Mitsubishi Colt

El nuevo Colt de Mitsubishi viene pisando fuerte. Su amplia gama de motorizaciones, su atractivo precio y un comportamiento dinámico más que correcto le posicionan como un modelo muy competitivo para un tipo de cliente que quiere algo más que un utilitario.
-
Mitsubishi Colt
Mitsubishi Colt

El Colt nace emparentado directamente con el nuevo Smart Forfour, con el que comparte motores y el 60 por ciento de sus elementos. También ambos poseen la misma plataforma, realizada por DaimlerChrysler específicamente para sus modelos pequeños y que cuenta con una distancia entre ejes notable (2,50 metros) y unas vías generosas (1,46 delante y 1,44 detrás).

Con ello, el pequeño de los Mitsubishi muestra un aplomo notable en todas las situaciones. Hemos tenido la oportunidad de conducir varias de las versiones disponibles (1.1 de 75 CV, 1.3 de 95 CV y el Diesel 1.5 Di-D de 95 CV) y en todos ellos la sensación del control sobre el vehículo fue excelente y su agilidad en zonas viradas, mayor de la esperada, algo que hay que atribuir en parte a la generosa monta de neumáticos de las unidades que condujimos (195 frente a 175 de ancho en 1.1 y 205 frente a 195 en 1.3 y 1.5 Di-D).

La carrocería, aunque alta, no oscila en curvas y el coche se comporta más como un utilitario que como un monovolumen. Las tres versiones se tienen muy bien en este tipo de trazados y las suspensiones mantienen un perfecto compromiso entre comodidad y dinamismo, siendo algo más firmes cuanto más potente es cada versión. También nos ha gustado en todos los Colt la dirección asistida electrónica, que ofrece precisión y mayor sensación de manejabilidad, y la palanca de cambios manual, que es de fácil inserción y bastante rápida en su manejo.

El Colt cuenta con una completa gama de mecánicas, un 1.1 de 75 CV (que llegará en julio), un 1.3 de 95 CV (mayo), un 1.5 de 109 CV (mayo), entre los propulsores de gasolina, y un 1.5 DI-D en dos variantes de potencia, 68 CV (que comenzará a venderse a principios de 2005) y 95 CV (agosto).

Incluso la versión menos potente, la 1.1 de 75 CV, se muestra capaz de mover los casi 1.000 kilogramos que pesa el conjunto con bastante desahogo. Si lo llevamos alto de vueltas, se vuelve excitante, aunque ya en el medio régimen nos da muestras de su potencial. Es algo ruidoso, aunque no demasiado si tenemos en cuenta que es tricilíndrico.

El 1.3 (95 CV, no lo olvidemos) cumple con creces con las necesidades del Colt y aporta una mayor capacidad para realizar desplazamientos largos. Curiosamente, es más ruidoso que el 1.1. Finalmente, el 1.5 DI-D de 95 CV nos ha parecido brillante, con el típico sonido de los motores de gasóleo sin que éste sea demasiado elevado. Es una motorización con nervio y con bastante par desde abajo, aunque tiene un rango de utilización algo escaso.

<

p>

Mitsubishi ha estructurado la gama Colt en tres acabados: Inform, Invite e Instyle. El primero es el más bajo de todos y cuenta de serie con ABS con repartidor electrónico de frenada, doble airbag frontal, ordenador de viaje, elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado con mando a distancia y dirección asistida. El Invite añade aire acondicionado, airbags laterales delanteros, radio CD, llantas de acero y mandos en el volante; mientras que el Instyle, el más lujoso, cuenta además, entre otros, con control de estabilidad y tracción, airbags de cortina, llantas de aleación y faros antiniebla.

Mitsubishi se ha granjeado una fama de marca solvente en la fabricación de todo terrenos, pero en la realización de turismos convencionales aún tiene mucho que demostrar, sobre todo en Europa. Ninguna de sus berlinas ha conseguido un respaldo notable entre los compradores del Viejo Continente. Mitsubishi siempre se ha asociado a modelos 4x4 y eso es lo que quieren cambiar en la marca japonesa. La primera piedra la ponen con la presentación de la nueva generación del Colt, un utilitario con hechuras de pequeño monovolumen que ya se vendió en el pasado en nuestro país con unos resultados más que discretos.

<

p> De aquí a 2007, la automovilística nipona pretende lanzar 14 nuevos automóviles que serán fruto de su creciente relación con la germano-estadounidense DaimlerChrysler, que posee un importante paquete accionarial de Mitsubishi.

<

p> Volviendo al Colt, los directivos de Mitsubishi le otorgan una importancia capital en nuestro mercado. Según desvelaron, se está realizando una formación específica a los concesionarios de la marca con el objetivo de “enseñar” a sus profesionales a vender mejor este tipo de producto, que no es habitual en la gama de modelos de la compañía. Los cálculos que maneja la filial española de Mitsubishi estiman que se venderán 3.000 unidades del Colt en este 2004 y que se alcanzarán las 4.500 en 2005; en el resto del mundo esa cifra se eleva hasta las 100.000 unidades. Con el tiempo, se añadirá a la gama una versión de tres puertas y un propulsor Diesel de acceso y no se descarta, además, la inclusión de una variante deportiva, sobre la base del modelo de 3 puertas, equipada con un propulsor turboalimentado de 1,5 litros y 150 CV.

El precio del Colt nos ha parecido bastante competitivo. Así, el más barato, el 1.1 Inform, cuesta 11.065 euros, que sumados a los 895 euros que vale el aire acondicionado (imprescindible), se nos queda en casi 12.000, un coste muy cercano (600 euros de diferencia) al de la versión equivalente con el motor 1.3. Aquí tienes el resto de los precios:

Versión
Precio (euros)
Potencia
Colt 1.1 12V Inform
11.065
75 CV
Colt 1.1 12V Invite
13.270
75 CV
Colt 1.3 16V Inform
11.715
95 CV
Colt 1.3 16V Invite
14.070
95 CV
Colt 1.5 16V Instyle
16.926
109 CV
Colt 1.5 16V Instyle Allshift
18.340
109 CV
Colt 1.5 DI-D Inform
14.685
95 CV
Colt 1.5 DI-D Invite
16.035
95 CV
Colt 1.5 DI-D Instyle
18.037
95 CV
Colt 1.5 DI-D Instyle Allshift
19.431
95 CV

El Colt nace emparentado directamente con el nuevo Smart Forfour, con el que comparte motores y el 60 por ciento de sus elementos. También ambos poseen la misma plataforma, realizada por DaimlerChrysler específicamente para sus modelos pequeños y que cuenta con una distancia entre ejes notable (2,50 metros) y unas vías generosas (1,46 delante y 1,44 detrás).

Con ello, el pequeño de los Mitsubishi muestra un aplomo notable en todas las situaciones. Hemos tenido la oportunidad de conducir varias de las versiones disponibles (1.1 de 75 CV, 1.3 de 95 CV y el Diesel 1.5 Di-D de 95 CV) y en todos ellos la sensación del control sobre el vehículo fue excelente y su agilidad en zonas viradas, mayor de la esperada, algo que hay que atribuir en parte a la generosa monta de neumáticos de las unidades que condujimos (195 frente a 175 de ancho en 1.1 y 205 frente a 195 en 1.3 y 1.5 Di-D).

La carrocería, aunque alta, no oscila en curvas y el coche se comporta más como un utilitario que como un monovolumen. Las tres versiones se tienen muy bien en este tipo de trazados y las suspensiones mantienen un perfecto compromiso entre comodidad y dinamismo, siendo algo más firmes cuanto más potente es cada versión. También nos ha gustado en todos los Colt la dirección asistida electrónica, que ofrece precisión y mayor sensación de manejabilidad, y la palanca de cambios manual, que es de fácil inserción y bastante rápida en su manejo.

El Colt cuenta con una completa gama de mecánicas, un 1.1 de 75 CV (que llegará en julio), un 1.3 de 95 CV (mayo), un 1.5 de 109 CV (mayo), entre los propulsores de gasolina, y un 1.5 DI-D en dos variantes de potencia, 68 CV (que comenzará a venderse a principios de 2005) y 95 CV (agosto).

Incluso la versión menos potente, la 1.1 de 75 CV, se muestra capaz de mover los casi 1.000 kilogramos que pesa el conjunto con bastante desahogo. Si lo llevamos alto de vueltas, se vuelve excitante, aunque ya en el medio régimen nos da muestras de su potencial. Es algo ruidoso, aunque no demasiado si tenemos en cuenta que es tricilíndrico.

El 1.3 (95 CV, no lo olvidemos) cumple con creces con las necesidades del Colt y aporta una mayor capacidad para realizar desplazamientos largos. Curiosamente, es más ruidoso que el 1.1. Finalmente, el 1.5 DI-D de 95 CV nos ha parecido brillante, con el típico sonido de los motores de gasóleo sin que éste sea demasiado elevado. Es una motorización con nervio y con bastante par desde abajo, aunque tiene un rango de utilización algo escaso.

<

p>

Mitsubishi ha estructurado la gama Colt en tres acabados: Inform, Invite e Instyle. El primero es el más bajo de todos y cuenta de serie con ABS con repartidor electrónico de frenada, doble airbag frontal, ordenador de viaje, elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado con mando a distancia y dirección asistida. El Invite añade aire acondicionado, airbags laterales delanteros, radio CD, llantas de acero y mandos en el volante; mientras que el Instyle, el más lujoso, cuenta además, entre otros, con control de estabilidad y tracción, airbags de cortina, llantas de aleación y faros antiniebla.

Mitsubishi se ha granjeado una fama de marca solvente en la fabricación de todo terrenos, pero en la realización de turismos convencionales aún tiene mucho que demostrar, sobre todo en Europa. Ninguna de sus berlinas ha conseguido un respaldo notable entre los compradores del Viejo Continente. Mitsubishi siempre se ha asociado a modelos 4x4 y eso es lo que quieren cambiar en la marca japonesa. La primera piedra la ponen con la presentación de la nueva generación del Colt, un utilitario con hechuras de pequeño monovolumen que ya se vendió en el pasado en nuestro país con unos resultados más que discretos.

<

p> De aquí a 2007, la automovilística nipona pretende lanzar 14 nuevos automóviles que serán fruto de su creciente relación con la germano-estadounidense DaimlerChrysler, que posee un importante paquete accionarial de Mitsubishi.

<

p> Volviendo al Colt, los directivos de Mitsubishi le otorgan una importancia capital en nuestro mercado. Según desvelaron, se está realizando una formación específica a los concesionarios de la marca con el objetivo de “enseñar” a sus profesionales a vender mejor este tipo de producto, que no es habitual en la gama de modelos de la compañía. Los cálculos que maneja la filial española de Mitsubishi estiman que se venderán 3.000 unidades del Colt en este 2004 y que se alcanzarán las 4.500 en 2005; en el resto del mundo esa cifra se eleva hasta las 100.000 unidades. Con el tiempo, se añadirá a la gama una versión de tres puertas y un propulsor Diesel de acceso y no se descarta, además, la inclusión de una variante deportiva, sobre la base del modelo de 3 puertas, equipada con un propulsor turboalimentado de 1,5 litros y 150 CV.

El precio del Colt nos ha parecido bastante competitivo. Así, el más barato, el 1.1 Inform, cuesta 11.065 euros, que sumados a los 895 euros que vale el aire acondicionado (imprescindible), se nos queda en casi 12.000, un coste muy cercano (600 euros de diferencia) al de la versión equivalente con el motor 1.3. Aquí tienes el resto de los precios:

Versión
Precio (euros)
Potencia
Colt 1.1 12V Inform
11.065
75 CV
Colt 1.1 12V Invite
13.270
75 CV
Colt 1.3 16V Inform
11.715
95 CV
Colt 1.3 16V Invite
14.070
95 CV
Colt 1.5 16V Instyle
16.926
109 CV
Colt 1.5 16V Instyle Allshift
18.340
109 CV
Colt 1.5 DI-D Inform
14.685
95 CV
Colt 1.5 DI-D Invite
16.035
95 CV
Colt 1.5 DI-D Instyle
18.037
95 CV
Colt 1.5 DI-D Instyle Allshift
19.431
95 CV

El Colt nace emparentado directamente con el nuevo Smart Forfour, con el que comparte motores y el 60 por ciento de sus elementos. También ambos poseen la misma plataforma, realizada por DaimlerChrysler específicamente para sus modelos pequeños y que cuenta con una distancia entre ejes notable (2,50 metros) y unas vías generosas (1,46 delante y 1,44 detrás).

Con ello, el pequeño de los Mitsubishi muestra un aplomo notable en todas las situaciones. Hemos tenido la oportunidad de conducir varias de las versiones disponibles (1.1 de 75 CV, 1.3 de 95 CV y el Diesel 1.5 Di-D de 95 CV) y en todos ellos la sensación del control sobre el vehículo fue excelente y su agilidad en zonas viradas, mayor de la esperada, algo que hay que atribuir en parte a la generosa monta de neumáticos de las unidades que condujimos (195 frente a 175 de ancho en 1.1 y 205 frente a 195 en 1.3 y 1.5 Di-D).

La carrocería, aunque alta, no oscila en curvas y el coche se comporta más como un utilitario que como un monovolumen. Las tres versiones se tienen muy bien en este tipo de trazados y las suspensiones mantienen un perfecto compromiso entre comodidad y dinamismo, siendo algo más firmes cuanto más potente es cada versión. También nos ha gustado en todos los Colt la dirección asistida electrónica, que ofrece precisión y mayor sensación de manejabilidad, y la palanca de cambios manual, que es de fácil inserción y bastante rápida en su manejo.

El Colt cuenta con una completa gama de mecánicas, un 1.1 de 75 CV (que llegará en julio), un 1.3 de 95 CV (mayo), un 1.5 de 109 CV (mayo), entre los propulsores de gasolina, y un 1.5 DI-D en dos variantes de potencia, 68 CV (que comenzará a venderse a principios de 2005) y 95 CV (agosto).

Incluso la versión menos potente, la 1.1 de 75 CV, se muestra capaz de mover los casi 1.000 kilogramos que pesa el conjunto con bastante desahogo. Si lo llevamos alto de vueltas, se vuelve excitante, aunque ya en el medio régimen nos da muestras de su potencial. Es algo ruidoso, aunque no demasiado si tenemos en cuenta que es tricilíndrico.

El 1.3 (95 CV, no lo olvidemos) cumple con creces con las necesidades del Colt y aporta una mayor capacidad para realizar desplazamientos largos. Curiosamente, es más ruidoso que el 1.1. Finalmente, el 1.5 DI-D de 95 CV nos ha parecido brillante, con el típico sonido de los motores de gasóleo sin que éste sea demasiado elevado. Es una motorización con nervio y con bastante par desde abajo, aunque tiene un rango de utilización algo escaso.

<

p>

Mitsubishi ha estructurado la gama Colt en tres acabados: Inform, Invite e Instyle. El primero es el más bajo de todos y cuenta de serie con ABS con repartidor electrónico de frenada, doble airbag frontal, ordenador de viaje, elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado con mando a distancia y dirección asistida. El Invite añade aire acondicionado, airbags laterales delanteros, radio CD, llantas de acero y mandos en el volante; mientras que el Instyle, el más lujoso, cuenta además, entre otros, con control de estabilidad y tracción, airbags de cortina, llantas de aleación y faros antiniebla.

Mitsubishi se ha granjeado una fama de marca solvente en la fabricación de todo terrenos, pero en la realización de turismos convencionales aún tiene mucho que demostrar, sobre todo en Europa. Ninguna de sus berlinas ha conseguido un respaldo notable entre los compradores del Viejo Continente. Mitsubishi siempre se ha asociado a modelos 4x4 y eso es lo que quieren cambiar en la marca japonesa. La primera piedra la ponen con la presentación de la nueva generación del Colt, un utilitario con hechuras de pequeño monovolumen que ya se vendió en el pasado en nuestro país con unos resultados más que discretos.

<

p> De aquí a 2007, la automovilística nipona pretende lanzar 14 nuevos automóviles que serán fruto de su creciente relación con la germano-estadounidense DaimlerChrysler, que posee un importante paquete accionarial de Mitsubishi.

<

p> Volviendo al Colt, los directivos de Mitsubishi le otorgan una importancia capital en nuestro mercado. Según desvelaron, se está realizando una formación específica a los concesionarios de la marca con el objetivo de “enseñar” a sus profesionales a vender mejor este tipo de producto, que no es habitual en la gama de modelos de la compañía. Los cálculos que maneja la filial española de Mitsubishi estiman que se venderán 3.000 unidades del Colt en este 2004 y que se alcanzarán las 4.500 en 2005; en el resto del mundo esa cifra se eleva hasta las 100.000 unidades. Con el tiempo, se añadirá a la gama una versión de tres puertas y un propulsor Diesel de acceso y no se descarta, además, la inclusión de una variante deportiva, sobre la base del modelo de 3 puertas, equipada con un propulsor turboalimentado de 1,5 litros y 150 CV.

El precio del Colt nos ha parecido bastante competitivo. Así, el más barato, el 1.1 Inform, cuesta 11.065 euros, que sumados a los 895 euros que vale el aire acondicionado (imprescindible), se nos queda en casi 12.000, un coste muy cercano (600 euros de diferencia) al de la versión equivalente con el motor 1.3. Aquí tienes el resto de los precios:

Versión
Precio (euros)
Potencia
Colt 1.1 12V Inform
11.065
75 CV
Colt 1.1 12V Invite
13.270
75 CV
Colt 1.3 16V Inform
11.715
95 CV
Colt 1.3 16V Invite
14.070
95 CV
Colt 1.5 16V Instyle
16.926
109 CV
Colt 1.5 16V Instyle Allshift
18.340
109 CV
Colt 1.5 DI-D Inform
14.685
95 CV
Colt 1.5 DI-D Invite
16.035
95 CV
Colt 1.5 DI-D Instyle
18.037
95 CV
Colt 1.5 DI-D Instyle Allshift
19.431
95 CV

El Colt nace emparentado directamente con el nuevo Smart Forfour, con el que comparte motores y el 60 por ciento de sus elementos. También ambos poseen la misma plataforma, realizada por DaimlerChrysler específicamente para sus modelos pequeños y que cuenta con una distancia entre ejes notable (2,50 metros) y unas vías generosas (1,46 delante y 1,44 detrás).

Con ello, el pequeño de los Mitsubishi muestra un aplomo notable en todas las situaciones. Hemos tenido la oportunidad de conducir varias de las versiones disponibles (1.1 de 75 CV, 1.3 de 95 CV y el Diesel 1.5 Di-D de 95 CV) y en todos ellos la sensación del control sobre el vehículo fue excelente y su agilidad en zonas viradas, mayor de la esperada, algo que hay que atribuir en parte a la generosa monta de neumáticos de las unidades que condujimos (195 frente a 175 de ancho en 1.1 y 205 frente a 195 en 1.3 y 1.5 Di-D).

La carrocería, aunque alta, no oscila en curvas y el coche se comporta más como un utilitario que como un monovolumen. Las tres versiones se tienen muy bien en este tipo de trazados y las suspensiones mantienen un perfecto compromiso entre comodidad y dinamismo, siendo algo más firmes cuanto más potente es cada versión. También nos ha gustado en todos los Colt la dirección asistida electrónica, que ofrece precisión y mayor sensación de manejabilidad, y la palanca de cambios manual, que es de fácil inserción y bastante rápida en su manejo.

El Colt cuenta con una completa gama de mecánicas, un 1.1 de 75 CV (que llegará en julio), un 1.3 de 95 CV (mayo), un 1.5 de 109 CV (mayo), entre los propulsores de gasolina, y un 1.5 DI-D en dos variantes de potencia, 68 CV (que comenzará a venderse a principios de 2005) y 95 CV (agosto).

Incluso la versión menos potente, la 1.1 de 75 CV, se muestra capaz de mover los casi 1.000 kilogramos que pesa el conjunto con bastante desahogo. Si lo llevamos alto de vueltas, se vuelve excitante, aunque ya en el medio régimen nos da muestras de su potencial. Es algo ruidoso, aunque no demasiado si tenemos en cuenta que es tricilíndrico.

El 1.3 (95 CV, no lo olvidemos) cumple con creces con las necesidades del Colt y aporta una mayor capacidad para realizar desplazamientos largos. Curiosamente, es más ruidoso que el 1.1. Finalmente, el 1.5 DI-D de 95 CV nos ha parecido brillante, con el típico sonido de los motores de gasóleo sin que éste sea demasiado elevado. Es una motorización con nervio y con bastante par desde abajo, aunque tiene un rango de utilización algo escaso.

<

p>

Mitsubishi ha estructurado la gama Colt en tres acabados: Inform, Invite e Instyle. El primero es el más bajo de todos y cuenta de serie con ABS con repartidor electrónico de frenada, doble airbag frontal, ordenador de viaje, elevalunas eléctricos delanteros, cierre centralizado con mando a distancia y dirección asistida. El Invite añade aire acondicionado, airbags laterales delanteros, radio CD, llantas de acero y mandos en el volante; mientras que el Instyle, el más lujoso, cuenta además, entre otros, con control de estabilidad y tracción, airbags de cortina, llantas de aleación y faros antiniebla.

Mitsubishi se ha granjeado una fama de marca solvente en la fabricación de todo terrenos, pero en la realización de turismos convencionales aún tiene mucho que demostrar, sobre todo en Europa. Ninguna de sus berlinas ha conseguido un respaldo notable entre los compradores del Viejo Continente. Mitsubishi siempre se ha asociado a modelos 4x4 y eso es lo que quieren cambiar en la marca japonesa. La primera piedra la ponen con la presentación de la nueva generación del Colt, un utilitario con hechuras de pequeño monovolumen que ya se vendió en el pasado en nuestro país con unos resultados más que discretos.

<

p> De aquí a 2007, la automovilística nipona pretende lanzar 14 nuevos automóviles que serán fruto de su creciente relación con la germano-estadounidense DaimlerChrysler, que posee un importante paquete accionarial de Mitsubishi.

<

p> Volviendo al Colt, los directivos de Mitsubishi le otorgan una importancia capital en nuestro mercado. Según desvelaron, se está realizando una formación específica a los concesionarios de la marca con el objetivo de “enseñar” a sus profesionales a vender mejor este tipo de producto, que no es habitual en la gama de modelos de la compañía. Los cálculos que maneja la filial española de Mitsubishi estiman que se venderán 3.000 unidades del Colt en este 2004 y que se alcanzarán las 4.500 en 2005; en el resto del mundo esa cifra se eleva hasta las 100.000 unidades. Con el tiempo, se añadirá a la gama una versión de tres puertas y un propulsor Diesel de acceso y no se descarta, además, la inclusión de una variante deportiva, sobre la base del modelo de 3 puertas, equipada con un propulsor turboalimentado de 1,5 litros y 150 CV.

El precio del Colt nos ha parecido bastante competitivo. Así, el más barato, el 1.1 Inform, cuesta 11.065 euros, que sumados a los 895 euros que vale el aire acondicionado (imprescindible), se nos queda en casi 12.000, un coste muy cercano (600 euros de diferencia) al de la versión equivalente con el motor 1.3. Aquí tienes el resto de los precios:

Versión
Precio (euros)
Potencia
Colt 1.1 12V Inform
11.065
75 CV
Colt 1.1 12V Invite
13.270
75 CV
Colt 1.3 16V Inform
11.715
95 CV
Colt 1.3 16V Invite
14.070
95 CV
Colt 1.5 16V Instyle
16.926
109 CV
Colt 1.5 16V Instyle Allshift
18.340
109 CV
Colt 1.5 DI-D Inform
14.685
95 CV
Colt 1.5 DI-D Invite
16.035
95 CV
Colt 1.5 DI-D Instyle
18.037
95 CV
Colt 1.5 DI-D Instyle Allshift
19.431
95 CV

Galería relacionada

Mitsubishi Colt

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...