El coche compartido, aún en pañales en España

La falta de concienciación social y el escaso apoyo de las instituciones públicas son los principales problemas para que el sistema de coche compartido no triunfe en España, según la Unión Europea.
-
El coche compartido, aún en pañales en España

El sistema de coche compartido (el Car Sharing), del que ya te hemos hablado en Autopista Online, no está aún muy desarrollado en nuestro país, aunque no podemos decir lo mismo de algunas regiones de otros estados europeos.

Este es el caso de una veintena de ciudades europeas, entre las que se encuentran Bremen (Alemania), Génova, Palermo y Turín (Italia), dos barrios de Londres (Reino Unido), Estocolmo (Suecia) y Lovaina, Namur y Bruselas (en Bélgica).

¿Cuál es la razón por la que este tipo de iniciativas no tiene tan buena acogida en nuestro país? La respuesta, según los expertos, hay que buscarla principalmente en el carácter cultural. Los países del norte de Europa suelen tener una mayor concienciación medioambiental que los situados a la vera del Mediterráneo. Es también notable la importancia que tiene en determinados pueblos el automóvil, símbolo social de distinción, modernidad y de poder.

Otra de las causas de la escasa implantación del Car Sharing en España es el poco apoyo tanto promocional como económico que le han dado las instituciones públicas. En otros países, muchas de las empresas que gestionan este servicio cuentan con subvenciones y es notorio el respaldo que se brinda a las mismas.

El usuario, que cuenta con una tarjeta de socio, alquila los servicios de la empresa que le pone a su disposición, en menos de 10 minutos, un coche aparcado cerca de su domicilio. Gracias a su tarjeta, el cliente abre el coche y cuando termina de utilizarlo, lo aparca en alguno de los numerosos párkings con los que cuenta la compañía. Las tarifas, no muy elevadas, se cargan directamente en la cuenta del usuario.

La Unión Europea sí que ha dado muestras de apoyar este tipo de iniciativas a través del programa Moses (servicios de movilidad para la sostenibilidad urbana), mientras que el Parlamento Europeo ha realizado un estudio pormenorizado de las ventajas y desventajas de este tipo de iniciativas. Entre las últimas, hay que señalar la falta de concienciación social y de inversiones.

Los beneficios del coche compartido son, según este organismo comunitario, enormes, tanto de índole económico como medioambiental. Usar el sistema de Car-sharing resulta más barato al usuario que mantener un coche propio, aparte de la innegable ventaja de contar con un vehículo nuevo y puesto a punto constantemente.

La contaminación, al contar con un renovado parque de coches, es menor que la que pueden emitir modelos más veteranos. Y otro gran valor es el de la tranquilidad de contar con un coche cuando lo desees y no tener que recorrer kilómetros y kilómetros para aparcarlo, ya que cuentan con párkings específicos salpicados por toda la ciudad.

Si quieres saber más sobre el Car Sharing, no dejes de consultar nuestro reportaje sobre la problemática del aparcamiento.

El Car Sharing comenzará a funcionar en Barcelona en mayo, coincidiendo con el Fórum 2004. Arrancará con una flota de 100 vehículos, pero –según sus proyectos-, cuando la empresa gane peso, irá incorporando más coches, preferentemente híbridos o eléctricos.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...