La campaña más dura en materia de tráfico

Se llama Jacqueline Suburido y su rostro se puede ver en cualquier rincón de EE.UU. Es la campaña más polémica hasta ahora utilizada para reducir los accidentes de circulación.
Autopista -
La campaña más dura en materia de tráfico
La campaña más dura en materia de tráfico

“Abróchate a la vida” en 2004; “No dejes que te echen de menos” en 2003; “Vive y deja vivir” en 2002... Estos son los últimos eslóganes utilizados por la DGT en España para apelar a la conciencia de los conductores. Sin embargo, las campañas de tráfico en otros países están dando un giro radical: se impone la mano dura.

En Reino Unido, por ejemplo, reproducen los vídeos grabados por la policía en donde se muestra los controles de alcoholemia realizados a conductores embriagados. Hacen tonterías, se caen, intentan huir... Todo para finalizar con un duro “¿Quién ríe ahora?”.

En Nueva Zelanda van más lejos. Una mujer está bebiendo con otra amiga. Luego se ve cómo otra mujer embarazada coloca a un bebé en su sillita dentro de un coche. Se produce un accidente y la mujer grita “mi bebé”. La tranquilizan sobre el estado del niño, pero luego advierten que se refería a su futuro hijo.

En Francia, una familia desayuna y, al salir de casa, en vez de coger el coche, se sientan en el borde del balcón. De repente, suena un frenazo y caen desde un cuarto piso... Una voz en off informa que “ir sin cinturón a 50 km/h es como caer desde esa altura”. Al final, se pueden ver los cuerpos inmóviles en el suelo.

Hace unos días, en precampaña electoral, el Ministerio de Trabajo lanzó unos anuncios sobre la creación de empleo en nuestro país.

La polémica saltó porque se realizaban en un momento inoportuno, pero además sirvió para comprobar cuánto dinero destina el Gobierno a las diferentes campañas.

Ésa, en concreto, había recibido 22,2 millones de euros. La DGT por una en la que se recuerda el uso del cinturón de seguridad sólo tuvo una inversión de 16,8 millones de euros.

“El espectador está saturado de crudeza. El dramatismo sólo se puede usar dejándolo un tiempo para luego insistir”, reconoce Luis López de Ochoa, de la agencia Lowe a la Revista Tráfico de la DGT.

Cuarenta años en campaña.
Frases que ya son parte de nuestros refranes, imágenes amables, dibujos entrañables... Poco tiene que ver las antiguas campañas de la DGT con las actuales. No te pierdas este recorrido por sus campañas más recordadas.

“Esta soy yo después de haber sido atropellada por un conductor ebrio”. Con esta frase y con el rostro de Jacqueline Suburido, acaba uno de los spot más polémicos que se han emitido en los últimos años en la televisión estadounidense.

En español y en inglés, esta joven venezolana explica cómo ocurrió el accidente que cambió su vida, mientras que se puede comprobar en imágenes cómo su rostro ha quedado trasfigurado.

En 1999, tuvo un accidente de tráfico con el futbolista Reggie Stephey, que conducía bebido y se llevó por delante su automóvil.

Tras el accidente, la joven tuvo que pasar 40 veces por el quirófano, ya que sufrió graves quemaduras y perdió el pelo, las orejas, la nariz, el párpado izquierdo y gran parte de la visión.

La campaña está realizada por la agencia Austin y costó 500.000 dólares (41.230 euros). Cuenta con el apoyo del Departamento de Salud Pública de Austin (Tejas) y con el de la asociación “Madres en contra de la conducción en estado de ebriedad”. Se destina a un público joven, de entre 21 y 34 años.

Galería relacionada

Campaña

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...