Land Rover Discovery 3

La marca británica lanzará a finales de año la tercera edición del Discovery, un modelo que inicialmente marcó el camino de los todo terreno versátiles y que ahora pretende reconquistar con un nuevo modelo más potente y eficaz.
-
Land Rover Discovery 3
Land Rover Discovery 3

El Discovery nació sobre la base del Range Rover Classic en el año 1989 en configuración de tres puertas. En un principio pretendía conquistar a gran parte del público que admiraba las cualidades del Range, al que no podía acceder por motivos económicos. En 1998 se dejó de fabricar la versión de tres puertas y se mantuvo únicamente la de cinco con sus variantes de gasolina 4.0 V8 de 185 CV y el 2.5 Td5 de 138 CV.

La nueva propuesta de Land Rover pretende convertirse en la referencia de los SUV (Sport Utility Vehicle) de lujo, compitiendo directamente con modelos de la talla del BMW X5, Mercedes M, VW Touareg o Volvo XC90.

Según asegura la marca, la calidad, durabilidad, refinamiento y solidez son los pilares en los que se ha basado la marca para producir un modelo que asegure un nivel de satisfacción muy elevado a sus clientes.

El Discovery 3 recurre a un sistema nuevo de chasis en el que se integran carrocería y bastidor, denominado Body-frame. Aplica también nuevas tecnologías en materia de transmisión, entre las que se encuentra el sistema denominado Terrain Response, patentado por Land Rover, que fue mostrado anteriormente en el concept Stormer. Este sistema permite optimizar la capacidad de conducción sobre diferentes tipos de terreno. El conductor puede seleccionar mediante un mando giratorio, situado sobre la consola central, uno de los cinco tipos de terreno por los que va a circular: normal, otro para terrenos deslizantes (hierba, gravilla o nieve) y tres especiales para conducción todo terreno (barro, arena o rocas).

El sistema selecciona las características idóneas para cada tipo de terreno, modificando la altura de la carrocería y los parámetros de los controles de tracción y ayuda, par del motor, control de descenso, etc.

Según anuncia la marca, el sistema de chasis Body-frame, en el que se han integrado carrocería y bastidor, permite disfrutar de los atributos característicos de un modelo monocasco en carretera y las aptitudes de un chasis de largueros y travesaños cuando se quiere circular por campo.

Como novedad, se integran luces delanteras adaptables que giran en las curvas para ayudar al conductor en materia de visibilidad.

La marca se ha descolgado con una variante de gasolina que ofrece una inusual cifra de potencia. Así, el V8 de 4,4 litros de capacidad, de origen Jaguar, anuncia una potencia máxima de 300 CV y una cifra de par de 43 mkg a 4.000 rpm. Ha sido adaptado para este modelo de forma específica recibiendo mayor cilindrada y ha sido puesto a punto para ofrecer mayor estanqueidad.

También estará disponible un motor Diesel proveniente del Grupo PSA. Se trata del 2.7 V6 que acaba de estrenar el Jaguar S-Type, con sistema common rail de última generación y turbocompresor de geometría variable, que entrega 44 mkg a 1.900 rpm.

En ambos casos se anuncia un elevado nivel de prestaciones, siempre con tracción a las cuatro ruedas. En el caso de la variante de gasolina se encuentra asociada a una caja de cambios de seis relaciones de tipo “inteligente”, disponible en opción para el Diesel, que monte de serie una caja manual de seis marchas.

Para mejorar las aptitudes “off road” y facilitar una mayor comodidad a los ocupantes, se ha incluido un sistema de suspensión neumática independiente a las cuatro ruedas y con reglaje en altura. Cuenta con una característica adicional que mejora aún más el confort, pues se regula automáticamente para facilitar la entrada o salida del vehículo.

La estética del modelo es muy sencilla, con paneles lisos y una parte posterior sobreelevada, característica inicial del modelo original. La parte delantera recurre al frontal característico de la marca de los últimos tiempos y la parte posterior dispone de un portón con posibilidad de apertura en dos mitades.

Para facilitar la visión de los ocupantes de la segunda y tercera fila de asientos (opcional), cada una de éstas se encuentra un poco más elevada que la anterior (como en un estadio de fútbol). Las dos filas de asientos traseros se pliegan hacia delante dejando el suelo plano, lo que ofrece unas posibilidades de carga superiores.

Próximamente podrás contemplarlo de cerca en el salón de Madrid, aunque las versiones comercializables no estarán disponibles hasta el próximo otoño. Su precio estimado es de 43.900 euros.

Galería relacionada

Land Rover Discovery3

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...