Una imprudencia, clave en la tragedia de Algar

La seguridad de los rallies vuelve a estar entre interrogantes. Ayer, un niño de 4 años falleció en la provincia de Cádiz, mientras presenciaba el Rally Subida a Algar. El suceso se produjo cuando uno de los participantes de la prueba se salió de la calzada atropellando a parte del público. Una imprudencia parece ser, esta vez, la clave de un dramático accidente.
-
Una imprudencia, clave en la tragedia de Algar

El comportamiento del público juega un papel fundamental en la seguridad de los rallies. A pesar de que todas pruebas de esta modalidad deportiva, bien sean regionales o nacionales, tienen que cumplir con unas determinadas medidas de seguridad, éstas no siempre garantizan la inexistencia de peligro para los espectadores. En última instancia, el público es quien elige el lugar desde donde divisar el recorrido, sin que, en muchas ocasiones, la organización pueda atajar esta conducta.

En principio, según las primeras informaciones, el Rally Subida a Algar, celebrado este domingo en la provincia de Cádiz, cumplía con todos los requisitos en materia de seguridad. En toda prueba, los tramos se recorren previamente a la salida de los participantes con el fin de comprobar que están correctamente cerrados al tráfico. En los caminos poco transitados, se aposta un comisario con radio, mientras que en los senderos o vías de paso poco frecuente se coloca una cinta, con el fin de que existan signos visuales que indiquen el cierre de la carretera y la prohibición de circular por ella. Estas cintas también se utilizan para señalizar las zonas de riesgo y evitar que el público se coloque en ellas, como la parte interior y exterior de las curvas y los sitios donde los márgenes de la carretera son estrechos.

Precisamente, en uno de estos trazados es donde se produjo ayer el dramático accidente. El piloto Juan de Dios Gómez realizaba el recorrido cuando, en la salida de una curva bastante peligrosa, perdió el control de su vehículo y acabó arrollando a un grupo de espectadores que jamás debían haber estado en el exterior de ese trazado.

Como consecuencia del atropello, un niño de tan sólo 4 años perdía la vida, mientras que otras tres personas resultaban heridas muy graves e ingresadas en el centro hospitalario más próximo, en la localidad de Villamartín (Cádiz).

Inmediatamente, la Federación Andaluza de Automovilismo emitió un comunicado en el que anunciaba la anulación de la prueba disputada en la serranía gaditana. Por el momento, esta institución ha declinado hacer declaraciones sobre la responsabilidad del siniestro, por lo que se ha limitado a asegurar que “los servicios de evacuación y primeros auxilios que se encontraban cubriendo la prueba actuaron con toda la celeridad que el hecho requería”.

Desgraciadamente, no es este el único suceso ocurrido durante la celebración de un rally en España. Hace ahora dos años, otro niño de 11 años perdió la vida en un accidente similar ocurrido mientras presenciaba el Rally de Fuenlabrada. Si quieres conocer las normas de seguridad que deben cumplir público y organización durante la celebración de este tipo de competiciones, pincha en el reportaje que te ofrecemos al lado.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...