Semana clave para el futuro de la M-30

Esta semana será clave para el futuro de la nueva M-30. El Consejo de Estado hará público un informe, encargado por el Gobierno regional, en el que se dictaminará si esta carretera ha pasado de ser una vía rápida a simplemente una calle de la ciudad. Este matiz, aparentemente banal, tiene una gran importancia, ya que de ello depende la realización por parte del Ayuntamiento de un informe de impacto medioambiental. Esta actuación provocaría un retraso sensible en las obras e incluso podría producir cambios más sensibles.
-
Semana clave para el futuro de la M-30

Hace apenas algo más un mes, el ministerio de Fomento traspasaba la gestión de la M-30 al Ayuntamiento de Madrid. Con esta cesión, el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, se las prometía muy felices, pues consideraba que esta carretera de circunvalación cambiaba su naturaleza jurídica y pasaba de ser una vía rápida y se convertía en otra calle de la ciudad.

Esta transformación jurídica, según el equipo de Gobierno de Gallardón, exime de la realización de un informe de impacto medioambiental, un trámite necesario a la hora de llevar a cabo cualquier remodelación de una carretera.

La solución a todas las dudas municipales llegará esta semana, cuando el Consejo de Estado dictamine si el cambio de titularidad de la M-30 ha supuesto también la modificación de su naturaleza. Si la respuesta es favorable para los intereses del consistorio, si se reconoce que la M-30 es ya una vía urbana, la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, ya ha avanzado que no se exigirá un informe de impacto medioambiental.

Por el contrario, si se mantiene la naturaleza jurídica de esta carretera de circunvalación, el informe de impacto medioambiental deberá realizarse y Aguirre así lo ha afirmado: “Si las leyes obligan a hacer informes de impacto medioambiental, hay que cumplir con ellas”. Al mismo tiempo que este informe, se abrirá un período de alegaciones de un mes en el que grupos políticos, vecinos y asociaciones presentarán sus aportaciones, que podrían modificar el proyecto inicial.

Este proceso retrasaría las obras hasta dos años, por lo que Gallardón ya ha advertido que le sería imposible cumplir su promesa electoral de terminar la reforma antes del fin de esta legislatura, en 2007.

Otra de las trabas con las que se encuentra el Gobierno municipal es también de índole medioambiental. La Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) está revisando el proyecto de reforma para ver si afecta al río Manzanares y, posteriormente, dictaminar si lo autoriza o no. Sin embargo, según informa el diario El Mundo, un informe de la Concejalía de Urbanismo demuestra que el Manzanares necesita de una reforma urgente para evitar que las aguas fecales de la ciudad lo contaminen.

Desde la oposición se ha demandado en todo momento más información. Según la portavoz socialista en el Ayuntamiento, Trinidad Jiménez, “queremos que se hagan estudios y que nos den a nosotros las garantías suficientes de que la reforma de la M-30 se aborda con todas sus consecuencias”.

Por otra parte, la Comunidad de Madrid va a encargar un estudio medioambiental para comprobar la viabilidad de desdoblar la M-501, conocida como la “Carretera de los Pantanos”. Con ello se pretende reducir los atascos y la siniestralidad en una vía propensa a los accidentes de tráfico. El principal problema es que esta actuación supondría que una de las zonas más bellas ecológicamente hablando de Madrid se vea afectada.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...