DaimlerChrysler abandona Mitsubishi

“Lo intentamos todo, pero no sería suficiente para nuestros accionistas el beneficio que lograríamos de Mitsubishi”. Así de claro y lacónico se mostró el viernes Manfred Gentz, director financiero de DaimlerChrysler.
-
DaimlerChrysler abandona Mitsubishi

Con la fría dureza de estas palabras, Gentz confirmaba lo que durante toda la semana pasada se estuvo negando en medios cercanos a DaimlerChrysler, que el consorcio germanoestadounidense está dispuesto a romper su alianza con la compañía japonesa Mitsubishi.

La explicación de Gentz siguió al anuncio de que DaimlerChrysler no acudirá a la ampliación de capital que ellos mismos propusieron para Mitsubishi. Es más, han decidido “cesar en la aportación de nueva financiación”. En resumidas cuentas, que dejan de invertir en la empresa nipona. Incluso se plantean la posibilidad de vender el 37 por ciento del accionariado que poseen. Eso sí, de momento, las plataformas que comparten los coches de ambas compañías seguirán utilizándose.
“Algunos de nuestros socios dentro del grupo Mitsubishi se sentirá decepcionado, pero aquí somos todos hombres de negocio racionales”, concluyó Gentz.

DaimlerChrysler anunciaba hace seis años a bombo y platillo que adquiría el 37 por ciento del capital social de Mitsubishi, con lo que tomaba el control de la firma japonesa y daba un importante golpe de mano en la lucha por el control del mercado asiático.

De la mano de Jurgen Schrempp, DaimerlChrysler afrontaba una operación que, a la postre, ha sido un fracaso. El ambicioso directivo alemán está ya en el ojo del huracán. Incluso se le ha preguntado directamente si piensa dimitir.
Lo cierto es que toda la maniobra ha sido un fracaso que se ha enquistado en las cuentas del consorcio y lo ha llevado a los números rojos. Ahora mismo, las deudas de Mitsubishi superan los 8.000 millones de euros y hacen falta 5.000 millones para sanear las cuentas. En DC aseguraron durante toda la semana pasada que no iban a abandonar a sus socios japoneses. El propio Schrempp viajó a Tokio para negociar “in situ” la ampliación de capital y aseguró que la alianza era fuerte y tenía futuro. Pero todo se truncó el viernes, cuando el directivo comunicó la situación a su Consejo de Supervisión en Alemania. Allí, echaron cuentas del dinero que les tocaría desembolsar, evaluaron los beneficios que les podría reportar en el futuro la operación y concluyeron que no merecía la pena. Schrempp se volvió a casa y DaimlerChrysler tocó a retirada: se abandona la alianza japonesa.

Ahora queda por ver si la crisis es total o si el acuerdo se reconstruye bajo alguna otra fórmula. Desde luego, los accionistas de DaimlerChrysler están felices: se suelta lastre y las acciones de la compañía subieron el viernes más de un 5,7 por ciento.

En cambio, en Japón se tiene la idea de que Mitsubishi ha sido abandona a su suerte. Sus acciones han caído ya un 25 por ciento y el gobierno japonés ha tenido que salir a pedir responsabilidad a los europeos recordando que está en juego la “supervivencia” de la cuarta firma automovilística del país.
El resto de accionistas, que son la propia Mitsubishi Corporation y el Banco de Tokio, se han apresurado a cerrar filas asegurando que crearán un equipo de rescate y un nuevo plan de viabilidad al margen de los directivos europeos.

<

p> Pero lo cierto es que para DC es difícil romper con Mitsu. Sus Smart comparte chasis con los Colt, Chrysler utiliza chasis que también se emplean en los vehículos japoneses, y también motores. Por si fuera poco, el 65 por ciento de Mitsubishi Fuso, fabricante de vehículos industriales, también es de DC.

Los próximos días serán decisivos. El jueves, el Consejo de Supervisión de DC se reúne de nuevo para analizar su estrategia en Asia y evaluar el impacto de esta crisis. Jurgen Schrempp puede tener los días contados, porque cada vez son más las voces que hablan de su afán por “germanizar” la dirección de la empresa en todo el mundo, sin preocuparse de si la cultura alemana de gestión sirve para otros continentes. Por si tuviera pocas preocupaciones, el jueves también tendrá que defender los números del último trimestre. Demasiados golpes para un solo día.

El presidente de Mitsubishi, el alemán Rolf Eckrodt, acaba de presentar su dimisión que ya es efectiva desde hoy mismo. Eckrodt ha estado en el cargo 23 meses. Hasta que se produzca un nuevo nombramiento, Kiichiro Hashimoto, jefe de Finanzas y miembro de la junta directiva, se hará cargo de la firma. Eckrodt pone fin a su carrera en el mundo automovilístico tras 38 años de trabajo.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...