Renault y Nissan quieren ser los terceros del mundo

La alianza entre Renault y Nissan ha colocado a este consorcio en el quinto fabricante a nivel mundial, pero el grupo es ambicioso y se ha marcado como objetivo la tercera posición.
-
Renault y Nissan quieren ser los terceros del mundo

Se han cumplido cinco años de la alianza entre Renault y Nissan y los resultados son bastante positivos, pero ambas compañías no quieren detenerse ahí. Se han marcado tres grandes objetivos en un texto que se ha distribuido a sus trabajadores.

El primero de ellos es “ser reconocida por los clientes como uno de los tres mejores grupos por la calidad y el atractivo de los productos y los servicios en cada región del mundo y en cada segmento de gama”.

El segundo es “colocarse entre los tres mejores grupos automovilísticos mundiales en las tecnologías clave”, de forma que cada uno de los socios sea líder en terrenos de excelencia específicos”. En este momento, las dos marcas controlan un 9,3 por ciento del mercado mundial con 5,3 millones de vehículos vendidos, lo que supone que el grupo se sitúe en quinta posición mundial, por detrás de General Motors, Ford, Toyota y DaimlerChrysler.

Como último gran objetivo está el de “conseguir de forma constante un resultado operativo que coloque la alianza entre los tres primeros grupos automovilísticos mundiales, debido a un margen operativo elevado y a un crecimiento sostenido”.

La alianza entre las dos automovilísticas no nació con demasiados apoyos en la industria. Pocos eran los que confiaban en este acuerdo cuando se firmó en 1999, ya que Renault tomaba posiciones en una compañía con 38.000 millones de dólares de deuda. Sin embargo, obtenía presencia en mercados como el estadounidense o el asiático, donde no estaba representado.

En esa operación el fabricante galo se hacía con el 36,8 por ciento de Nissan (más tarde alcanzaría el 44,4 por ciento), mientras que la marca japonesa pasaba a controlar el 15 por ciento de Renault.

Desde la puesta en marcha de la alianza, ambas marcas han desarrollado tres plataformas comunes, una para vehículos pequeños (que ha servido de base para el March/Micra de Nissan, para el Modus y para el sucesor del Clio de Renault), otra para los de tamaño medio (el Mégane II) y otra modular para sacar beneficios de componentes comunes o de compras conjuntas. De esta manera, se han intercambiado piezas y se han desarrollado mecánicas de forma conjunta.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...