Al Qaeda y la diana del crudo

En España la gasolina alcanza precios récord, pero no es el único país que sufre la escalada del crudo. El grupo terrorista Al Qaeda ha apuntado a la diana de las petroleras saudís y los efectos se sienten en todo el mundo.
-
Al Qaeda y la diana del crudo
Al Qaeda y la diana del crudo

36 dólares en Europa y 39 en EE.UU. El precio del barril del crudo está a unos niveles que no se recordaban desde hace catorce años, justo cuando se vivía la primera Guerra del Golfo.

Los efectos ya se notan en nuestras gasolineras (el litro de gasolina roza el euro) y los analistas advierten que pronto pasará factura a todas las economías occidentales; hay una regla básica que aplican los economistas, por cada cinco dólares de aumento sostenido del precio del petróleo, la inflación española aumenta tres décimas.

¿Qué está ocurriendo? Sencillamente que Al Qaeda ha apuntado en pleno al corazón del crudo: Arabia Saudí. El sábado pasado un atentado acabó con la vida de cinco personas de una terminal petrolera de Yambu, el principal centro de exportación de petróleo de todo el mar Rojo. No se trata de un ataque más, como los que se viven a diario en las calles de Irak, ya que han logrado que las refinerías se asusten: el personal extranjero vuelve a sus casas, se refuerzan las medidas de seguridad y todas las Bolsas del mundo se encuentran en plena efervescencia.

De hecho, el precio del crudo es tan alto porque se pagan unos 10 dólares de “prima por terrorismo”. Es decir, ante el miedo de que se produzcan nuevos ataques y se llegue a una situación de desabastecimiento, el barril se incrementa más o menos en esa cantidad.

Pero no sólo se paga una “prima de terrorismo”. Varios factores más se han juntado en la coctelera y el resultado puede ser bastante peligroso. EE.UU., el mayor consumidor de petróleo del mundo, tiene las despensas algo vacías; el tema preocupa tanto a la sociedad estadounidense que se ha convertido en el argumento estrella de las elecciones presidenciales, por encima del paro (por ejemplo). Además, otros países reclaman cada vez más crudo: así ocurre con China, cuya demanda se ha disparado. Mientras tanto, la OPEP (la Organización de Países Exportadores de Petróleos) acaba de cerrar un poco más sus grifos: desde el pasado 1 de abril ha recortado su producción en un millón de barriles diarios.

Si los precios se mantienen, previsiblemente la OPEP suelte más crudo al mercado para aliviar la tensión. De hecho, algunos de sus socios han vendido algo de su superproducción para evitar que el precio se dispare.

La situación es tensa, pero -según los expertos- todavía está muy lejos de las vividas en otras ocasiones. Tras la guerra del Yon Kipur entre israelíes y árabes en 1973, las economías occidentales se dieron cuenta de que se sustentaban en pies de crudo. Casi diez años después, la guerra irano-iraquí volvió a ponerlas entre las cuerdas... Todas estas crisis han tenido un protagonista común: la OPEP, el orgullo del Tercer Mundo. Si quieres saber cómo se comporta esta organización, no te pierdas nuestro reportaje.
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...