizaciones contra estos expedientes de regulación. Los trabajadores se quejan de falta de comprensión por parte de la empresa. Dicen que habían presentado su propia propuesta para flexibilizar la producción pero “ni siquiera se la han planteado y la han rechazado en diez minutos”.

<

p> Su propuesta pasaba por incrementar el tiempo de trabajo de la cadena de montaje en 20 minutos diarios, una solución que no llevaría aumentos generales del horario de toda la plantilla. Esto permitiría incrementar la productividad, pero la dirección no lo cree. Para los responsables de la fábrica, la única manera de trabajar más es aumentar el horario.
Pese a todo, los miembros del comité de empresa consideran que aún hay tiempo para negociar y evitar los despidos.

<

p> Desde la Administración también se ha llamado a la calma y al diálogo. José Montilla, ministro de Industria, Comercio y Turismo, ha pedido “responsabilidad” a la empresa y los sindicatos para buscar una solución. Para Montilla, es necesario que el acuerdo “garantice las legítimas aspiraciones para los trabajadores, el mantenimiento de los puestos de trabajo y una actividad fundamental para la industria catalana y española”.

<

p> Desde el Govern, Josep Bargalló, conseller en cap, ha mostrado su preocupación y ha ofrecido la mediación de la Generalitat confiando en que “se pueda llegar a una vía de solución”.

Cuando ya se creía olvidado el peligro de los despidos, la desilusión y el temor vuelven a apoderarse de la plantilla de Nissan. La compañía anuncia los despidos y, además, el traslado de ciertas inversiones a fábricas más flexibles, especialmente las de Tailandia.

Con estas medidas, Nissan Motor Ibérica responde a la ruptura de las negociaciones del convenio colectivo, que se pararon el viernes después de que la compañía rechazase las propuestas de los trabajadores. En concreto, los representantes de la plantilla ofrecían un plan para flexibilizar las factorías de Barcelona y aumentar un 10 por ciento su productividad sin necesidad de bajar los salarios.

<

p> Tras dar su negativa a los trabajadores, Nissan decidió reactivar el expediente de regulación de empleo que había suspendido hace varias semanas y que afectaba a 160 trabajadores. Además, anunció otro de 688 empleados que se hará efectivo esta semana.
Esta cifra se desglosa en 280 despidos en julio, 200 en noviembre y 208 en enero de 2005.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...