Los párkings ya no podrán cobrar por hora o fracción

Un juzgado de Madrid dictó ayer una sentencia pionera en España en la que condena a los aparcamientos públicos a eliminar de sus condiciones generales de contratación la cláusula de pago por hora o fracción. Según el juez, “cobrar un solo segundo de más por el estacionamiento de un vehículo es ya un abuso para el consumidor”. Los usuarios temen ahora un alza de los precios.
-
Los párkings ya no podrán cobrar por hora o fracción
Los párkings ya no podrán cobrar por hora o fracción

A partir de hoy, cobrar, por ejemplo, dos horas por el estacionamiento de un coche durante una hora y diez minutos en un párking público “supone un abuso que lesiona los intereses del consumidor”. Así lo establece una sentencia dictada por el juzgado de Instrucción número 46 de Madrid, que condena a estos aparcamientos a eliminar sus cláusulas de pago “por hora o fracción”.

La decisión judicial establece que los párkings sólo podrán facturar por el tiempo exacto del uso del servicio. De esta forma, prohíbe la fijación del precio de la estancia por hora o fracción, ya que, en realidad “se está cobrando una hora completa, aunque el vehículo no permanece estacionado durante ese período”. Asimismo, el fallo condena también a las empresas demandadas a publicar la sentencia “en un periódico de los de mayor circulación en el territorio nacional”.

El juzgado, que estima así una demanda interpuesta por el Ministerio de Sanidad y Consumo, basa su resolución en que la actual cláusula de pago constituye una condición general de la contratación, incorporada a un contrato de adhesión, “para el que no cabe la negociación individual”. “Es notorio que el usuario no tiene la posibilidad de negociar la aplicación de la cláusula. De esta forma, no se entiende que se acepten unas condiciones establecidas en interés exclusivo del titular del aparcamiento y que supone un incremento del precio a pagar por el usuario”, asegura el dictamen.

La sentencia señala también que “la obligación del pago que supone esta tarifa para el consumidor no encuentra contraprestación alguna en la entidad prestadora del servicio, suponiendo un perjuicio patrimonial real al consumidor, que se ve obligado a pagar más de lo procedente”. El tribunal, no obstante, no entra a valorar si existe o no posibilidad de establecer un sistema de control del tiempo más ajustado, aunque sí asegura que “es evidente que es posible. El exceso en un segundo de más es mucho más tolerable y menos perjudicial para el consumidor que el exceso en una hora”.

El Instituto Nacional de Consumo, institución que interpuso la demanda, ha acogido con especial optimismo la publicación de la sentencia. La directora general del órgano, Pilar Fabregat, considera que “es un antecedente importante para aplicarlo a otros sectores con sistemas de tarificación un tanto cuestionables (como la telefonía)”.

Fabregat asegura que el fallo “viene a dar íntegramente la razón” a su organismo y confirma que en los próximos días se reunirá con los empresarios del sector de los aparcamientos públicos para, “con la sentencia y los argumentos en la mano”, negociar una solución que sea justa y adecuada para ambas partes.

Las asociaciones de consumidores, por su parte, también se han mostrado satisfechas por la decisión judicial, aunque muestran un cierto recelo en cuanto a la futura actuación de las empresas de aparcamientos. Carmen Breña, miembro del comité técnico de la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU), advierte a la Administración para que esté alerta e impida “acuerdos entre las entidades del sector para redondear al alza las tarifas”.

Mientras, la Asociación Española de Aparcamientos y Garajes (Aega) ha anunciado ya que piensa recurrir la sentencia, para lo que dispone de un plazo de cinco días. La patronal ha querido puntualizar que la decisión judicial hace referencia a siete empresas explotadoras de aparcamientos de titularidad privada, aunque reconoce que puede suponer un cambio total para los párkings, pues, a partir de ahora, deberán adecuar sus máquinas automáticas de pago al nuevo sistema de tarifas.

El Ayuntamiento de Barcelona ya adoptó en febrero del año 2002 la solución de cobrar a los clientes de su red propia de aparcamientos públicos por el tiempo más o menos real de estacionamiento de vehículos (en fracciones de 5 minutos). Fuera de aquella novedad quedaron casi la totalidad de los párkings públicos gestionados por empresas privadas en régimen de concesión, con los que el Consistorio lleva casi dos años negociando la aplicación de estas tarifas, sin acuerdo hasta la fecha.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...