Calma tensa en la planta de Martorell

Los sindicatos y la dirección de Seat han acercado posiciones durante este fin de semana. La firma del convenio colectivo se ve ahora más cerca en Martorell, después de la bomba de relojería que supuso el pasado viernes el anuncio de la compañía de despedir a 415 trabajadores. La negociación entre ambas partes continuará mañana.
-
Calma tensa en la planta de Martorell
Calma tensa en la planta de Martorell

Los sindicatos de UGT y Comisiones Obreras calificaron ayer de “positiva” la reunión mantenida el pasado sábado con la dirección de Seat en Martorell (Barcelona). Los representantes de los trabajadores consideran ahora que la empresa “ha cambiado de talante” al aceptar la negociación, a partir de mañana, de varios puntos sobre la flexibilidad laboral en la planta.

Los representantes sindicales de Seat, que se reunirán la próxima semana con el conseller catalán de Trabajo e Industria, aseguran que la entrevista celebrada este fin de semana ha servido para “dejar patente que tanto empresa como trabajadores son conscientes de que el actual clima de enfrentamiento no lleva a ninguna parte”. En este sentido, el presidente del comité de empresa de Seat, Matías Carnero, ha pedido a ambas partes un cambio de actitud a la hora de empezar a negociar mañana nuevas medidas encaminadas a evitar el despido de trabajadores.

El acercamiento de posturas entre sindicatos y empresa se produce, precisamente, horas después de que el conflicto laboral llegara en Martorell a su punto más crítico. El anuncio de la compañía el pasado viernes de despedir a 415 trabajadores como respuesta a la huelga general convocada por los sindicatos encendió aún más los ánimos de los trabajadores.

Una vez conocida la advertencia, UGT y Comisiones Obreras exigieron a Seat la retirada inmediata de su ERE temporal y pidieron calma a los trabajadores para “no caer en las provocaciones de la empresa”. La situación se agravaba con la factoría totalmente paralizada por la movilización laboral, a excepción de los aproximadamente 200 empleados que formaron los servicios mínimos pactados por la Dirección y el comité de empresa.

Cada día de huelga supone para Seat dejar de fabricar cerca de 2.000 coches.

Ante el cariz que tomaban los acontecimientos, el conseller de Trabajo de la Generalitat, Josép María Rañé, y la alcaldesa de Martorell, Dora Ramón, hicieron un llamamiento a la Dirección y a los trabajadores para retomar el diálogo. La petición parece que, por el momento, ha dado resultado y ambas partes se volverán a reunir mañana para tratar de firmar, definitivamente, el nuevo convenio colectivo.

La reunión de mañana, no obstante, se presenta complicada, ya que empresa y trabajadores mantienen todavía importantes diferencias en la negociación. La dirección de Seat mantiene su propuesta de incrementar la flexibilidad laboral con coste neutro, mientras que el comité de empresa exige que los empleados cobren un plus del 80 por ciento por trabajar los sábados y por las horas que excedan de las recuperables establecidas en el pacto de flexibilidad.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...